En Heimtextil, Mimaki impulsó la microfábrica digital

Del diseño al producto final, en 45 minutos: eso es «fast fashion» en textiles de hogar y decoración, gracias a la impresión digital.

HEIMTEXTIL 2017


Encuentro a Mike Horsten, director general de Márketing de Mimaki Europe para el área Emea (Europa, Oriente Medio y África), por los pasillos del salón, junto a la zona de conferencias, donde está a punto de hacer una presentación. Lleva puesta una T-shirt con el texto «Digital Textile Factory». Y me dice: «estoy muy orgulloso de lucirla».
«Este año hemos decidido hacer cosas diferentes en Heimtextil. En realidad hemos montado el stand normal con equipo de impresión digital, y personas que hacen, como siempre, demostraciones. Pero al mismo tiempo hemos apostado por " The Micro-Factory", una zona en la que distintos fabricantes de maquinaria para textiles hemos procurado mostrar el proceso completo de la "fast fashion". Pueden verse todas las etapas, desde la creación, con diseñadores trabajando en esa zona de la feria, hasta la manufactura, pasando por la impresión y el corte. Y el resultado es que desde el momento del diseño hasta el producto final sólo pasan 45 minutos. Para muchos visitantes eso es aún muy sorprendente, porque no conocen bien todavía la impresión digital ni entienden el proceso. Es la primera vez que un grupo de fabricantes nos unimos para este tipo de demostración, que tiene un carácter educativo: así se hace una manufactura para el mercado de decoración, utilizando impresión digital».
Le pregunto por tendencias en el mercado de impresión. ¿Vamos hacia más velocidad, más anchura, más personalización, mejor calidad de tintas?
«Pues, sinceramente, vamos hacia todo eso. 3,20 y 3,40 metros (depende de si se trabaja en algodón o en poliéster) está creciendo muy rápido para camas y cortinas. El mercado de impresión tradicional está cambiando a digital porque las series son cada vez más cortas. Antes se consideraba una serie corta la de 10.000 metros. Hoy es corta una serie de 1.000, pero incluso las hay de 100. En cuanto a tintas, se observa una necesidad de tintas pigmentadas, pero se sabe que son caras, y la tinta tradicional, más barata, tiene mayor fuerza. La tinta reactiva está creciendo dramáticamente. Y la de sublimación tiene un mercado muy grande y con porcentaje todavía creciente».
¿Colores especiales, tipo fluorescente? «Sí, desde luego, pero en confección deportiva y en algunas líneas de "fashion". No en textiles de hogar y decoración, porque nadie quiere cortinas en color amarillo fosforito de seguridad».
¿Es realmente importante el mercado de «home textiles» para «digital printing»? Según Horsten, lo es, y lo será más, pero con cambios también en la tecnología utilizada. Cada vez más países cuidan el medio ambiente y ponen restricciones en el uso de ácidos, reactivos, y en el lavado de químicos. El futuro probablemente será de tintas pigmentadas, más respetuosas medioambientalmente, pero dependerá del precio de la tinta. «Creo que en un plazo de cinco a diez años, que dentro del textil es un plazo relativamente corto, veremos bajar el precio del litro, de los 140-150 euros de hoy, a unos 60-80, todo gracias a los volúmenes crecientes de consumo. Es lo que ha pasado con las tintas reactivas, que hoy ya están a 18-19 dólares/litro. Puedes pensar que, comparado con eso, 80-90 euros todavía es mucho, pero no debe olvidarse que en impresión digital bastan 17 ml de tinta para un metro cuadrado, mientras que en estampación con pasta necesitas un mínimo de 23-24 gramos por m2. Con esa mejora de costes, dentro de unos años el mercado de impresión digital de textiles de hogar y decoración será todavía mucho mayor».

Mike Horsten.


[Publicado en TEXTIL EXPRES 229 - FEBRERO 2017 ].

© TEXTIL EXPRES - Revista - 2017

En el mismo número de TEXTIL EXPRES Revista