Las ferias del denim: Kingpins se hace cada vez más fuerte y más imaginativo

En la edición de Amsterdam Kingpins estrenó un espacio de tendencias. Y un español recibió un premio denim.

Ahora que Barcelona ha dejado de ser plaza ferial para el denim, con el retorno a su París original de la manifestación que había venido alojando durante las últimas temporadas, nuestra ciudad se ha quedado como observadora (ya no actriz) del calendario internacional del sector.
Un calendario en el que ha seguido consolidándose, cada vez con mayor protagonismo, la manifestación de Amsterdam, Kingpins, esta vez celebrada los días 26 y 27 de octubre, y que sigue siendo marco, en cada edición, de nuevos eventos.
Ahora, por ejemplo, ha servido para dar a conocer una representación conjunta que han abierto en esa ciudad dos potencias internacionales del sector, la turca Isko (que ya tenía, y mantendrá, un showroom permanente en dicha ciudad) y la brasileña Vicunha (que refuerza el almacén de logística que posee en Rotterdam).
La productora de fibras Invista, que exponía su fibra Coolmax, presentó en Kingpins su estudio sobre las «Perspectivas de los consumidores internacionales en materia de jeans», apoyando el lanzamiento de su tecnología «Coolmax EcoMode».
El propio salón presentaba por primera vez un espacio de tendencias, en este caso para la primavera de 2018, y la tercera edición de los premios Global Denim Awards, con la participación de once jóvenes diseñadores ligados a otros tantos tejedores, entre ellos el español Tejidos Royo.
Se montó de nuevo el espacio, lanzado en abril, Why by Kingpins, para concentrar la atención sobre las nuevas colecciones de las empresas ligadas al denim que tengan una actitud innovadora y eco-responsable.
Kingpins, certamen que en su día promovió Andrew Olah, quiere ser más que un área de exposición; quiere tener una función motriz para el sector. Y procurará desempeñar cada vez mejor un papel protagonista. Con la ventaja del calendario, por ser el más madrugador.
Alojado en una antigua planta de producción y almacenamiento de gas, reúne ahora a una cincuentena de tejedores internacionales especialistas del índigo, los cuales en esta ocasión han tenido una sesión ferial particularmente dinámica.
El primer día registraron un alza muy significativa del número de compradores, desde luego de la Europa continental (Reino Unido, Países Bajos, Suecia y Alemania en cabeza), pero también de los Estados Unidos y del entorno mediterráneo. La oferta era muy diversa e innovadora, haciendo patente la oleada de creatividad que está viviendo el mundo del denim. Los compradores de esta feria, por otra parte, son ya gente muy experimentada, sobre todo los confeccionistas, industriales de la moda capaces de mantener un diálogo de gran altura con los diseñadores. En la ceremonia de los Global Denim Awards, el jurado concedió el Grand Prix al tejedor italiano ITV, por una colección diseñada por la holandesa Anbasja Blanken, formada en el gabinete de creativos Viktor & Rolf. El vicepresidente de ITV dijo que la colección galardonada, más que marcar una tendencia, era una solución a un problema del mercado.
Apenas recogidos los muestrarios en Amsterdam, los protagonistas emprendieron el vuelo para Nueva York. La feria Kingpins haría su segundo despliegue de la temporada, los días 2 y 3 de noviembre, en la que antes era conocida como la ciudad de los rascacielos, aunque ahora los hay en todas partes.

Descargar Página en PDF

icon-pdf


[Publicado en - Diciembre 2016 ].

© TEXTIL EXPRES - Revista - 2016

En el mismo número de TEXTIL EXPRES Revista