20 años después, el futuro sigue estando ahí, y ahora se llama Industria 4.0

El textil portugués quiere estar entre los líderes de la nueva revolución industrial.

En 1996, Paulo Vaz, creador de la patronal textil portuguesa ATP, y su secretario general desde entonces, tenía, como todo el mundo, 20 años menos que hoy. Pero ahora sigue teniendo la misma cantidad de trabajo por delante.
En septiembre de 2016, cuando discurría el Modtissimo número 48 del que aquí informamos, él estaba ultimando los preparativos de la gran conferencia anual del sector (es decir, de la propia ATP), que será la número 18 y que está programada para el 19 de octubre; es decir, poco antes o poco después de cuando el lector tenga en sus manos este número de TEXTIL EXPRÉS. Como las diecisiete conferencias anteriores, la de este año estará también consagrada a estudiar los nuevos modelos de negocio, en la industria y el comercio del sector, que vayan a moldear nuestra actividad en el próximo futuro. Y esto un año y otro año.
Si no fuera por las muchas cosas que se introdujeron en estos años, no tendríamos (dice Paulo Vaz) nada que celebrar ahora, ni nada con que celebrarlo. Pero hemos ido creando la cadena de la permanencia, de la propia continuidad.
Hace 20 años esperábamos el primer gran choque competitivo que se traduciría en la liberalización del comercio internacional textil, que fue, cuando se produjo, más devastador de lo que se había temido, y fatal para los que no acertaron a responder.
La situación ahora es muy parecida. Sigue habiendo un mercado en disputa, que es sin embargo muy distinto del de entonces, lo que, por tanto, requerirá reacciones diferentes. Paulo Vaz, reforzado por la satisfacción y el orgullo de lo que fue posible hacer (y se hizo) en el pasado inmediato, comprueba cuánto está por hacer para el futuro… ¡y eso es en sí mismo una excelente noticia!
Es la hora, por otra parte, del segundo gran avance tecnológico, la segunda oleada del desarrollo moderno, la era digital. En países como Alemania, Francia, Estados Unidos o el Japón, se han empezado a diseñar estrategias nacionales para la llamada Industria 4.0. En Portugal, país evidentemente modesto, se ha lanzado en abril de 2016 (es decir, hace cuatro días) una iniciativa de ese tipo, que comprende un grupo de trabajo «Industria 4.0 para el sector de la moda», que integra a grandes multinacionales que operan en Portugal para el mundo, y diversas pymes ágiles y flexibles que dominan las tecnologías y los lenguajes que caracterizan a esta cuarta revolución industrial.
El secretario de Estado de Industria portugués, João Vasconcelos, dijo: «No hay motivo para que las empresas y las marcas portuguesas de ese sector no puedan liderar el mercado global». Por lo menos van a intentarlo.

Descargar Página en PDF

icon-pdf


[Publicado en TEXTIL EXPRES REVISTA 227 - Octubre 2016 ].

© TEXTIL EXPRES - Revista - 2016

En el mismo número de TEXTIL EXPRES Revista