Personalización y Seguridad, vectores del crecimiento de los Textiles en Automoción.

En un coche típico de tamaño medio, se prevé que el uso de textiles alcance los 35 Kg. en los próximos cinco años, según un informe publicado en el último número de «Technical Textile Markets», de Textiles Intelligence Limited, bajo el título «Customization and Safety Provide New Potential for Automotive Textiles».

Los automóviles del futuro no sólo serán más seguros, sino estéticamente más agradables y con más estilo. Se ve gran potencial en la personalización de los interiores, como ha podido verse en prototipos diseñados de forma independiente por Volvo en Suecia y por el proveedor francés de sistemas Faurecia.

El coche Forfour de Smart, desarrollado por Johnson Controls, con el primer tablero cubierto con textil, disponible en cinco colores, es presumiblemente el precursor de estas ideas. El Peugeot 1007, lanzado en 2005, va un paso más allá y permite a los usuarios especificar los colores de los elementos de la decoración interior. Y el coche prototipo YCC, diseñado por un equipo formado sólo por mujeres ingenieras y diseñadoras de Volvo, ofrece una paleta de características de diseño innovador y personalizado.

Según los estudios de mercado, las mujeres son los clientes más exigentes: desean lo mismo que los hombres en cuanto a rendimiento, prestigio y estilo, pero quieren además que sus vehículos ofrezcan soluciones de almacenamiento, que sea fácil entrar y salir de ellos, que presenten buena visibilidad, que requieran un mantenimiento mínimo y que sean fáciles de aparcar... y que el coche pueda personalizarse para adecuarlo a su gusto individual y su sentido de la moda. El prototipo Happy Attitude de Faurecia se inspira en el concepto de la personalización industrial («mass customization») del mundo de la moda, y hace un uso más amplio de los tejidos para ofrecer múltiples variantes en cada modelo.

Para mantener bajos los costes, los fabricantes de automóviles estandarizan las partes invisibles de diversos vehículos mediante plataformas compartidas, y personalizan las partes visibles para atraer el deseo de individualidad del usuario final. Dentro de esta tendencia, el Happy Attitude lleva un tablero textil con diferentes imágenes estampadas digitalmente, un sistema de impresión de bajo coste para estampados individuales.

Los elementos fijos del habitáculo se producen por moldeado de inyección. Para el tablero y los paneles de las puertas se utiliza una inyección bi-tonos, que permite obtener dos colores de un solo molde. El medallón de la puerta —una sección cubierta de tela del panel interior, que también sirve como apoyabrazo — presenta un efecto bi-tono que se crea al añadir partículas de color durante el proceso de inyección. Un tercer tipo de inyección se utiliza para obtener un efecto de color translúcido en la fachada decorativa del tablero, las manijas de las puertas y el portavaso.

Aparte de las posibilidades que abre la personalización industrial, lo que es seguro es que el uso de textiles aumentará, necesariamente por la demanda de una mayor seguridad. Autoliv, el líder mundial en fabricación de airbags y cinturones de seguridad, aumentó sus ventas en más de un 50% entre 2001 y 2004, aún cuando la producción de vehículos permaneció sin cambios en el período, en la mayoría de sus principales mercados. Es decir que cada coche lleva más textiles de seguridad que antes.

Incluso los vehículos fabricados en Asia, que se convirtió en 2005 en la región líder en producción de vehículos, se equipan cada vez más con cinturones de seguridad y airbags frontales mejorados... y en algunos casos también con airbags laterales. Esto ocurre a pesar de que los coches fabricados para los mercados regionales asiáticos (con la excepción de Japón) tienden a incluir menos características de seguridad que los dirigidos a los mercados occidentales.

Mientras tanto, el punto hasta el que se han adoptado las medidas de seguridad en los coches de Europa Occidental puede ser apreciado en el Peugeot 407 europeo. Lanzado en 2004, el vehículo se equipa hoy en día con no menos de cinco airbags.