Denim Première Vision, de regreso a París

El salón querría ayudar a las marcas a comunicar la diferencia entre un denim premium y un denim low cost.

Durante los días 2 y 3 de noviembre, el salón Denim Première Vision abre de nuevo sus puertas en París (aunque en un escenario distinto del que anteriormente tuvo), después de haber celebrado cinco sesiones en Barcelona, en una experiencia aparentemente satisfactoria, aunque los organizadores hayan preferido ahora volver al punto de partida.
La entidad ferial Première Vision, titular de este evento y que además le da nombre, ha encontrado en el Paris Event Center, al este de la capital, un espacio modulable de 16.000 m2 con un ambiente «industriel et brut» que considera ideal para el estilo de certamen que desea ofrecer a la comunidad del denim. Y es cierto, durante la visita que cursamos en septiembre al primer salón de la constelación PV que lo estrenaba (The Sourcing Connection) pudimos confirmar que los calificativos son correctos para una parte del recinto y sus inmediaciones. En fin, que el marco imprimirá carácter, aunque carece de la personalidad que tenía el palacio del parque ferial de Barcelona-Montjuïc (su anterior residencia), menos cruda y, en contrapartida, más entrañable.
Aparte del salón mismo, la directora Chantal Malingrey se congratula de poder ofrecer a los concurrentes un entorno que irradia moda y permite organizar recorridos de «shopping», una finalidad a la que la capital catalana, a su juicio, no se presta. Sin duda no tanto como París, obviamente.
Malingrey cree que el nuevo emplazamiento le permitirá recuperar a algunos visitantes franceses que no se desplazaban a Barcelona, sin perder apenas españoles, conservando en ambos casos a los europeos del Norte y restableciendo el nivel de los 4.000 que solían tener anteriormente y que se habían puesto en torno a los 3.800. Los expositores permanecerán estables en torno al centenar que venían concurriendo. Sólo existía alguna inquietud en relación con los turcos (que son fundamentales en el mundo del denim), por las particulares circunstancias de su país, pero se esperaba pudieran ser superadas.
Denim Première Vision anuncia que seguirá enfocándose a lo que se había convertido ya en su mensaje principal de las últimas ediciones: el valor añadido de los denim Premium propuestos por sus expositores para cada temporada.
Según Malingrey, existe una fractura entre la industria del denim y la distribución; que se manifiesta en el hecho de que las innovaciones planteadas no llegan a los consumidores, y es ahí donde el salón aspira a jugar un papel. Denim pretende explicar a las marcas qué es lo que deben comunicar a los consumidores sobre el valor añadido de los tejidos. El objetivo final es que el consumidor alcance a comprender las diferencias de precio entre un denim premium y un denim low cost. Y a tal fin se deberían organizar conversaciones entre especialistas al respecto en el propio salón.
Otra cosa que Première Vision quiere implantar en su edición de noviembre para el Denim: que los stands sean idénticos en todas las marcas dentro del conjunto del salón (aunque pueda permitirse la personalización de espacios en el interior de cada stand). Parece una propuesta descabellada en este sector, puesto que el universo del jean y de sus materias siempre ha apostado por una diferenciación global, lo que también afecta a la fachada, y no sólo al contenido puertas adentro. El jean es, ante todo, imagen; e imagen contundente. Ahora bien, Première Vision tiene mucha fuerza argumental, y tal vez convenza a los denimeros de la conveniencia de uniformizar el frente de pasillo. Si lo consigue y todo el mundo queda contento, ya no tendrá que demostrar ante nadie su capacidad de persuasión.
En próximos números de TEXTIL EXPRÉS podrá verse información post-evento.

Descargar Página en PDF

icon-pdf


[Publicado en TEXTIL EXPRES REVISTA 227 - Octubre 2016 ].

© TEXTIL EXPRES - Revista - 2016

En el mismo número de TEXTIL EXPRES Revista