BSTIM: Igualada propone un enigma ferial

 

Deslocalizar es caro: hoy, el verdadero ahorro es re-localizar.


La Fira de Igualada, la agrupación textil local Fagepi (órgano comarcal de la AEGP para el territorio de l’Anoia), y el Ayuntamiento de Igualada culminando la arquitectura del proyecto, han imaginado algo que se llama BSTIM.

El anagrama quiere decir Best Solutions in Textile Manufacturing Fair: Feria de las Mejores Soluciones de Manufactura Textil. Parece evidente que lo que se ofrece es algo abstracto y genérico: capacidad de producción. Pero muchas veces, en el negocio textil, ése es el nudo del problema. Las ideas tráigalas usted. Si es diseñador, las prendas más bonitas; si es viajante, las colecciones más seductoras; si es tendero, los productos con mejor escaparate y más vendibles. En Igualada se las fabricarán, a precio competitivo, y en tiempo y calidad satisfactorios. Ya no hace falta ir al extranjero.

Àngels Chacón, teniente de alcalde de Dinamización Económica del consistorio igualadino, afirma al hablar de este proyecto: «Nuestra voluntad es convertir la nueva feria en un punto de referencia de los profesionales del sector, en un primer momento a nivel catalán y estatal, pero llegando en fases posteriores al ámbito internacional».

BSTIM es una cita de profesionales para profesionales. En los stands de la feria podrán presentar su oferta los talleres y productores, para que puedan ofrecer sus servicios de manufactura a las marcas o diseñadores que estén buscando lo que antes, en Cataluña, se llamaba trabajo a manos, en Francia «travail à façon» o, en cualquier lugar y situación, trabajo por cuenta de terceros.

David García, gerente de Fitex, Fundació per à la Innovació Tèxtil, explica que «después de quince años durante los cuales los empresarios en busca de producción sólo se fijaban en el continente asiático, ahora vuelven a valorar a los productores europeos y catalanes y, por eso, lo que queremos es poner de nuevo a su alcance un escenario en el que puedan encontrar toda nuestra oferta de manera sencilla y unificada».

Parece que en círculos de Fagepi se han mencionado como referencias internacionales válidas las grandes ferias internacionales Pitti Filati (hilados), de Florencia, o Première Vision (tejidos), de París; pero se trata de manifestaciones muy diferentes, de objetivos y de contenido; no tienen nada en común con lo que en Igualada se plantea. Ahora bien: hay en Europa otros diversos modelos de ferias a la medida de la que Igualada proyecta y que, en efecto, se pueden estudiar como marcos comparables, que ya están operando habitualmente, algunas con experiencia de muchos años y éxito probado (en cada caso a una determinada escala), tanto en el plano nacional como en el internacional.

La organización del acontecimiento la asumirá Fira d’Igualada, el escenario será muy probablemente el antiguo Escorxador y las fechas que se estaban evaluando cuando se difundió el primer comunicado se movían entre la segunda quincena de febrero y la primera de marzo del año 2015. Para un ensayo de prueba a escala nacional, no hay mucho riesgo. Si se pretende, en el futuro, un mayor alcance geográfico, es importante coordinarse con el calendario internacional de la modalidad.

Se trata de reaccionar ante una demanda que se cree que existe y no tiene la respuesta adecuada (o no en España). BSTIM podría empezar con una manifestación de entre 40 y 50 expositores. Los promotores de la idea trabajan para conseguir el soporte y la implicación de los diversos clústers del textil y de la moda a nivel catalán.

Según Àngels Chacón, la munícipe antes citada, la feria que se propone es un nuevo ejemplo de colaboración entre los ámbitos público y privado que quiere contribuir concretamente al fortalecimiento y el aumento de la competitividad del sector textil local, que acumula muchas décadas de experiencia, útiles precisamente ahora, cuando los grandes productores vuelven a valorar la calidad del buen producto que siempre se ha hecho en Cataluña.

De todos modos será conveniente no perder de vista que el verdadero factor de competitividad que en situaciones como ésta va a resultar fundamental no será el de la calidad por sí misma, sino el de la calidad-precio-servicio. Porque la huida de los clientes en su día no fue una cuestión estricta de calidad.


[Publicado en TEXTIL EXPRES Suplemento 214 — septiembre 2014 ].


[Textil Exprés publica informaciones profesionales del textil-moda, algunas en abierto, otras sólo para Suscriptores ORO (de pago). Para un seguimiento completo de la actualidad del sector, hágase miembro del Club ORO de Textil Exprés, sólo para profesionales. Para suscribirse, envíe una solicitud clicando aquí].