Un impresor en materiales flexibles apuesta por Durst

Ha instalado una Rho P10 250 HS, su segunda inversión en un año, en un equipo de este fabricante.

En 2015, la firma Graphic Factory se incorporó a la comunidad Durst al comprar una Rho para materiales flexibles, en bobinas de hasta 5 metros. Es una compañía joven, operativa desde 2008, que en poco tiempo se consolidado gracias al parque de máquinas que ha ido adquiriendo, y a un equipo técnico y humano que ha sabido gestionar los flujos de trabajo.
Hasta 2015, Graphic Factory trabajaba con maquinaria de otras marcas. Ese año se decantó por Durst, a causa de la versatilidad y fiabilidad que ofrecía el equipo. Y un año después ha vuelto a instalar una máquina de dicho fabricante, en esta ocasión, una Rho P10 250 HS con seis colores y blanco, equipada con un sistema Heavy Duty Roll que permite una producción desatendida 24/7 sobre materiales flexibles. Las principales ventajas son que, además de ser un complemento indispensable para grandes producciones, minimiza los errores humanos y permite una producción interrumpida.
Néstor Sánchez, product manager de Graphic Factory Digital, afirma que la fiabilidad y productividad del equipo adquirido en 2015 permitió notar un aumento inmediato en el rendimiento de su flujo de trabajo y mayor rapidez en las entregas. Lo que influyó en la nueva apuesta del pasado año por esa casa.
Néstor Sánchez cree que en estos momentos hay una pugna entre las diferentes formas de impresión. «El soporte va variando según tendencias, plv, textil… creo que, en breve, observaremos una evolución en la tecnología de impresión que no contemple ni las tintas lástex ni UV sino tintas pigmentadas de base agua».


[Publicado en TEXTIL EXPRES 229 - FEBRERO 2017 ].

© TEXTIL EXPRES - Revista - 2017

En el mismo número de TEXTIL EXPRES Revista