En tres días, la feria Fimi 78 pasó de Valencia a Madrid y, eventualmente, al mundo

Pocas veces se habrá visto un episodio de política ferial tan súbito y movedizo como éste: el 23 de junio se cerró la edición número 77 de Fimi en Valencia emplazando a la gente para un nuevo encuentro en la misma ciudad el 24 de enero de 2014 (como decimos al final de la crónica del último evento, en este mismo número); y el día 26 de junio, con sólo tres días por el medio, saltó la bomba de que Fimi se iba de excursión ferial en enero, bien a Madrid o a cualquier lugar del mundo, para sorpresa, en primer término, del propio personal de la feria infantil.

No fue ningún comunicado: lo dijo verbalmente el presidente del Comité Ejecutivo de Feria Valencia, Alberto Catalá, tras una reunión de este órgano de gobierno. El comunicado, y con él la teorización del concepto, vino después, sobre todo para calmar el sobresalto de la prensa local y de su propia gente. Citando como precedentes la descentralización ya llevada a cabo en algunos otros eventos (y, dentro de la propia Fimi, la reciente experiencia del Día Mágico en Madrid). Es una nueva forma abierta de ver el negocio, adelantándose a ofrecer lo que el cliente está deseando.

De momento no se ha precisado en qué lugar de Madrid se asentará Fimi; las fechas serán del 24 al 26 de enero.

La difusión oficial del hecho tuvo lugar el 4 de julio, aunque la noticia informal ya había circulado. Y, reaccionando con agilidad a su primera sorpresa, los servicios valencianos de la propia Fimi pudieron anunciar el día 5 que, a menos de 24 horas desde dicho anuncio oficial, Fimi había vendido ya casi el 50% de su espacio expositivo (curiosamente, sin saber todavía dónde). Esto corroboraría lo que nadie antes había imaginado: la existencia de un anhelo del colectivo social afectado por el evento, por irse a la capital española.

Fimi admite ahora que el traslado a Madrid favorecerá tanto la captación de expositores como la de visitantes internacionales. Da como posible, también, para el futuro a medio o largo plazo, una itinerancia de destinos, incluso de ámbito internacional.

El día 9 de julio emitió un comunicado la Asociación Española de Productos para la Infancia (Asepri), de la propia Valencia, presidida por Vicente Mompó, en el que afirma que la moda infantil española necesita un nuevo modelo de exposición, aunque no queda muy claro si se adhiere a la fórmula propuesta por Feria de Valencia, o preferiría otro modelo (quizá ella misma tenga alguno en cartera), o todo lo contrario.


[Publicado en TEXTIL EXPRES Suplemento 208 — septiembre 2013 ].


[Textil Exprés publica informaciones profesionales del textil-moda, algunas en abierto, otras sólo para Suscriptores ORO (de pago). Para un seguimiento completo de la actualidad del sector, hágase miembro del Club ORO de Textil Exprés, sólo para profesionales. Para suscribirse, envíe una solicitud clicando aquí].

En el mismo número de TEXTIL EXPRES Revista