El gasto de los españoles en Moda Íntima y Baño superó los 1.000 millones de euros en 2015

Los sujetadores siguen siendo las prendas más demandadas de esta especialidad. Les sigue la ropa de dormir.

La recuperación económica en la industria textil española ha tenido también su reflejo en la Ropa Intima y de Baño, un sector que vuelve a despertar tras varios años de letargo, según el informe elaborado por Ifema con ocasión de su reciente feria de confección Momad Metrópolis, con datos facilitados por el Centro de Información Textil y de la Confección, Cityc. No era normal que Ifema dedicara una atención especial a este sector, que habitualmente no ha sido relevante en su programa ferial.
Según esta información, los españoles gastaron una cifra casi redonda, algo más de 1.000 millones de euros en 2015, en artículos de lencería, corsetería y ropa de baño, destinándoles a estos sectores respectivamente 547, 268 y 212 millones.
El sujetador fue, un año más, la prenda más demandada con más de 54 millones de unidades adquiridas, por casi 227 millones de euros. Le siguieron la ropa de dormir (205 millones), las bragas (164 millones), los slips y calzoncillos (116 millones), los albornoces, batas y artículos similares (57 millones), las fajas-sostén (41millones), y las combinaciones y enaguas (4 millones).
Una gran parte de las prendas adquiridas por el consumidor fueron importadas. A lencería de importación se dedicaron 462 millones (un 6% más que en 2014), con China como principal proveedor (38,3% del total). La ropa de dormir fue el artículo más importado (157 millones de euros), seguida por las bragas (125 millones) y los slips y calzoncillos (104 millones). La corsetería de importación absorbió 237 millones de euros, con China e Italia como principales proveedores (42% y 17% respectivamente), y el sujetador como producto más demandado.
En lo que se refiere a exportaciones, España vendió en 2015 productos de lencería fuera de nuestras fronteras por 131 millones de euros, con la ropa de dormir en primer lugar (37 millones de euros) seguida por las bragas (36 millones) y los albornoces y batas (30 millones), con Irlanda, Francia, Italia y Portugal como principales clientes (absorbiendo el 56% en total).
En ropa de baño, el consumo creció un 8,95%, llegando a 212 millones de unidades, con las prendas femeninas en cabeza (más de 25 millones de unidades), con un fuerte incremento de las importaciones, sobre todo las procedentes de China e Italia.

Descargar Página en PDF

icon-pdf


[Publicado en TEXTIL EXPRES REVISTA 227 - Octubre 2016 ].

© TEXTIL EXPRES - Revista - 2016

En el mismo número de TEXTIL EXPRES Revista