Denim Première Vision volvió a los orígenes, donde todo ha cambiado

Mudarse de Barcelona a París, en este momento histórico, quizá no haya sido un acierto.

Los días 2 y 3 de noviembre, el salón Denim Première Vision, que se había tomado unas vacaciones de cinco temporadas en Barcelona, decidió, quizá por nostalgia, o quizá por una oferta competitiva de suelo ferial, volver a su ciudad natal, París, aunque a un recinto nuevo, en el París Event Center, y reemprender su trayectoria empalmando con los orígenes.
De todos modos, en este tipo de historias suele ocurrir que, cuando se quiere volver al pasado, el origen nunca es lo que era, y que empezar de nuevo fingiendo que nada ha sucedido tiene sus dificultades.
El tejedor pakistaní Artistic Garment, por ejemplo, dijo: «Cuando la Denim Première Vision original estaba aún en París, era el único evento del denim que existía, y ahora hay varios más, uno de ellos simultáneo al de París, el Kingpins de Nueva York, en estos mismos días» (pues, en efecto, se celebró exactamente el 2 y 3 de noviembre, justo las fechas de Denim PV).
Pero son muchas más las circunstancias que han cambiado en el período, porque, en definitiva, el sector se ha mostrado muy activo.
Para distribuir esta nueva convocatoria, los organizadores han querido apoyarse en los valores que actualmente son considerados las claves de su éxito: un posicionamiento «Premium» creativo y selectivo en términos de oferta y de público objetivo; un análisis prospectivo del sector adecuado para los nuevos desafíos cada vez más diversificados de los mercados internacionales del denim; e iniciativas inéditas para alimentar la creatividad y la reflexión de los profesionales
Algunas de estas cosas se comentan en un tema especial sobre la cambiante cultura del denim, en este número.
Acudieron a París 80 expositores. En la última convocatoria de Barcelona, en la primavera de este mismo año, fueron 95, y en casi todas las convocatorias barcelonesas se habían mantenido un poco por debajo del centenar. La nueva cifra de referencia, con todo lo que significa «volver a París», parece modesta.
Los visitantes fueron 2.300, en un 78% internacionales. La afluencia a Barcelona, en las cinco convocatorias celebradas aquí, se mantuvo con leves oscilaciones en torno a 3.800. Por tanto, el regreso a la ciudad-madre no ha sido un éxito, pero también hay que tener en cuenta que la capital francesa se ve actualmente muy perjudicada por los efectos, todavía recientes, de la violencia terrorista. En ese sentido, cambiar Barcelona por París en este momento histórico no parece haber sido un acierto. Aparte de Francia, los cinco primeros países visitantes fueron Turquía, Italia, Reino Unido, España y Alemania.
Hubo debates sobre tendencias y sobre las estructuras del sector, que pueden ser motivo de mucho desarrollo en el futuro.
Las dos próximas convocatorias son para abril (días 26 y 27) y noviembre (días 2 y 3) de 2017. Se cumplirán diez años de la existencia del certamen, y se celebrará el evento con una programación espectacular y festiva.

Descargar Página en PDF

icon-pdf


[Publicado en - Diciembre 2016 ].

© TEXTIL EXPRES - Revista - 2016

En el mismo número de TEXTIL EXPRES Revista