Portugal y Marruecos, dos textiles que avanzan sobre Europa desde el Sur

Empresarios capaces, una patronal dinámica y una Administración pública que se implica. Factores comunes para sectores que cogen velocidad.

Por el juego de los calendarios de sus respectivas manifestaciones, las ferias textiles de Portugal y de Marruecos, celebradas este otoño en Oporto y en Marrakech respectivamente, tienen sus crónicas (como ya pasó alguna otra vez) publicadas en números consecutivos. Sin que ello implique ninguna rivalidad frontal, ambas se dirigen a una misma clientela: el mercado del vestir del resto de Europa, para el que España y Francia son el área de acceso obligada. En la información relativa a Portugal en el número precedente había referencias muy específicas de sus directivos a la función particularmente importante que España tuvo, y tiene, y próximamente seguirá teniendo (pues ya está planificada), en el sistema de transmisión de esa ofensiva suya, la portuguesa, sobre Europa (o, por extensión, sobre el mercado internacional en general).
Portugal empezó ese movimiento hace varios años, cuando perdió (por razones que sería prolijo analizar ahora) una primacía histórica en los mercados nórdicos y anglosajones. Era un país que confeccionaba bien y a buen precio y era cumplidor en las entregas, pero eso ya no bastaba: no creaba moda. Tuvo entonces los ejecutivos capaces de hacer una revolución, y de situar a Portugal en los mercados internacionales, empezando por dotarse de escuelas de diseño, de institutos de investigación tecnológica, de gabinetes de márketing…
La movilización de Marruecos en este sentido, a la que se alude en este número, es más reciente. Pero han dado pasos muy importantes, y tienen ya la base necesaria para coger velocidad. Y algo muy importante igualmente: como Portugal en su momento, disponen de una entidad patronal regida por empresarios de gran capacidad, y de una Administración pública que se implica en el esfuerzo común. Y de nuevo, en estas circunstancias, España puede cumplir también una interesante función de puente, desde el sur del Mediterráneo hacia la Europa situada más allá de los Pirineos, si los marroquíes consideran adecuado instrumentar su ofensiva utilizando esa base de apoyo. Sería una cuestión de estrategia.

Descargar Página en PDF

icon-pdf


[Publicado en - Diciembre 2016 ].

© TEXTIL EXPRES - Revista - 2016

En el mismo número de TEXTIL EXPRES Revista