Foco en Sudáfrica (1) - Masimanyane

En la escena de Sudáfrica brilla la creatividad. Líderes de la indumentaria abren tiendas de lujo. Para la industria, el entorno económico es desafiante, pero los empresarios de la moda están tomando medidas.

Kapstadt Tafelberg (Montaña de la Mesa, en Ciudad del Cabo), desde la ciudad.

Masamanyane es una voz en josa, idioma bantú escrito a veces también como xhosa o xosa, una de las once lenguas oficiales y administrativas habladas en Sudáfrica. Significa: «permanezcamos juntos». Sin embargo, en el mundo de los negocios prevalecen el inglés y el afrikaans (neerlandés hablado por los colonizadores bóers). Sudáfrica es sin duda un mercado creciente, que genera buenos ingresos medios, rico en recursos naturales, con sectores desarrollados financiero, legal, de comunicaciones, transportes y energía, y presume de realizar los mayores volúmenes de negociación de acciones en bolsa dentro del continente africano, apareciendo en el mundo entre los 20 primeros países.

Una colaboración especial de Yvonne Heinen-Foudeh.



Desafortunadamente, lo que acaba de describirse en la introducción es sólo una de las dos caras de la moneda: la otra ha perdido brillo. 26 años después de la abolición del apartheid, el alto desempleo, la pobreza y la injusticia social siguen siendo los desafíos más difíciles que afronta esta nación. Las poblaciones que rodean a las principales ciudades de Sudáfrica, como Masiphumele, Ocean View y Redhill alrededor de Ciudad del Cabo, siguen siendo un triste recuerdo del pasado del país.
Las escenas de moda, publicidad y arte de Sudáfrica, por otro lado, están rebosantes de creatividad. Ciudad del Cabo siempre ha sido un poco diferente, más alternativa, más colorida y tal vez incluso un poco más radical: cuando, por ejemplo, el régimen del apartheid abrió una ópera solo para blancos, la gente de Ciudad del Cabo simplemente se negó a ir.
Las start-ups de diseño y las agencias de modelos y publicidad interpretan un papel importante en la vibrante escena artística de África, conocida por su creatividad ilimitada, yendo más allá de los elementos étnicos ampliamente esperados, disfrutando de renombre mundial y logrando los mejores precios en una subasta. Todo ello influye en la configuración de este país y las vidas de las personas que viven en él, particularmente en la Península del Cabo, en Ciudad del Cabo y en la región circundante, que se encuentra casi en el extremo más meridional de África.
En una ubicación privilegiada a lo largo de Victoria & Alfred Waterfront, el primer mega museo del continente, el Zeitz MOCAA, se inauguró en septiembre de 2017. Está dedicado íntegramente al arte contemporáneo, expuesto en un antiguo silo de grano, restaurado por el arquitecto estrella Thomas Heatherwick. Aquí es donde Jochen Zeitz, ex jefe de Puma, muestra su colección.
No es sorprendente que las marcas de lujo hayan hecho sus incursiones desde hace tiempo en el mercado sudafricano: Gucci, por ejemplo, opera una empresa conjunta con el socio local Gmt Investcorp Limited. La marca italiana también se hizo con el control de las antiguas franquicias de Gucci en Ciudad del Cabo y Johannesburgo, asumiendo el mando. La nueva tienda en Johannesburgo se inauguró recientemente en septiembre de 2017 y está ubicada en Nelson Mandela Square, en el lujoso distrito de Sandton. Gucci, filial del grupo de lujo francés Kering, describe a Sudáfrica como un «mercado dinámico con un futuro prometedor».
El siguiente ejemplo es Ermenegildo Zegna, que lanzó su primera tienda de ropa masculina premium, la joven línea ZZ y accesorios en Sudáfrica en 2015. Su ubicación: la lujosa galería Diamond Walk de Johannesburgo en el centro de compras Sandton City. Según un portavoz de la empresa, la decisión de la empresa de intensificar su compromiso en Sudáfrica refleja la creciente importancia del continente africano. La compañía ya opera tiendas en Egipto (primera apertura en 2006), Marruecos (2012) y Nigeria (2014).

