París recupera la feria del Denim Première Vision

En mayo el rumor corría de boca en boca en Barcelona, pero la organización lo desmentía. Al final resultó ser cierto.

Los días 17 y 18 de mayo último se celebró en uno de los pabellones de Feria de Barcelona la edición décimo-octava del certamen de ropa tejana denominado Denim Première Vision (en el origen había sido Denim by Première Vision, pero luego se le quitó el «by»), de la que informábamos ampliamente en nuestro número 225.
Era la quinta de las convocadas en el recinto ferial barcelonés, ya que las trece anteriores habían tenido lugar en la capital francesa, donde nació el certamen en el año 2007, por iniciativa de la organización Première Vision, convocante de la gran feria de tejidos parisina de este nombre, de la que la manifestación de denim venía a ser complementaria o satélite (de ahí su calificativo), aunque independiente en su desarrollo y calendario.
Las cinco convocatorias llevadas a cabo en Barcelona fueron hasta cierto punto un poco limitadas en tamaño, manteniéndose algo por debajo del centenar de expositores y en torno a los 3.800 visitantes profesionales, en lo que parecían ser sus dimensiones de crucero. Eran no obstante razonablemente satisfactorias en cuanto a ambiente, contenido e interés profesional en términos generales, desde novedad de producto a vivacidad de las propuestas de moda. Y estuvieron en todos los aspectos muy bien organizadas, con una colaboración perfecta entre los promotores parisinos y la entidad ferial anfitriona.
Fue una novedad sorprendente de esta edición el hecho de que, desde la apertura hasta el cierre del certamen, hubiera en el ambiente una especie de rumor persistente: se sospechaba que el salón iba a cambiar de ciudad o de país por alguna razón desconocida, pero de cierta forma intuida. Intuición que seguía en el aire en el momento de la clausura, aunque la gente fue convocada con toda naturalidad para volver a Barcelona, a la edición de otoño que debería tener lugar a comienzos de noviembre próximo.
La contranoticia (que confirmaba el rumor) se produjo cuando nadie la esperaba, el 25 de julio: un mensaje de la directora del certamen, Chantal Malingrey, daba cuenta, desde su sede parisina, del traslado de la convocatoria, que se adelantará en breves días (tendrá lugar el 2 y el 3 de noviembre) y se celebrará, bajo el lema «Tomorrow is calling» (el lema de Barcelona en mayo fue «True Denim»), en un nuevo espacio de exposiciones llamado Paris Event Center, todavía muy poco conocido en el mundo profesional (los únicos antecedentes mencionables que la propia feria cita son los desfiles de creador de Kenzo, Lanvin y Thom Browne), aunque Première Vision ya lo ha contratado para las tres próximas ediciones del denim (no sólo la inmediata de noviembre). Las dos siguientes serán los días 25/26 de abril, y 8/9 de noviembre, de 2017.
Este lugar ahora fijado, Paris Event Center, se encuentra en el barrio parisino de La Villette. Las ventajas que invoca son obvias, pero no suyas, sino de la ciudad en la que está: capital mundial de la moda, fácil acceso desde las principales ciudades del mundo, gran capacidad de acogida, etc.
Puede haber otras razones más específicas, como cuando Malingrey se refiere a «un lugar aún poco explotado», o «una cuestión de oportunidad». O algo relacionado más directamente con el coste, que en estas materias es una razón muy lógica.

Posible incidencia en la presencia española.
Aparte de tres o cuatro proveedores de servicios o complementos, la presencia de expositores españoles en Denim Première Vision, especialistas del sector, se vino limitando a tres tejedores (el cántabro Textil Santanderina, el vasco Tavex y el valenciano Tejidos Royo) y dos especialistas de tecnología de tratamiento (Iberlaser y Jeanología).
En la edición de mayo en Barcelona tuvieron la presencia habitual estos dos últimos y Textil Santanderina; no participó Royo, lo cual suponía una ausencia importante; y fue un protagonista equívoco (aunque estaba) el grupo Tavex Europa, que parecía asociarse más bien a la presencia corporativa marroquí en el propio certamen (situación posible, porque el grupo español de Bergara incluye una filial radicada en dicho país, aunque la razón social como conjunto permanezca en España).
Estos cinco, no más, son los eventualmente trasladables a La Villette, con la posible ambigüedad nacional de Tavex si Marruecos organiza (como venía haciendo en Barcelona) una promoción colectiva, cosa muy probable en el caso de los países norteafricanos, pero del todo inhabitual para España; es en calidad de marroquí como expondrá, por otra parte, en Première Vision de septiembre, dentro de su sección «Upper Jeanswear». En esta última participa habitualmente también RSP 51, que no suele estar interesado en Denim PV.

Descargar Página en PDF

icon-pdf


[Publicado en TEXTIL EXPRES - REVISTA 226 - Septiembre 2016 ].

© TEXTIL EXPRES - Revista - 2016

En el mismo número de TEXTIL EXPRES Revista