Amazon no sólo quiere vender moda, sino vender «su moda»: crearla

Es más que un e-commerce puro. Y también más que una dotación de marcas propias: es una vocación de generar colecciones.

La experiencia de Amazon como vendedor de moda (es decir, de ropa de vestir) es todavía breve, pero prometedora, y quiere explotarla a fondo enseguida. No sólo va a ofrecer en sus catálogos las prendas de firmas y marcas que le contraten como distribuidor, sino que va a concebir y producir (o hacer producir) colecciones de su propiedad; no se limitará a ser, en este sector, un canal de e-commerce; y para ello ya dispone de las marcas, y también de la capacidad creativa, que quizá es lo más llamativo.
IndentPara iniciar esta experiencia, acaba de poner en circulación a comienzos de este otoño una colección con la marca find, que se vende únicamente en Europa (elegida como escenario de esta experiencia) y que se ofrece en los sites de Amazon en cinco países: Gran Bretaña, Francia, Italia, Alemania y España; diseñada para estos cinco mercados nacionales, y ofrecida únicamente (al menos durante esa fase de lanzamiento) en ellos. Con una importante campaña de comunicación.
IndentPosicionada en el segmento de gama media, find ofrece quinientas referencias para hombre y mujer a precios accesibles, con piezas esenciales de la temporada (en este caso, la de otoño-invierno de 2017-18). Comprende piezas básicas, adaptadas a los comportamientos de los consumidores objetivo (cuyos hábitos de compra habrán sido sin duda muy estudiados), aunque añadiendo algunas prendas más singulares como un vestido-kimono, un blusón de aviador o una trinchera estampada de pata de gallo, según informaciones difundidas por la vicepresidenta de la división de marcas privadas en Amazon Fashion Europe, Frances Russell, quien destacó la versatilidad de estas colecciones (que pueden ser llevadas de diferentes maneras y seducir a un amplio abanico de usuarios).
IndentLa moda, asegura Frances Russell, es para Amazon el sector con mayores posibilidades de expansión. Pero la compañía debe dotarse de una imagen de actora con personalidad propia en este sector, no ser solo un canal de distribución. El año pasado lanzó siete marcas propias de prendas y accesorios para hombre, mujer y niño, pero sin decir que eran suyas. Ahora se trata de conseguir una personalidad pública en ese ámbito. Y de diversificar al mismo tiempo la experiencia de shopping de los clientes finales.


  
Publicado en TEXTIL EXPRES - Revista Número 233
© 2017

En el mismo número de TEXTIL EXPRES Revista