Mucha fiesta y alegría para celebrar los 50 años de Fimi

Un niño elegante y funcional, sin dejar de ser niño. Y una presentación exquisita, en la Fimi del medio siglo de historia.

Fimi suena cariñoso y suena infantil. Como cosa de niños, que es. Pero las cosas de los niños crecen y Fimi también. El nombre entero es Feria Internacional de la Moda Infantil (durante un tiempo muy, muy lejano, se dijo «y Juvenil», lo cual luego se suprimió, aunque ahora, por cierto, se haya restablecido).
La primera Fimi tuvo lugar en Valencia, su ciudad natal, en 1962, pero entonces era un sector de la Feria del Juguete. Se convirtió en feria monográfica de la moda, es decir, con entidad propia, lo que ahora es, en 1967. Partiendo de aquí, y puesto que estamos en 2017, acaba de cumplir 50 años. Por eso este verano lo celebraba de una manera especial. Aunque no suponen cien ediciones, porque no todo el tiempo fue (como ahora) de celebración bianual. La que acaba de tener lugar del 23 al 25 de junio de 2017 fue la número 85. Y, como ha venido ocurriendo estos últimos años, no tuvo lugar en su ciudad natal (aunque sigue siendo la que aporta el equipo organizador) sino en su actual escenario: Madrid. Concretamente en el Pabellón de Cristal de la Casa de Campo. Sin que deje de ser valenciana en su espíritu. Pasada, pues, la efemérides, posiblemente en mucho tiempo no volveremos a recordar la historia, aunque sigamos haciendo, como es lógico, la crónica de cada edición.
La Fimi 85 que acaba de tener lugar ocupó 20.000 metros cuadrados, y acogió a 200 marcas representadas (y no es un redondeo, eran exactamente doscientas por asombroso que parezca) de 14 países, 50 de ellas extranjeras, con predominio de 21 portuguesas. Por cierto, Fimi volvió a editar esta vez un catálogo en toda regla, excelente instrumento de trabajo que últimamente había suprimido.
Los sectores de oferta eran: moda infantil y juvenil, calzado, complementos, regalos y decoración, artículos textiles, colchas y sábanas, baño, canastilla, cosmética e higiene, libros y cuentos, equipamiento comercial, joyería, juguetes, mobiliario, artículos para el bebé y seguridad.
Eran espacios particulares en Fimi, entre otros: See Me, espacio donde la moda encontraba la conexión entre esencia, detalle y lifestyle, más de 40 marcas en esta ocasión; New Fimi, nuevos emprendedores, firmas de reciente creación; Petit Fimi, espacio para complementos y productos pequeños que también son moda; nuditos, duodécima edición de la plataforma de lanzamiento de jóvenes promesas del diseño del mundo infantil; y el espacio para agentes y distribuidores.
Hubo un desfile especial para prensa y celebrities, con cóctel de celebración del cumpleaños de Fimi, un desfile general que se repitió dos días, y un desfile específico (ya tradicional) del grupo «nuditos».
Según una nota de prensa final, los compradores extranjeros procedían en esta ocasión de 35 países.
Era un recreo para la vista pasear por el salón. Un gusto exquisito en los stands, abiertos, alegres, con un dinamismo expresivo. En ellos la calidad del producto lucía tanto en diseño como en materia.
Los expositores demostraban la calidad de la oferta, un niño elegante y a la vez funcional… sin dejar de ser niño. En Fimi, cada vez sorprenden, y siempre a mejor, la imagen del salón y la del contenido.
En los desfiles hubo mucha prenda de fiesta, quizá pensando en compradores internacionales. Sin embargo, no eran bastante representativos del contenido comercial de los stands, que era atractivo y hubiera resaltado en pasarela. Las de Lion de Porches y José Varón fueron quizá las mejores exhibiciones.
La pasarela de este año, con la presentación de 17 firmas, fue la más internacional de las programadas en Fimi hasta ahora. Entre otras, se presentaba la primera colección de moda infantil de la firma italiana Sergio Tacchinni, que incluía tres líneas (Sportswear, Monte-Carlo y Archivo), cada una con su identidad, pero todas con una vibración deportiva, tejidos de la más alta calidad y máxima atención al detalle. También desfilaban firmas de Portugal y Rusia.

José Varón.

Reconocimiento a la fidelidad de Ancar, Belan, Cuquito, Foque, Inca, Kobez, León Shoes y Siena.


[Publicado en TEXTIL EXPRES - REVISTA 231 - Junio-Julio 2017 ].

© TEXTIL EXPRES - Revista - 2017

En el mismo número de TEXTIL EXPRES Revista