Nubes en el horizonte.
Son en efecto una amenaza para el desarrollo económico sostenible y un mejor nivel de vida para más sudafricanos: la decisión del verano pasado de la agencia calificadora Moody's de rebajar la nota crediticia del país a un nivel justo por encima del nivel basura, yd e SP&P Global para bajar a un grado inferior en septiembre de 2017 inevitablemente hará que los préstamos en los mercados financieros internacionales sean más costosos. Este movimiento ha expuesto al Rand [R], la moneda del país, a una mayor presión, provocando una caída del 4% frente al dólar estadounidense.
SP&P Global atribuyó su decisión a los muchos indicadores negativos que están afectando a la economía. La agitación política, las serias acusaciones de corrupción contra el presidente Jacob Zuma, así como la renuncia del ministro de Finanzas, Pravin Gordhan, están poniendo en peligro el crecimiento económico.
En una reorganización reciente del gabinete, Gordhan fue reemplazado por Malusi Gigaba (partido de gobierno: ANC - Congreso Nacional Africano). Al asumir el cargo, el ex-ministro del Interior anunció que la economía del país sufriría un «proceso radical de transformación».
Políticamente, muchas personas sobre el terreno valoran la fuerza de la Constitución sudafricana, que creen que guiará a su democracia a través de estos tiempos turbulentos. Muchos consideran una bendición que la Constitución excluya un tercer mandato de cinco años para el presidente Zuma. Las próximas elecciones generales se realizarán en 2019, y muchos empresarios y asociaciones empresariales ponen sus esperanzas en el cambio político y una victoria para el partido de oposición conocido como el D.A. (Alianza Democrática).

Textiles y prendas de vestir: listos para los desafíos futuros.
A pesar de todos estos factores, las perspectivas de éxito específicamente para el sector de los textiles y las prendas de vestir son realmente buenas. Esta sólida posición se debe, ante todo, a una serie de emprendedores comprometidos que dirigen sus empresas hacia el futuro con un liderazgo y estrategias de venta inteligente, mientras que también invierten en capacitación de producción y la aplicación de tecnología para mejorar la eficiencia y la garantía de calidad.
En nuestro próximo número, TEXTIL EXPRES buscará dos compañías de perfil interesante que compartir con nuestros lectores.
Como era de esperar, la industria textil y de la indumentaria respondió rápidamente a la crisis económica actual. Una conferencia convocada por el sector de indumentaria, textiles, calzado y cuero en Durban en septiembre pasado, que atrajo a propietarios, gerentes, funcionarios gubernamentales y representantes sindicales, así como a 500 empleados de producción de textiles y costura, formuló rápidamente y aprobó un programa diseñado para aliviar el impacto negativo de la reciente y preocupante degradación de la calificación crediticia del país.
Sin duda, el crecimiento económico de Sudáfrica se ha desacelerado en los últimos años, disminuyendo a un +0,3 por ciento estimado en 2016. Aunque la infraestructura moderna del país apoya una distribución relativamente eficiente de bienes a los principales centros urbanos en toda la región, el suministro inestable de electricidad ha venido retrasando el crecimiento. Para corregir ese problema, el proveedor estatal de energía Eskom ha invertido grandes sumas con el fin de mejorar la distribución de energía, después de interrupciones masivas en 2014 y 2015. Más recientemente, se han recibido ofertas para la construcción de centrales de energía nuclear adicionales.
La tasa de desempleo oficial del país es un alarmante 27 por ciento y es más alta entre los jóvenes negros. La política económica de Sudáfrica se centra en controlar la inflación (ver recuadro) aunque el desarrollo económico también debe hacer frente a obstáculos estructurales. Estos incluyen: déficits educativos, competitividad decreciente en el mercado global, y tiempos de inactividad causados por la huelga. El gobierno también está siendo presionado por los distritos electorales urbanos deseosos de mejorar el acceso a servicios básicos para grupos de bajos ingresos, y para asegurar el crecimiento del mercado laboral y la educación universitaria asequible.



Datos principales de la República de Sudáfrica.

Capital: Pretoria
Extensión: 1.219.000 Km2
Población (2016): 55,16 Millones
PIB (estimado 2017): 288.200 Millones US$
PIB per capita (estimado 2017): 5.074 US$
Inflación - Tasa Neta 2016: 6,3%
Inflación - Tasa Prevista 2017: 6,2%
Inflación - Proyección 2018: 5,5%
Desempleo – Tasa 2016: 26,7%
Desempleo – Tasa Prevista 2017: 27,4%
Desempleo - Proyección 2018: 27,7%
Salario Medio 2013: 14.357 Rand (ZAR)
Salario Medio 2014: 16.959 Rand (ZAR)
Salario Medio 2015: 17.022 Rand (ZAR)
Equivalencia en Euros: 1.150 € (EUR)

(Salario Medio Mensual bruto, media anual. Equivalencia en euros del Salario de 2015, tasa de cambio aplicada —sin embargo— Rand/Euro actual, 2018).


[Publicado en TEXTIL EXPRES - Revista Número 235 - FEBRERO 2018 ].

© TEXTIL EXPRES - Revista - 2018