Inditex, En vísperas de una revolución conceptual

TEXTIL EXPRES - EXTRA NUMERO 200

 

Retail Textil Confección
Pablo Isla, presidente de Inditex.

 


  • Hacia una Zara más elegante y más boutique

El que sería fundador del mayor imperio de distribución de moda conocido hasta ahora, el español Amancio Ortega Gaona, se inició en el comercio textil, a un nivel muy modesto, en 1963. En 1975 creó la sociedad Goasam, que durante algún tiempo sería la matriz de sus actividades, y abrió el primer establecimiento Zara en La Coruña. Hasta 1982 no se movió de Galicia. En 1985 era ya un grupo con siete empresas confeccionistas, 43 establecimientos comerciales y una facturación de 14.600 millones de pesetas. Entonces fichó a un ejecutivo profesional, José María Castellano Ríos, que sería la mano derecha de Ortega y el planificador estratégico del grupo, primero como director general y luego como consejero delegado.

En 1987 presentó cuentas propias por primera vez Inditex, S.A., que se convertiría en matriz del grupo. En 1990, la cifra de negocios del conjunto fue de 76.716 millones de ptas., con unos recursos propios de 10.574 millones, 3.000 empleados y una red de 90 tiendas en España y seis en el extranjero (4 en Portugal y 2 en Francia, el comienzo de su aventura exterior). En noviembre del año 2000, cuando Textil Exprés publicó su número 100, alcanzaba los 440.000 millones en ventas, tenía unos recursos propios de 148.600 millones y abría en Londres la tienda número 1.000. Entonces contaba con cinco cadenas o enseñas. Ésa había sido su primera década espectacular.

En la primavera de 2001 tuvo lugar la salida de Inditex a Bolsa. El éxito de esta operación convirtió inmediatamente a Ortega, que era presidente y primer accionista, en el primer billonario (en pesetas) de la historia de España. En 2006, su imperio contaba con 3.000 tiendas, y en el 2010 alcanzó las 5.000. La facturación rebasó en este ejercicio los 12.000 millones de euros. Desde mayo anterior, era consejero delegado el protagonista de un nuevo fichaje exterior: Pablo Isla. José María Castellano había sido promovido a vicepresidente ejecutivo, pero el funcionamiento del tándem era difícil, y en septiembre abandonó el grupo al que había servido durante veinte años. Isla asumió toda la gestión (siempre con Ortega en la presidencia).

En febrero de 2011, el propio Ortega causó una gran sorpresa al anunciar, con ocasión de presentar el avance de las cuentas del año anterior, que abandonaría la presidencia del grupo en julio siguiente, cuando se celebrara la Asamblea anual, anunciando ya que propondría como nuevo presidente con todos los poderes al vicepresidente Pablo Isla. Como así sucedió.

A comienzos de marzo de 2012, Isla ha presentado el balance de un nuevo año fiscal, con 13.800 millones de euros de facturación, 1.900 de beneficios, y 45.000 millones de capitalización bursátil; anunciando que este año se propone rebasar las 6.000 tiendas en el mundo. Liderazgo total en su sector. Y entre tanto, la revista «Forbes» ha proclamado a Amancio Ortega como el quinto multimillonario de la Tierra.

El propio Isla se ha convertido, por otra parte, en el ejecutivo mejor pagado de la historia de España, con una retribución de más de 20 millones de euros por el último ejercicio.

 

CUADnaranjaY ahora, encarando un nuevo futuro. Al mismo tiempo que se anunciaban estos hechos económicos tan espectaculares, Inditex era por otra parte motivo de triunfales acontecimientos que nunca hasta ahora habían sido celebrados de una manera especial. La vida de Amancio Ortega ha discurrido siempre en medio de la discreción más absoluta; por lo general, nunca se sabe dónde está. Pero incluso el desarrollo de sus negocios, aparte de ser de una evidencia física inevitable, nunca ha dado lugar a celebraciones de ningún tipo. Se inauguran nuevas tiendas sin festejarlo.

Excepto ahora, pues la apertura de un nuevo megastore de Zara en Nueva York fue un gran acontecimiento informativo y social, con la presencia de una multitud de medios de comunicación. Ortega no estaba, al menos de una forma visible. Pero Isla y otros altos ejecutivos no sólo estaban, sino que prodigaron su presencia.

El edificio lo merecía: rascacielos número 666 de la V Avenida, en el cruce con la calle 52, a poca distancia del MoMa, del Rockefeller Center y de la catedral de San Patricio. La inauguración tuvo lugar el 14 de marzo, pero la presentación en sociedad duró varios días. El establecimiento tiene más de 3.000 m2, y el precio para hacerse con él fue de 232 millones de euros.

Pero, si el edificio y la tienda son formidables, el ambiente que se le ha dado, con un estilo absolutamente inédito para los puntos de venta de Inditex, no lo es menos. El propio Isla ha dicho a los medios:

 


Sigue. Para ver este artículo íntegro, y otros del número EXTRA 200 de Textil Exprés, en su formato digital íntegro, con todas las ilustraciones, tablas y gráficos, pulse en alguno de los siguiente enlaces.

 

Si es usted suscriptor de TEXTIL EXPRES pulse en el siguiente enlace de Sumarios Premium (deberá facilitar sus datos de usuario y contraseña). Sólo hasta el 30 de Julio.

 

TEXTIL EXPRES 200 EXTRA Premium

 

Si no es usted suscriptor, pulse en este enlace (algunos contenidos están reservados sólo a la versión para suscriptores).

 

TEXTIL EXPRES 200 EXTRA abreviado

 

Si desea información sobre cómo suscribirse a TEXTIL EXPRES, consulte al Tf. 934537938 o utilice el formulario de contacto por email

 

 


[Publicado en TEXTIL EXPRES Suplemento 200 — marzo-abril 2012 ].


[Textil Exprés publica informaciones profesionales del textil-moda, algunas en abierto, otras sólo para Suscriptores ORO (de pago). Para un seguimiento completo de la actualidad del sector, hágase miembro del Club ORO de Textil Exprés, sólo para profesionales. Para suscribirse, envíe una solicitud clicando aquí].