En India puedes hallar proveedores de grandes volúmenes... o de 200 prendas

Trescientas prendas, de tres a siete euros la pieza, con mucho valor añadido. O grandes volúmenes. Un amplio abanico de «sourcing» pudo verse en la Feria Textil de la India en Madrid y Barcelona. El presidente del Consejo de Promoción de Exportaciones de Vestir (AEPC) nos dio una visión del potencial del país como «partner» de la moda mundial.

Shri Ashok G Rajani, presidente de AEPC.

Unas cuarenta empresas participaron este mes de octubre en las dos citas de la Feria Textil de la India, que celebraba su novena edición puesto que viene desarrollándose en Madrid y Barcelona (en las dos plazas en cada convocatoria) desde 2008. Esta vez fue los días 6 y 7 de octubre en el hotel Catalonia Barcelona Plaza, y el 10 y 1l en el Meliá Avenida de América, en Madrid.
Organizado por el Apparel Export Promotion Council (AEPC), el doble evento reúne a firmas de un amplio abanico de posibilidades para el cliente español, sobre todo en subcontratación. Empresas de gran capacidad orientadas a compradores de organizaciones como Mango o las cadenas del grupo Inditex, grandes almacenes y similares, que realizan pedidos de volumen. Junto a otras que pueden fabricar pequeños pedidos, de 200 a 300 prendas, a precios de 3 a 7 euros la pieza, y con mucho valor añadido, no sólo en calidad del material y de la confección sino en contenido de la manufactura, por ejemplo con ricos bordados.
A la feria, que fue inaugurada como de costumbre por un representante de la Embajada de la India en España, asistió el presidente de la AEPC, Shri Ashok G Rajani, quien valoró con nosotros el potencial del país y lo que la industria textil/confeccionista de la India puede ofrecer al mercado mundial de la moda.

Hace varios años que la AEPC organiza estos dos salones del Textil de la India en España, con una participación en Madrid y otra en Barcelona.


—Organizamos actos como este en Japón, en Norteamérica y Suramérica, en Suráfrica, y efectivamente también en España. En Estados Unidos lo hacemos dentro de una feria, concretamente el Magic Show, y en los demás lugares en modo independiente, como hacemos en España, donde nos presentamos en dos hoteles en nuestras propias fechas.

En España, en efecto, llevan varios años acudiendo de manera ininterrumpida. Supongo que eso revela un grado de satisfacción.


—El 40% de las empresas que han venido este año 2016 lo hacían por tercera, cuarta e incluso quinta vez. Lo cierto es que procuramos organizarlo de forma económica, sencilla y cómoda para el expositor, a fin de que le resulte conveniente y provechoso. El expositor del Salón Textil de la India apenas tiene que preocuparse de nada: nos encargamos de los arreglos con el hotel, el transporte, las comidas, y por supuesto de la publicidad, de darlo a conocer y de contactar con los compradores. Nos ocupamos de todo, siempre con el fuerte apoyo de nuestras embajadas en aquellos países a los que acudimos. Es cómodo para el expositor, y el mercado nos responde, cosa que es muy importante, por supuesto.

¿Cómo está evolucionando para el textil indio el comercio con Europa? Hace unas semanas, en encuentros sobre «sourcing» internacional celebrados en París, escuché quejas sobre el trato diferencial que Europa otorga a algunos países asiáticos, puesto que India no goza de las mismas ventajas de acceso al mercado europeo que otros países de la zona.


—Ciertamente, Bangla Desh y Vietnam, por ejemplo, tienen con Europa un acuerdo de libre comercio, que la India no tiene, y como consecuencia hay un diferencial del 15% en derechos de aduana. Pero ahora nuestro Gobierno ha implementado un paquete para el exportador de la India, a fin de reintegrarle impuestos sobre el consumo de electricidad, petróleo y otras tasas. Son impuestos que inciden sobre los costes, pero que nos son compensados en exportación, porque no es lógico que exportemos impuestos sino productos. Eso ha permitido realinear los precios.
Por otro lado, India tiene una potencia enorme. Como usted sabrá, somos la primera democracia del mundo, y de los 1.250 millones de habitantes de nuestro país más de la mitad tiene menos de 25 años, así que contamos con una fuerte población de jóvenes llegando a la edad laboral. Esto nos diferencia por ejemplo de China, que, a causa de la política de hijo único, ahora comienza a sentir escasez en el mercado de trabajo.
Pero hay otros factores que hacen pensar que en los próximos cinco años veremos tremendos cambios en el país. Podemos hablar por ejemplo de una India digital. El país se ha convertido en un gran nodo digital y tecnológico, tenemos la ventaja de que prácticamente toda la población habla un inglés fluido, y además tenemos un Gobierno fuerte y progresista, que, en lo que afecta a los negocios, quiere reducir las regulaciones y lograr que hacer negocios sea más sencillo.

Algunos de los puntos fuertes de India para competir en la escena internacional ya acaba de mencionarlos, pero me gustaría profundizar en los factores esenciales para el sector del vestir.


—En primer lugar, tenemos toda la cadena de valor completa, desde el algodón hasta el producto final. No dependemos de importaciones. Mientras que algunos países tienen que importar todas las materias, India tiene hilaturas propias y fabrica sus propios tejidos.
Además, y como antes le decía, tenemos una buena estructura de telecomunicaciones e internet. Ciudades grandes y pequeñas, todas están conectadas, y la red hace visibles las oportunidades.
En cuanto a la fuerza de trabajo, no sólo es joven y entusiasta sino que está bien formada. Desde la AEPC hemos impulsado la creación de doscientos institutos de formación en todo el país, y estamos preparando a técnicos en todas las áreas: sastrería y patronaje, corte y confección, para después emplearlos en nuestras fábricas.
Como usted sabe, los trabajadores de la industria de la confección son jóvenes y en un 60% son mujeres. Que las mujeres jóvenes ganen un sueldo por hacer un buen trabajo les hacen sentir orgullosas de sí mismas, y contribuye con un segundo ingreso a la economía de los nuevos hogares, con lo que mejora su estatus y nivel social. Es un factor de desarrollo para las personas.

Acto inaugural de la Feria Textil de la India, en Barcelona.

Descargar Página en PDF

icon-pdf


[Publicado en - Diciembre 2016 ].

© TEXTIL EXPRES - Revista - 2016

En el mismo número de TEXTIL EXPRES Revista