Ropa y equipaje para outdoor: pensando en el «backpacking» con comodidades

En Outdoor de Friedrichshafen, moda para ir por la selva... o por la ciudad.

Afirman en una nota de prensa los organizadores de la feria «OutDoor» que el sector turístico no atraviesa su mejor momento en muchos de los destinos clásicos. En cambio, las empresas del sector «outdoor» no han detectado ningún retroceso en las ventas de equipaje, accesorios y ropa de viaje. «Los viajes por cuenta propia evolucionan y viven un boom. Beneficio por partida doble para los especialistas en outdoor, pues ningún otro segmento permite un uso tan transversal como la ropa de viaje funcional».
En la feria líder de la especialidad, la OutDoor (que tendrá lugar en Friedrichshafen, Alemania, del 13 al 16 de julio), se podrán ver las últimas novedades y tendencias para los viajes del futuro.
El comunicado dice lo siguiente (extracto):

La situación geopolítica trae de cabeza a la Asociación Alemana de Turismo (Deutscher Reiseverband). Se habla ya de una caída del 40% respecto al año anterior en las reservas de viajes a Turquía para este verano. Otras asociaciones europeas del gremio manejan cifras similares para Egipto y Túnez. Sin embargo, por alguna razón, esto no parece afectar al sector outdoor. «Nosotros aún no hemos detectado ninguna influencia en este sentido», aseguran desde Columbia (Portland, Estados Unidos). «La gente continúa viajando mucho, lo único que hacen es cambiar de destino en función de la situación política».
Lonely Planet, la «biblia» de los viajeros independientes, recomienda este año los siguientes países: Botsuana, Japón, Polonia, el archipiélago de Palaos, Letonia, Australia, Uruguay, Estados Unidos, Groenlandia y las Islas Fiyi. No son los típicos destinos familiares con precios asequibles, pero sí pequeños paraísos para los amantes de los viajes activos y de aventura.
Thomas Gröger, responsable de Alemania en Fjällräven, tampoco se muestra preocupado: «Cada vez hay más gente que busca alternativas al típico turismo de sol y playa y se inclina por el turismo activo». Gerold Ringsdorf, product trainer en Jack Wolfskin, ve en los «viajeros de interrail y los trotamundos aventureros una parte importante del origen del movimiento outdoor». Lo corrobora el fabricante de ropa técnica de viaje ExOfficio: según un estudio inglés, el 42% de los europeos se describen como viajeros de aventura.
A la luz de las cifras, los viajes organizados siguen liderando el sector, pero continúan arrastrando su mala fama. El turismo por cuenta propia, en cambio, goza de una buena reputación, pero es complicado para las masas.
El Zukunftsinstitut (un instituto de investigación de tendencias con oficinas en Fráncfort y Viena) ha observado recientemente un nuevo fenómeno y lo ha bautizado como «normtrotter». Englobaría a los viajeros que buscan experiencias individuales y un trato personalizado, pero con la seguridad de un viaje organizado.
De Estados Unidos llega otra tendencia que convierte el turismo individual en más cómodo y sencillo para el ciudadano medio. Se trata del «flashpacking» y no es otra cosa que el «backpacking» de siempre pero con mayores exigencias de confort. Así, por ejemplo, los nuevos mochileros pernoctan en hoteles en habitaciones privadas en lugar de en los dormitorios comunitarios de los hostales, viajan en coches de alquiler en lugar de en autobuses interurbanos y planifican sus viajes haciendo uso los nuevos medios digitales en lugar de improvisar y dejarse llevar.
«No hace tanto tiempo que el backpacking era aún una excepción reservada a los más aventureros, pero hoy se ha convertido ya en una forma estándar de viajar», explica Thomas Gröger. Precisamente los jóvenes viajan hoy sin mayores complicaciones. «Una moda muy particular nos parece el llamado movimiento work & travel, por el que los jóvenes se toman un año sabático y se van a ver mundo», así explica Gerold Ringsdorf la moda de hacer un gran viaje después del bachillerato.
El equipamiento de los viajeros de hoy tiene expectativas de aventura y seguridad: bolsos y mochilas con tirantes resistentes a prueba de carteristas o compartimentos con protección RFID para impedir la usurpación de datos. En cuanto a la ropa, la protección textil antiinsectos para evitar todo tipo de picaduras o una elevada protección ultravioleta integrada son tan importantes como la gestión de la humedad y las propiedades inodoras de los tejidos. También es importante que sea ligera, de cuidado fácil y ocupe poco espacio.
La ropa de viaje moderna ofrece al consumidor una gran transversalidad, ya que la puede usar tanto en su vida diaria como en sus escapadas outdoor. En España, la protección ultravioleta es tan importante como la protección antigarrapatas o antimosquitos en el norte y el centro de Europa.
«A nivel visual, los conceptos de urban outdoor, outdoor lifestyle y travelwear son muy similares», opina Wolfgang Jahn, responsable de ventas en Europa para Royal Robbins. También Oliver Robens, responsable de ventas en Europa para Craghoppers, cree que con sus modelos «se puede ir tan apropiado en la selva como en la ciudad». No obstante, en la auténtica ropa de viaje, al final lo que marca la diferencia es la funcionalidad y otro tipo de detalles. Gracias a ello, los especialistas han conseguido mantenerse líderes del mercado desde hace años.

Descargar Página en PDF

icon-pdf


[Publicado en - Junio 2016 ].

© TEXTIL EXPRES - Revista - 2016

En el mismo número de TEXTIL EXPRES Revista