Un tejido de punto, climático y retardante de la llama

Un tejedor portugués especializado en telas de punto ha lanzado un nuevo tejido FR (retardante de la llama) con una mezcla de fibras, modacrílica FR y viscosa con regulación climática de cambio de fase.

El nuevo tejido cumple la norma Oeko-Tex 100 y está certificado por la norma europea EN ISO 14116 Index 3. Esta norma internacional especifica los requisitos de rendimiento para los materiales cuyas propiedades limitan la propagación de las llamas, así como de las confecciones hechas con los mismos, y la ropa de protección, a fin de reducir las posibilidades de que una prenda arda y constituya en sí misma un riesgo. También se especifican otros requisitos adicionales para la indumentaria. La ropa de protección conforme con estas normas pretende proteger a los trabajadores contra los contactos ocasionales y breves con pequeñas llamas, en circunstancias en las que no hay un riesgo significativo de calor.

La modacrílica modificada que se emplea ha sido diseñada especialmente para ropa de trabajo y aplicaciones industriales, combinando suavidad, ligereza, buena mano, y retardo de las llamas. Esto se debe a la adición de los retardantes de la llama durante la fase de copolimerización, por lo que se incrustan en la estructura molecular y, así, sus propiedades son permanentes, resistiendo el uso y los lavados.

Funciona liberando cantidades mínimas de gases inertes incombustibles, que sellan la superficie del tejido y eliminan la presencia de oxígeno, necesario para cualquier combustión.

La mezcla de esta modacrílica con una celulósica climática (viscosa con materiales de cambio de fase) aumenta además el confort del usuario, reduciendo el sobrecalentamiento del usuario.

Las fibras implicadas son Mac Protex y CV Outlast, mezcladas al 60/40%.


[Publicado en TEXTIL EXPRES Suplemento 194 – Mayo 2011].