Los salones de representantes cumplieron su cita de Barcelona en septiembre

Carteras más restringidas y con menor diversidad de países, acorde con un entorno empresarial más sobrio.

Fotos de La Galería Textil.

Fue en la capital catalana. Los representantes para España de marcas textiles internacionales cumplieron una vez más su compromiso de décadas y trajeron a Barcelona una parte principal de las colecciones de tejidos que ellos distribuyen en nuestro país. Acercar la nueva mercancía de cada temporada a los que han de usarla (y, evidentemente, si procede, comprarla) es siempre una atención y un servicio. Y en tiempos de sobriedad económica como los actuales, una necesidad.
En esta ocasión, las fechas de los dos grupos fueron, como ya generalmente ocurría, comunes, aunque no del todo. Las del grupo Stib BCN comprendieron tres días, del 26 al 28 de septiembre, en las Reales Atarazanas, y las grupo Galería Textil, los días 26 y 27 solamente, en el hotel Tryp Barcelona Apolo.
Los agentes comerciales agrupados por Stib fueron 28, y reunieron las colecciones de tejidos de 267 marcas, cifra importante en los tiempos actuales, aunque fueran aproximadamente la mitad de las que llegaron a reunir antes de la crisis (cuando también el número de agentes asociados era casi el doble). Los grupos nacionales dominantes eran el de las 198 marcas italianas y el de las 19 francesas, cifras que revelan el apabullante predominio logrado por Italia en un terreno como este que fue feudo francés durante un tiempo histórico muy largo.
Los agentes coordinados por Galería Textil fueron 17, y presentaban las colecciones de 59 marcas, cuya identidad nacional no se especificaba en el catálogo. Tradicionalmente los agentes de este colectivo, aparte de ser menos que los de Stib, han manejado carteras de representación más restringidas y con menor diversificación nacional.
En la actividad económica del sector confeccionista, como en casi todas las actividades del país, el funcionamiento empresarial se ha hecho más sobrio por razones obvias. En los últimos tiempos se han manejado algunos indicadores que ya parecían señalar un cierto grado de recuperación de la actividad en algunos sectores, pero son variaciones muy moderadas que todavía no permiten que haya cambios de conducta traducibles a los cuadros económicos que habitualmente se manejan.

Descargar Página en PDF

icon-pdf


[Publicado en TEXTIL EXPRES REVISTA 227 - Octubre 2016 ].

© TEXTIL EXPRES - Revista - 2016

En el mismo número de TEXTIL EXPRES Revista