Por primera vez en nueve años, El Corte Inglés crece en todos los indicadores

El presidente de la compañía proclama que El Corte Inglés avanza a buen ritmo por la senda de la recuperación.

Dimas Gimeno.

El Corte Inglés tiene costumbres que parecen subrayar el espíritu diferente, de un amor al trabajo más allá de conceptos comunes, que caracterizan a la empresa. Como aquellas reuniones de dirección que se convocaban antiguamente en sábados por la mañana (que a nadie se le ocurriese tomarse la denominada «semana inglesa», de lunes a viernes, en una empresa de distribución detallista: ni siquiera los cuadros de mando). O como el hecho de convocar la Junta General anual de Accionistas no sólo en el super-vacacional mes de agosto (eso, al cabo, está relacionado con el cierre de cuentas el 28 de febrero más un plazo razonable de trabajo y consolidación contable), sino en domingo, tal vez con objeto de que tanto socios como cargos... y medios de comunicación se esforzasen un poquito más, prestando atención en un día no laborable.
Los dos últimos años, las Juntas fueron acompañadas de otros hechos informativos que suscitaron casi mayor interés en los medios. El primero, con una suerte de preparativos sucesorios del entonces presidente Isidoro Álvarez, que además falleció un par de semanas después de dicha Junta. El segundo (2015), precedido de una disputa interna a propósito de haber abierto la puerta al capital catarí, con un acuerdo que debía ser ratificado en dicha Junta; la rebelión de la Corporación Ceslar (Carlota Areces) motivó su expulsión del Consejo por deslealtad, de manera que el acuerdo fue ratificado sin oposición, y el jeque Bin Jassim Bin Jaber Al Thani otorgó el crédito pactado, convertible en acciones al cabo de tres años, por valor del 10% de la empresa.
En el año transcurrido desde entonces, las aguas se han calmado algo y las relaciones familiares entre accionistas (en el plano de primos en distinto grado) se han ido recomponiendo (pero Ceslar no ha sido readmitida en el Consejo), por más que de forma recurrente aparezcan en medios presuntamente bien informados rumores de sables, sobre una supuesta laminación del poder del presidente, Dimas Gimeno Álvarez (sobrino de Isidoro Álvarez), por las hermanas Álvarez Guil (hijas del fallecido o, técnicamente, hijastras, aunque esta voz está cayendo en desuso), que tendrían mayor vocación de poder que el que actualmente disfrutan.
En todo caso, a la Junta de este mes de agosto, que fue celebrada el domingo 28, se llegaba con mayor tranquilidad en ese orden informativo. Y también en el terreno económico, puesto que las cifras eran por primera vez desde hacía mucho tiempo plenamente favorables, sin eufemismos, anotando el mayor crecimiento de ventas y beneficio desde el año 2007; y los importantes esfuerzos realizados en los tiempos últimos para rebajar el endeudamiento han reforzado la imagen de salud y estabilidad, contribuyendo también al buen resultado por la reducción del gasto financiero.
Así, la cifra negocio creció un 4,3%, y el resultado neto un 33,92%, alcanzando respectivamente los 15.219,8 y 158,1 millones de euros. El ebitda (beneficio bruto de explotación) aumentó en un 10,4%, y esto constituye el primer paso hacia una mejora específica de ese dato, que sería necesaria para evitar que el jeque catarí aumente su presencia accionarial hasta el 15,5% dentro de un par de años, pues el pacto con su fondo de inversión (Qatar Investment Authority) tenía una cláusula en tal sentido, en caso de que el ebitda no crezca a razón del 12% anual.
Como novedad organizativa, El Corte Inglés ha puesto en marcha una nueva Comisión de Auditoría y Control, compuesta por tres miembros: Cristina Álvarez Guil (vicepresidenta de la Fundación Ramón Areces), Paloma García Peña (representante de la Cartera Mancor) y Manuel Pizarro, que además será su presidente. Es también un modo de otorgarle una función destacada a Pizarro, a quien Isidoro Álvarez había reclutado en 2014 antes de su fallecimiento, y que parecía estar llamado a posiciones más elevadas dentro de la empresa.
Dimas Gimeno destacó en la Junta que «avanzamos a buen ritmo por la senda de la recuperación», lo que resume las conclusiones que pueden extraerse del examen del balance. De los detalles del mismo irán desgranándose otras informaciones en los distintos soportes informativos de Textil Exprés.

Descargar Página en PDF

icon-pdf


[Publicado en TEXTIL EXPRES - REVISTA 226 - Septiembre 2016 ].

© TEXTIL EXPRES - Revista - 2016

En el mismo número de TEXTIL EXPRES Revista