Parece que Textilhogar encontró su encaje en Hábitat

Durante la segunda mitad del siglo pasado, la Feria de Valencia tuvo un nutrido calendario de certámenes monográficos que se correspondían con la diversidad industrial de la economía productiva de aquella Comunidad; a veces complementarios entre sí porque cubrían vertientes paralelas de un mismo universo de consumo (por ejemplo, el hogar: cerámica, mueble, iluminación, cortinajes…), pero con entidad económica para ser autosuficientes por separado.

Cambios estructurales en el funcionamiento del sistema económico generaron grandes mutaciones en la política ferial. Muchos salones monográficos de personalidad reconocida se mostraron inviables en términos de coste/rendimiento; entre ellos el salón de textiles para el hogar, Textilhogar, muy significativo en el panorama valenciano y con cuatro décadas de brillante ejecutoria. La crisis financiera de la primera década de los 2000 acentuó el problema, y hubo que hacer fusiones y simplificar estructuras, buscando la complementariedad entre mercados que ya no eran autosuficientes para mantener sus convocatorias individuales.

En el intento de recomponer la actividad sobre menos certámenes, más sólidos, aglutinados en torno de especialidades faro, la Feria de Valencia diseñó una constelación cuyo tronco central era el sector del mueble (que, dentro de las circunstancias, se había mantenido fuerte), y en cuya periferia podían acomodarse todos los que eran complementarios en el ámbito doméstico. Así nació el certamen plural Hábitat.

Desde el principio se pensó que uno de sus posibles compartimentos idóneos fuese el de los textiles para el hogar, reimplantando ahí un Textilhogar reconvertido, pero en los primeros intentos no se dio con una fórmula que resultara bastante satisfactoria para el sector concernido. En este sentido, la edición de 2011 fue del todo frustrante.

 

CUADnaranjaLa implicación de Ateval, factor determinante. Tras esa decepción, pareció que los responsables del certamen desistían de intentar nuevas fórmulas de enganche para un sector tan poco motivado. Cuando se puso en marcha la campaña de promoción, a la altura de marzo, parecía que los textiles para el hogar no iban a formar parte del juego.

Sin embargo, justo entonces se produjo una novedad que sería muy importante: la patronal del textil valenciano, Ateval, decidió apoyar plenamente y de una forma muy activa —incluso interviniendo en el diseño del propio territorio— el montaje de un sector de Textil Hogar (al parecer se decidió llamarlo así, con dos palabras, y no Textilhogar como era en el pasado) y promover la participación.

Más tarde, a la vista del trabajo realizado, el propio servicio de prensa de la entidad ferial diría: «Textil Hogar es el mejor exponente de la calidad, la creatividad y la innovación de la industria textil española. Los fabricantes han apostado por Feria Hábitat Valencia para mostrar un completo escaparate, que se divide en tres zonas de exposición: Editores Textiles, Tapicería y Decoración, Lencería de Hogar y Alfombras». Junto a esa zona, en el pabellón 1 de Feria Valencia, estaba ubicado el «Espacio de Tendencias», montado con la colaboración de las empresas expositoras.

La feria discurrió del 18 al 22 de septiembre. Durante su propio desarrollo, portavoces de los empresarios textiles declararon que, en el área de networking que se había habilitado en su espacio, estaban desarrollando una nutrida agenda de reuniones con compradores profesionales procedentes de mercados exteriores, incluso del área de «Contract», que este año fue muy interesante.

La Feria había invitado a personalidades del mundo inmobiliario iberoamericano (arquitectos, interioristas, promotores), entre ellos Samuel Grynberg, «product manager» de textil hotelero en Méjico, que mantuvo una charla con los empresarios españoles sobre las oportunidades y riesgos que ofrece su país.

El 19 de septiembre, el Instituto Tecnológico Textil Aitex, de Alcoy, presentó un interesante informe sobre los trabajos del «Observatorio de Tendencias del Hábitat», con un avance de los datos que serán publicados a final de año en el «Monográfico 2.2».

 

CUADnaranjaEn 2013, la edición número 50. Al año que viene se le va a dar un sentido de efemérides muy especial. La Feria Hábitat Valencia va a ser la número 50. Se cumplirán los cincuenta años de la creación de la primera feria del mueble que hubo en España, y que fue justamente la de Valencia, de modo que se va a recuperar la continuidad cronológica, considerando a Hábitat como la continuadora natural de aquélla. Tendrá lugar del 17 al 20 de septiembre de 2013.


[Publicado en TEXTIL EXPRES Suplemento 203 — octubre 2012 ].


[Textil Exprés publica informaciones profesionales del textil-moda, algunas en abierto, otras sólo para Suscriptores ORO (de pago). Para un seguimiento completo de la actualidad del sector, hágase miembro del Club ORO de Textil Exprés, sólo para profesionales. Para suscribirse, envíe una solicitud clicando aquí].

En el mismo número de TEXTIL EXPRES Revista