Todo lo que Marruecos sabe hacer, a precios de Marruecos

Del 10 al 12 de octubre se celebró en Casablanca el doble salón «Maroc in Mode» y «Maroc Sourcing». He aquí la crónica en profundidad.

 

— Maroc in Mode: lo que Marruecos sabe hacer, y lo hace bien. Un año antes, los dos salones gemelos habían tenido lugar, por primera vez juntos, en Marrakech. Se había querido aprovechar el atractivo turístico de esta ciudad para mayor satisfacción de los invitados. Sin embargo, se decidió que, para la siguiente convocatoria, la de octubre de 2012, se volvería a Casablanca precisamente en atención a los visitantes, que en esta ciudad podrían conciliar el trabajo ferial con la posible visita a las fábricas de algunos expositores y posibles «partners», ya que en definitiva se encontrarían en viaje profesional y no turístico, y Casablanca, aparte de ser la capital económica del país, es el epicentro de la mayor concentración industrial del textil confección.

Maroc in Mode, que se definía como Salón de la actualización de moda y del corto plazo, presentaba la oferta de 55 firmas de confección (algunas integradas en consorcios), 40 de ellas con sede social en Casablanca, ocupando 42 stands.

Entre las firmas más destacadas se puede citar a: Montepull, 80.000 prendas al mes, principalmente T shirts, de creación propia, exportando a Alemania, Francia, España, Reino Unido y Estados Unidos. KDS produce 20.000 prendas de T shirts y género de punto «full package», con un equipo de diseño propio basado en Casablanca y Francia, y tiene dos plantas más, especializadas en CMT y casualwear; exporta principalmente a Francia, España y el Reino Unido. Un hombre de negocios poco común es Abderrahman Atfi, que posee dos compañías, Elite y Med Sourcing, trabajando con 100 subcontratistas de todo Marruecos que producen sportswear y género de punto, para firmas alemanas y francesas principalmente, pero también para otras de España, Italia y Reino Unido; viene a ser como el gestor de una red de producción, que suministra 1,5 millones de prendas al año. Cicotex elabora blazers y prendas de outdoor a diferentes marcas, en régimen de CMT o «full package», y equipa a la Guardia Real Marroquí.

Una importante especialista de indumentaria corporativa es la firma Mustang Workwear, que tiene sus principales clientes de ropa laboral y de protección en Suecia, Francia y España. Mouafak Aouf es un empresario notable que dirige la importantísima Bonneterie de l’Atlas, fabricante de calcetería y punto interior, con una producción de 90.000 piezas al mes, y además una de las compañías más antiguas de Marruecos, Iboma, de punto exterior. Sus grandes argumentos de venta son el servicio, la logística y la respuesta rápida; y vende sobre todo a grandes almacenes, grandes superficies, cadenas especialistas y grandes marcas. Otra firma muy importante es Blue Fingers, que fue objeto de una presentación a la prensa en la propia factoría, por lo que se le dedica en esta crónica un anexo especial.

Nos referiremos por último a otra empresa que no es precisamente de gran dimensión, sino de alta calidad. Se trata de Blue Bird, dirigida por Noir Said Benabdeljalil, especializada en la elaboración de productos de prêt à porter femenino de media y alta gama, el equipamiento total de la mujer en vestir exterior. Hace producto acabado, «co traitance», trabajo «à façon», propuesta de nuevas colecciones, o reposición. Tiene otra particularidad: es una de las firmas que más atención está prestando al desarrollo del mercado de la moda en el interior del país, incluyendo la modernización de la distribución. Realiza desfiles para presentar las nuevas colecciones de cada temporada, con su marca «Flou flou».

En términos generales, la oferta de Maroc in Mode es amplia en prendas confeccionadas con tejido de punto y, actualmente, también en denim, pero hay poca confección en tejido a la plana (y algunos visitantes se quejaban de esa carencia).

