Heimtextil, en máximos, con los 3.000 al alcance de la mano

La feria líder de textiles para el hogar y la decoración, Heimtextil de Fráncfort, se pone en zona de récords. No ha sido casualidad. En enero se sobrepuso a los elementos, y logró rozar los 70.000 visitantes.

HEIMTEXTIL 2017



¡Esta es mi Alemania en invierno! Así la recuerdo de tiempo atrás. De bastante tiempo. Alemania era ese país en que, durante enero y febrero, cuando llegabas había nieve en los campos, lo veías todo blanco, continuo entreverado, desde el avión, y si la calle estaba limpia era frecuente hallar montoncillos de nieve, a veces blanca a veces algo sucia, como recuerdos dejados por las palas que habían despejado el camino.
Alemania era aquel país en el que con frecuencia los aviones despegaban mientras se arremolinaban los copos en el aire, y junto a los aeroplanos veías camiones con operarios arrojando vapor sobre las alas para desescarcharlas. Alemania era eso, y todavía en febrero suele ser frecuentemente así, pero a comienzos de enero llevábamos varias ediciones de Heimtextil en las que podías salir tranquilamente, a cuerpo (es decir, con chaqueta pero sin abrigo) al recinto para caminar entre pabellones, alumbrados por un sol tibio.
Sin embargo, este año 2017 volvimos a aquella Alemania. Y, más o menos, a su eficacia antigua, porque en tiempos recientes parecía que cuatro copos lo colapsaban todo. Es malo acostumbrarse a la buena vida: cuando el frío vuelva te has olvidado de lo que había que hacer. Debe reconocerse que con los años la internacionalización ha aumentado en todos los órdenes, aumentando la complejidad en la gestión de las comunicaciones. El aeropuerto de Fráncfort conecta con muchas más localidades, y sostener la puntualidad de toda la maquinaria no es fácil con tantos orígenes y destinos, cuyo comportamiento no es fácil de controlar. Tampoco es que en esos otros lugares sean incompetentes. Unos copos en Fráncfort pero un metro de nieve en Sofía, Bulgaria, hacen que el vuelo entre ambos puntos sea una pesadilla. Es lo que ocurrió esta vez, por cierto: mucha precipitación blanca y enorme frío en algunos países. ¡El general invierno arrasando!
Dietlef Braun, consejero delegado de Messe Frankfurt, lo dijo en la noche de la fiesta de expositores: «la nieve es muy bonita, pero dificulta el transporte». Dos expositores valencianos que se demoraron en enviar el contenido del stand lo vivieron en propia carne: el primer día, mano sobre mano, esperando que llegase el camión. Es malo hacer las cosas a última hora.
Además de la atmósfera, otros elementos enturbian las cosas. Una organización ferial no se mete en política, pero sufre sus consecuencias. Con 245 empresas participantes, Turquía es el cuarto país expositor en Heimtextil, y resulta que un número indeterminado de sus directivos, que habitualmente viajaban al salón, están hoy en la cárcel como resultado de la depuración civil que el régimen turco ha llevado a cabo tras el fracasado alzamiento militar del pasado julio. Lo mismo puede decirse de los compradores que solían acudir de visita.
En fin, Heimtextil, celebrado del 10 al 13 de enero en Fráncfort, se ha sobrepuesto a todos los elementos. Con 2.963 expositores de 67 países (2.864 el año anterior), tiene el listón de los 3.000 al alcance de la mano. Y a pesar de la nieve recibió a cerca de 70.000 visitantes profesionales, frente a 68.277 el año anterior.
El crecimiento de expositores vino sobre todo de países europeos, como la propia Alemania, Francia, Italia, Portugal, Suiza, Chequia y Turquía. Buena actitud de las firmas de tejido para tapicería, quizá por un cambio de tendencia, muy perceptible en Alemania donde el año pasado la facturación aumentó en un 2,7%; unos 150 nuevos expositores han reforzado ese sector en los últimos años, sobre todo procedentes de Italia, España, Polonia y Turquía.
También buen momento en ropa de hogar, asimismo con un aumento de negocio en Alemania del 3,9%.
Hay sectores textiles y no textiles en auge. El papel pintado vive un momento brillante, y eso se nota en las áreas del recinto dedicadas al mismo.
La impresión digital comenzó, cuando se incorporó, como apuesta individual de HP, pero ahora participa la mayoría de las firmas importante de impresión, tintas y servicios con actividad en textiles de hogar. Cuando se estrenaron estaban en la misma planta de los creadores de motivos para estampación, luego se trasladaron a otra planta (y perdieron algo de atractivo), y ahora se han reagrupado en otro pabellón, al lado del ThemePark (área de tendencias), lo que las ha beneficiado, pues están en el mejor de los recorridos para los responsables de estampación, que son las gentes del diseño.
Como antes se ha dicho, con 245 empresas Turquía es el cuarto expositor, pero antes, obviamente, hay tres grandes: China, con 521, de lejos el primer país aunque en cifra estabilizada (fueron 524 el año anterior), India con 392 (doce más), y Alemania (322, cinco más). Por debajo de los cuatro grandes, Pakistán con 218, Italia con 177 (veinticuatro firmas más), España con 119 (tres más), Francia (87), Holanda (83) y Portugal (81).
En cuanto a visitantes, el crecimiento vino liderado por Brasil, China, Reino Unido, Italia, Japón, Rusia, EEUU y los Emiratos Árabes.
Seguidamente el lector verá informaciones económicas y de producto relacionadas con esta edición.


[Publicado en TEXTIL EXPRES 229 - FEBRERO 2017 ].

© TEXTIL EXPRES - Revista - 2017

En el mismo número de TEXTIL EXPRES Revista