El preámbulo del Fad y el núcleo esencial del 080

El décimo 080 Fashion Barcelona, iniciado el 10 de julio, estuvo precedido el día 9 por la plataforma Modafad de diseñadores emergentes surgidos de las escuelas barcelonesas de diseño, con adjudicación del 33 premio Fad Modafad Projecte T, y la segunda edición de FadFest, en la sala Ocaña de la Plaza Real. El premio Modafad de Oro fue para Paula Boada, estudiante de la Escuela Felicidad Duce. También se presentaba la «ópera prima» de la nueva diseñadora Ana Balboa, que fue ganadora de la «best fashion» en 2011.

El programa del 080 propiamente dicho empezó el día 10, en el Palacio de Pedralbes, con los siguientes desfiles: colección de Miranda Makaroff para la marca de su madre Lydia Delgado, en la tienda que comparten ambas, a las 14.00; Miriam Ponsa, a las 16.30; Brain & Beast, a las 18.00; y Juan Pedro López, a las 19.00.

El día 11 fue el de Schipper/Arques, a las 11.00; Gori de Palma, a las 12.00; Who, a las 13.00; Toni Francesc, a las 14.00; Celia Vera, a las 16.00; Guillermina Baeza, retornada, al cabo de doce años, del baño a la corsetería, a las 17.00; y Manuel Bolaño, a las 18.00.

El día 12, el de Sur (Laura Figueras, que antes firmaba como Bambi by Laura), a las 11.00; Yolan Cris, a las 12.00; Siki Im, a las 13.00; Justicia Ruano, a las 14.00; Lurdes Bergada & Syngman Cucala, a las 16.00; la firma Martínez Lierah, a las 17.00; y Alexis Reyna, a las 18,30 (premiado de la anterior convocatoria, que hizo un desfile con música propia autointerpretada).

Entre estos dos últimos pases se adjudicó el premio de la edición verano 2012 (20.000 euros), que fue para el dúo formado por Martínez Lierah, prácticamente último interviniente (ya que el último podía considerarse fuera de concurso): Arturo Martínez y Daniel Lierah, afincados en París, y que decidieron asociar sus apellidos, estaban visiblemente desconcertados por el éxito, acogido con un tímido aplauso de un público predominantemente formado por blogueros, a su vez desconcertados. Su colección se llamaba «Sardonius».

Martínez, alicantino de Elda, y Lierah, oriundo de Méjico, se conocieron en la escuela barcelonesa Duce, y prosiguieron sus estudios juntos en el Instituto de la Moda de París; tenían un interés inicial común por el calzado pero, al terminar su vida académica en el 2010, abrieron un taller de moda femenina en la capital francesa.

El presupuesto público de esta edición cubría el 70% del gasto total del evento, cuyo importe se había reducido a 1.015.000 euros, un 40% menos que en la anterior convocatoria. Los diseñadores independientes han tenido que pagar 1.300 euros para poder desfilar (muchos habituales de convocatorias anteriores han desaparecido del programa); las marcas comerciales de participación institucional, 3.400; las consagradas en el gran mercado, todo el gasto de desfile y fiesta (entre 30.000 y 50.000 euros). La aportación de los patrocinadores creció un 53%.

Los representantes del gran mercado fueron tres. A las 21 horas del día 10 hubo desfile y verbena de la firma Desigual. A las 20.30 del día 11, también doble evento de la firma Mango. A las 20.30 del día 12, pase y fiesta de la marca TCN.

Mercedes Benz ofreció una fiesta en la noche del día 12. Se dijo que la firma automovilística alemana estudiaba la posibilidad de establecer un patrocinio Mercedes Benz-080 Barcelona semejante al organizado en torno a Cibeles en Madrid.

En cuanto a la colaboración institucional de las empresas de moda vertebradas en la Asociación Clúster Textil Moda de Cataluña, ACTM, articulada en la operación 080 360º Barcelona Fashion Brands, comprendió cuatro exhibiciones de moda: el día 13, jornada de cierre: Cris Zarel y Punto Blanco, 11.00 horas; Naulover y Aldomartins, 12.00; Yerse y Escorpión, 13.30; y Bóboli y Cóndor (moda infantil), 16.00. En este programa se intercaló una master class de Miguel Adrover a las 12.30 h.

Tres de los desfiles de ACTM proporcionaron la ocasión de llevar a la práctica los primeros casos de cooperación real, en el terreno creativo, entre firmas industriales y diseñadores independientes. Así, la empresa Cris Zarel incorporó creaciones de Montse Liarte; Punto Blanco, de Jan i Ú Més; y Escorpión, de Serguei Povaguin.

Estos eventos dieron lugar también a la celebración de un encuentro en la capital catalana entre directivos de la ACTM y de la Asociación de Creadores de la Moda de España (ACME), encabezados por sus respectivos presidentes, Roser Ramos y Modesto Lomba, firmando un convenio de colaboración para el desarrollo de proyectos comunes tendentes a la proyección de la marca España en los mercados internacionales. Nunca antes se había tomado una iniciativa conjunta de este tipo.


[Publicado en TEXTIL EXPRES Suplemento 202 — septiembre 2012 ].


[Textil Exprés publica informaciones profesionales del textil-moda, algunas en abierto, otras sólo para Suscriptores ORO (de pago). Para un seguimiento completo de la actualidad del sector, hágase miembro del Club ORO de Textil Exprés, sólo para profesionales. Para suscribirse, envíe una solicitud clicando aquí].