Entre las firmas expositoras había varias que declaraban, en su descripción de compañía, contar ya con clientes en España, citando las siguientes empresas o marcas: Saketex, Lois, Zara, Massimo Dutti, Oysho, Pull & Bear, Inditex, Bershka, El Corte Inglés, Sphera, Genfins, Zero, OKean, Meltex, Trisco, Women Secret, J.Riu, Cortefiel, Jocavi, Samlor, Mango, Norvil, Gildelasal, Desco, Ipesa, Desigual, EmidioTucci.

Inditex, que en esta lista aparece citada como grupo y también por varias de sus enseñas, estaba presente además en muchas de las conversaciones entre profesionales. En una feria como ésta, cuyos componentes están más o menos ligados a la subcontratación, el grupo de Arteixo es protagonista inevitable aunque no tenga presencia física.

Algunos de los expositores estaban orgullosos de tenerle como cliente, otros querrían poder prescindir de él. Sus pedidos son enormes, pero las condiciones que impone son leoninas, con precios, a veces, inferiores al coste. Y, en estos casos, aunque la pérdida por prenda sea mínima, el quebranto total en un pedido tan cuantioso puede ser importante. Aceptando ese juego se entra en un círculo muy peligroso. Hay quien dice que esto tiene también su parte desfavorable para el propio Inditex: le va creando una mala imagen en el mercado (pero no parece que le preocupe demasiado).

 

Maroc Sourcing: los elementos para hacer la moda. La otra mitad de la feria doble, con el nombre de Maroc Sourcing, que celebraba su novena edición, se describía a sí misma como salón Euromed de tejidos, fornituras, accesorios y servicios. Es decir, los materiales de trabajo para los expositores de Maroc in Mode.

Esta manifestación era internacional. En ella participaban 58 expositores con 54 stands; de los que 41 eran marroquíes (entre ellos 28 con sede en Casablanca) y 17 extranjeros: cinco de España, cuatro de Turquía, tres de Francia, dos de Túnez; y tres de China, Suiza y Portugal, uno por país.

Las firmas españolas eran Etiquetas Mediterráneo, Ibertex e Intertex 1990, de la Comunidad Valenciana; y Tejidos Rebes y Textil Puig Ubach, de Cataluña. También Hilaturas Jordá Botones La Ideal, pero estadísticamente no computable, porque se inscribía desde una sede en Tánger.

Como se puede ver, los expositores del conjunto eran, sobre catálogo, 113 (55+58). Los comunicados de prensa daban 130 (65+54), lo que puede deberse a presencias institucionales o a la participación de expositores indirectos (firmas representadas en stands de terceros, por ejemplo).

En Maroc Sourcing, aparte de las entidades corporativas como Amith o Maroc Export, partícipes en la organización de la propia feria, se podían ver empresas de servicios que están haciendo una excelente aportación al desarrollo actual del textil marroquí, tales como el CTTH (Centre Technique du Textile et Habillement) o Casa Moda Academy (Escuela Superior de la Creación y la Moda), que presentaba desfiles.

 

Una intensa afluencia europea. La promoción de la feria se había orientado a los países de la Unión Europea, tanto a sus grandes clientes actuales (España y Francia, y por extensión Portugal) como a los que tienen un potencial de compra prometedor para el futuro (Alemania, Italia, Reino Unido), dentro de la estrategia marroquí tendente a sustituir –como proveedor de proximidad, más interesante en agilidad de servicio y apreciablemente competitivo en precio– a la oferta asiática.

La respuesta fue satisfactoria. Acudieron 756 compradores y numerosos medios de comunicación. Parecía ser especialmente relevante la presencia alemana. No podían faltar los españoles de siempre, como El Corte Inglés, Adolfo Domínguez, Fruit of the Loom, Little Kiss, Bimba y Lola, Carolina Herrera Un visitante fijo en todas las convocatorias, y cliente asiduo, era el grupo Induyco, pero ahora su presencia no es perceptible porque ha quedado integrado en El Corte Inglés, grupo al que pertenecía y que ha llevado a cabo una reforma estructural. Pero algunos de los que fueron sus ejecutivos han montado ahora negocios de sourcing independientes, con lo que, de hecho, se podría multiplicar el número de compradores.


[Publicado en TEXTIL EXPRES Suplemento 204 — diciembre 2012 ].