Tencel mejora nuestros sueños, también en hoteles

Una fibra para dormir mejor, no sólo en casa. Apta, además, para el lavado industrial.

HEIMTEXTIL 2017

 



¿Existe un «mercado del sueño»? Desde luego, hay un conjunto de negocios orientados a mejorar nuestros sueños, y no hablamos de ilusiones, sino auténticamente de un placentero dormir. No nos referimos tanto, en consecuencia, a un mercado «de», sino «para» el sueño.
La productora de fibras celulósicas Lenzing lleva años invirtiendo en mejorar la calidad de nuestros sueños, de ahí su continuada presencia en la feria Heimtextil de Fráncfort, en el área de ropa de cama, ya sea promoviendo las virtudes de sus fibras utilizadas en sábanas y almohadones, o en rellenos de edredón o de colchones. Últimamente, además, viene incidiendo en las propiedades ventajosas para el sector hostelero, donde el rendimiento los textiles se pone a prueba en condiciones bien duras.
Lenzing explicó en enero en Heimtextil que su fibra Tencel está demostrando su valía en este ámbito. La fibra no tiene problema en cumplir los más altos estándares en ropa de cama, afirman.
«Tras un intenso esfuerzo por nuestra parte, hemos desarrollado excelente ropa de cama para el comercio hotelero. Ahora, los viajeros de negocios o huéspedes de bienestar pueden también experimentar la ropa de cama de Tencel», dice Susanne Jary, directora de Hogar e Interior de Lenzing. «No fue fácil conseguir que Tencel se ajustase a las lavanderías industriales. Tras años de colaboración con socios de la industria, se han desarrollado recomendaciones técnicas para el lavado de ropa de cama de hoteles en lavandería industrial», explica. Las propiedades de Tencel, como su fortaleza en seco y en húmedo, posibilitan el lavado industrial, y su suavidad y alta absorción de la humedad permite procesar la ropa de cama más rápido, explica Textilpflege Leitgeb, un proveedor de servicios de alquiler de Austria.
Dibella, otro proveedor alemán de servicios de alquiler de lencería de cama para hoteles (una figura con la que operan muchos establecimientos) es conocido por la forma responsable en que maneja los textiles de hotel, y constantemente busca nuevos materiales eco-compatibles. «Con Tencel hemos encontrado un material que tiene una menor huella ecológica y una alta resistencia textil, cosa que de nuevo es extremadamente importante para la industria hotelera. Después de tres años de desarrollo, hemos encontrado la mezcla correcta de fibra que satisface nuestras demandas y las de nuestros clientes». La primera ropa de cama apta para el alquiler contiene un 60% de Tencel y un 40% de algodón, y ha superado las expectativas de Dibella.
Por su parte, el fabricante estadounidense Valley Forge Fabric trabaja con cadenas hoteleras reconocidas en el mundo y se especializa en Tencel en el segmento de tejidos de mobiliario y ropa de cama. «Estamos convencidos de que hemos cambiado la forma en que nuestros clientes ven los textiles en sector hotelero. Ahora, la compatibilidad ecológica y los aspectos de salud influyen en sus decisiones de compra.
Un ejemplo más: la compañía austríaca Hefel Textil es pionera en la producción de ropa de cama con Tencel, desde 1998. «Muchos de nuestros clientes son hoteles exclusivos, así que fue natural usar Tencel también en el sector hotelero. La ropa de cama se caracteriza por la combinación única de propiedades respetuosas con la piel y de fácil cuidado».


[Publicado en TEXTIL EXPRES 229 - FEBRERO 2017 ].

© TEXTIL EXPRES - Revista - 2017

En el mismo número de TEXTIL EXPRES Revista