Who’s Next y Première Classe avanzan en la transversalidad

Regresaron los compradores japoneses y rusos, y hay nuevos clientes franceses, aunque permanece la sensación de tranquilidad.

Hablábamos recientemente, por motivos diversos, con la directora de una de las mayores ferias de bienes de consumo del mundo, Ambiente, celebrada por Feria de Fráncfort (organizadora también de numerosos salones textiles en el mundo, muchos de ellos líderes en su ámbito). Hacía ella memoria de cuando comenzó en estas lides, y afirmó que en su origen tenía una feria competidora europea en Italia, que ahora sigue existiendo pero ya no es competencia; y que en cambio todavía no estaba ahí su principal rival actual, Maison & Objet.
Ese salón de los sectores de diseño y decoración fue creado en 1995 como resultado de fusionar otros eventos pre-existentes, desde mobiliario hasta objetos de regalo, y su gran artífice fue Etienne Cochet, quien el pasado verano se incorporó como director general a la sociedad Wsn, organizadora de los salones de moda parisinos Who’s Next y Première Classe, cuya edición invernal se ha celebrado del 20 al 23 de enero.
Crochet es un claro partidario del ejercicio de la transversalidad, lo que significa que no hay sectores de producción sino escenarios de mercado en los que conviven productos de distintas especialidades fabriles o, por qué no, también artesanales. Estilos de vida, ambientes de consumo, afinidades perceptivas de los usuarios, todo eso define espacios de convivencia que son trasladables al escenario ferial.
La idea no es exactamente nueva. Hace muchos años que en Textil Exprés abordamos la entonces novedosa visión de la «moda total», como conjunto de elementos que definen el «look» de la persona, y sinceramente repetir ahora aquel discurso resultaría cándido, como si hubiéramos descubierto la sopa de ajo. Sin embargo, una cosa es tener claro el concepto, y otra extraer conclusiones y materializarlas en propuestas que, siendo vivas y frescas, no pierdan solidez y sustancia. Ser diversos pero coherentes. En ello están trabajando ya en Wsn.
Desde su llegada a la empresa, por ejemplo, Cochet ha reiterado que pretende explotar a fondo las sinergias entre Who’s Next, más salón de moda confeccionada, y Première Classe, complementos, a fin de que los detallistas que acudan a comprar descubran surtido para cualquier tipo de establecimiento detallista que regenten, siempre en el sector de la indumentaria, entendida en sentido amplio, de generación de «look».
¿Dónde está el límite? Ya se irá viendo. De momento se han hecho, en esta edición última, incursiones en los universos de la belleza (cosmética, peluquería) y la decoración del hogar, desplegados en seis «lifestyle pop-up markets» que brotaban entre stands de oferta más convencional: Klin d’Oeil, Bonheur, Hotel Boheme... Pero donde la transversalidad ya ha tomado forma es en los confines próximos de ambos salones, Who’s Next y Première Classe, cuyas las fronteras se desdibujan, y hay ya expositores de las zonas «Urban» y «Trendy» que exponen colecciones de ambas cosas, vestir y complementos.
Esa frescura y rejuvenecimiento de un par de salones que siempre se reinventan se vio reforzada por otras iniciativas y actividades que, unas nuevas y otras evolucionadas, captan cada vez mayor interés. Se creó en esta edición un nuevo «service hub» o centro de servicios agrupando zonalmente la oficia de compradores VIP, la oficina de prensa, el stand de la Federación Francesa del Prêt-à-Porter Femenino, el «Retail Expert Club» y el espacio de conferencias, con 25 ponencias y 44 talleres. Algunas de las presentaciones fueron particularmente exitosas: «Los nuevos modelos de negocio de moda», «Las mujeres que están agitando las filas», y por encima de todo la conferencia sobre e-commerce guiada por el director de Alibaba, la potencia china de la especialidad.
Un par de ejes temáticos vertebraron el espíritu del salón. El primero, como línea de comunicación, ya había sido presentado en el anterior número de la revista Textil Exprés, y enfatizaba el papel de las nuevas chicas creadoras de negocio, bajo el lema «Girlsquad», que nos hizo titular aquel artículo previo como «las chicas son guerreras». Otro fue el que dio nombre a la fiesta inaugural celebrada el 20 de enero: «La Generación Z toma la Puerta de Versalles», es decir, el recinto ferial donde se alojan Who’s Next y Première Classe.
Por lo que se refiere a la animación del salón, fue diversa según barrios, mayor en complementos que en moda textil, irregular según las jornadas, y al final con una sensación de mayor tranquilidad que la deseada. La depresión turística y ferial (una depresión más anímica que económica, pero todo tiene al final su traslación al plano del negocio) que embargó a París y a toda Francia después de los atentados de la sala Bataclan, prolongados con el atropello de Niza en el verano, no han terminado de disiparse. El país necesita un revulsivo que lo espabile de nuevo, y también transmitir una imagen que devuelva la confianza a los viajeros.
Los visitantes de Who’s Next-Première Classe fueron 45.192. Buena respuesta de compradores europeos en general y retorno de los no-europeos, con un considerable aumento de japoneses (+27%) y americanos. Llegaron clientes de Oriente Medio, no en gran número, pero se hicieron notar por el importe de sus pedidos, sobre todo en las zonas Studio y Private. En cuanto a los clientes franceses, el informe final destaca el retorno de las boutiques multimarca y de tiendas conceptuales selectivas, y la aparición de nuevas boutiques regionales. Hay, pues, una renovación en el público atraído, junto con la asistencia continuada de algunos grandes clientes habituales.
La próxima convocatoria, del 8 al 11 de septiembre. Y, en el intermedio, del 2 al 5 de marzo las ediciones más exclusivas de Première Classe Tuileries y Paris sur Mode Tuileries, de las que algún día habrá que hablar más en profundidad.


[Publicado en TEXTIL EXPRES 229 - FEBRERO 2017 ].

© TEXTIL EXPRES - Revista - 2017

En el mismo número de TEXTIL EXPRES Revista