Una prenda de Desigual en cada armario de Ikea

En el amplio programa de conferencias organizado por Modacalzado había una titulada «La vida es chula», encomendada a Rubén Benseny, director de ventas de la marca Desigual, protagonista notorio en todas las ferias de indumentaria, así como en las de calzado, españolas o internacionales, ya que también en esta división de negocio ha adquirido rápidamente una personalidad y una envergadura específicas. El título de su conferencia no era casual, puesto que, como muchos de los lectores ya habrán podido observar en la publicidad de la marca, es el lema de su campaña de este otoño.

Benseny dio algunas cifras indicativas de la dimensión de la compañía: terminará este año con 350 tiendas propias en el mundo; la más grande de las que tiene en Europa es la madrileña de Callao con 4.000 m2; la plantilla total de la compañía es de 3.000 personas, 650 de ellas en Barcelona.

Desigual se hace fabricar 22 millones de prendas al año. Los pedidos grandes se encargan en China. Con la producción confiada a proveedores españoles tienen frecuentemente problemas en el cumplimiento de las fechas de entrega. Curiosamente, la prenda más vendida este año ha sido un foulard. En cuanto a calzado, Desigual espera vender este año 300.000 pares a nivel mundial.

La supuesta querella con Custo por copia de diseños, aireada hace algún tiempo, nunca existió. La campaña promocional de entrar en la tienda desnudo (o casi) y salir vestido no se repetirá; en Barcelona ha sido prohibida la desnudez en las calles. Pero «ya se nos ocurrirán otras ideas».

En cuanto a las fluctuaciones de la moda, el vistoso colorido actual de las colecciones quizá se vaya amortiguando. Desigual está creando ya un colorido más sereno.

El actual objetivo estratégico de la compañía es que haya una prenda de Desigual, en el armario de Ikea, en cada casa. Sería como convertir a la combinación Desigual/Ikea en paradigma absoluto de la democratización del hogar (y esta conclusión no es del conferenciante).


[Publicado en TEXTIL EXPRES Suplemento 203 — octubre 2012 ].

En el mismo número de TEXTIL EXPRES Revista