Denim Première Vision se consolida, en París, en una dimensión menor a la que tuvo en Barcelona

Para la primavera cambiará de fechas y de escenario.

Si hablamos del denim, todo es breve y rápido y, por la misma razón, intenso. El calendario ferial de dos días, que tiende a generalizarse, en denim es ya el canon. Como, al mismo tiempo, se quieren hacer muchas cosas, hay que comprimirlo todo.
Así fue, los días 14 y 15 de noviembre, la edición con la que Première Vision Denim cumplía, en Paris Event Center, su décimo aniversario, en un ambiente que los organizadores calificaron de alegre y dinámico, combinando la presentación de tendencias y el proceso creativo: una edición llena de experiencias.
Ahora bien: lo que los organizadores metieron también ahí fue el Denim PV Show, y los días 15 y 16 hubo, en otro escenario, Le Marais, el Denim Pop Up Street; de modo que se ocuparon en realidad tres días, y en la jornada central se simultanearon los dos escenarios.
Como los propios organizadores definieron, el doble evento combinó negocios, cultura e inspiración, y a esto se le llamó The Denim Bash. Se supone que a partir de ahora es repetible, y posiblemente diversificable.
En los días que precedieron a la feria tejanera, en los círculos parisinos de la moda se había estado hablando de la creciente interferencia entre la elegancia y el denim, dada la invasión que esta materia está protagonizando en las colecciones del verano-2018 y, más aún, en las predicciones de largo plazo (para todo el año 2019).
En el próximo verano habrá, se dijo, «modelos fetiche» que serán, por ejemplo, tejanos de estilo muy femenino combinables con atuendos de diva, lo cual se verá favorecido por la tendencia a las construcciones asimétricas. Los clientes predilectos serán los millennials. Habían sido convocados modistos revolucionarios de todas partes del mundo, invitados a presentar creaciones que estimularan esa visión de las cosas. «Queremos responder –comentó la directora Chantal Malingrey- al doble desafío de la moda y de la industria del denim».
España tiene algo que decir en cuanto a novedades de estilo, y también de materias. Tavex, el protagonista que apadrina junto con Marruecos, despliega los tonos que estuvieron en boga en los años 70: rojo, azul suave, beige y blanco sobre tejidos asargados. Otra tendencia nueva entre los tejaneros es la de reintroducir en el circuito textil productos algodoneros regenerados: Textil Santanderina despliega su gama «Refibra Denim» de tejidos realizados en colaboración con Lenzing, donde asocia Tencel y algodón reciclado procedente de residuos textiles.
Otra presencia española muy importante fue la de Jeanología, que presentó su colección elaborada en la primera planta de producción Laundry 5.Zero del mundo que garantiza «zero» vertidos y contaminación, sobre la cual se podrá ver más información en otro tema de este número dedicado expresamente a los desarrollos recientes de la citada firma.
Añadiremos no obstante aquí la participación de esta empresa, dentro de Denim PV, en el Denim Pop Up Street «Jeanología X Marithé+François Girbaud», donde el visitante podía conocer la tecnología laser de Jeanología combinando tratamientos de luz y ozono.
En cuanto a las cifras de balance de la manifestación ferial en sentido estricto, se concretaron en 80 expositores y 2.000 visitantes, que parece un balance fijo; resulta imposible recuperar, por lo visto, o incluso alcanzar, el centenar de expositores que se obtenía en Barcelona.
Al cierre de esta edición de noviembre, los organizadores anunciaron una sorpresa: van a variar el calendario de la manifestación. La próxima edición de primavera se va a celebrar en el mes de mayo, los días 23 y 24, en un escenario también nuevo: el Parque Floral, al sureste de la ciudad.


[Publicado en TEXTIL EXPRES - Revista Número 234 - Diciembre 2017 - ].

© TEXTIL EXPRES - Revista - 2017

En el mismo número de TEXTIL EXPRES Revista