El calzado español mejora su balanza internacional

Algunos mercados exteriores clave repuntaron, y en otros se frenó el descenso de ventas españolas.

Actualmente, el sector español del calzado está muy pendiente de la evolución de su mercado exterior y, en la información que el propio sector daba de sí mismo con motivo de la última feria Momad Shoes, esta preocupación era evidente.
Desde el punto de vista estadístico, los datos manejados por la Federación de Industrias del Calzado Español, y glosados por su presidente Monzonís, no podían evitar una anualización deficiente de los resultados, porque no podían disponer del dato estadístico del último mes, diciembre de 2017.
Así, pues, para un período útil de once meses, el sector español del calzado contabilizó exportaciones por 2.500 millones de euros (148,1 millones de pares), lo que supuso un incremento del 1,5% en valor y del 2,6% en volumen a período equivalente.
La FICE estima que este buen comportamiento de las exportaciones en el último año transcurrido continuará durante 2018, con una previsión de crecimiento en el mercado exterior de entre un 2 y un 3%.
La evolución positiva de las exportaciones, según Monzonís, se debe a la consolidación de la marca España y la buena imagen de esta industria en el exterior. En el zapato español se aúnan moda, diseño, calidad y confort con precios muy competitivos para los segmentos medio y medio-alto del consumo, cualidades muy apreciadas por los clientes.
En el comportamiento de las ventas del ámbito comunitario, destaca el repunte de las realizadas a Alemania, nuestro tercer mercado exterior, con un incremento superior al 8%, mientras que Italia (2º cliente) y Portugal (5º) mantuvieron su crecimiento moderado todo el año. Francia (primer mercado) y Bélgica, frenaron la caída iniciada en 2016, y Dinamarca y el Reino Unido la acentuaron.
En cuanto al mercado extracomunitario, siguieron teniendo aumentos superiores al 10% en Estados Unidos, China, Rusia (+30%), Australia-Nueva Zelanda (+48%), Canadá y Corea del Sur, con atonía de Méjico y Japón.
Más de la mitad de las exportaciones totales corresponden ya en volumen a calzado no de piel (72%), aunque sólo representan un 45% en valor, siendo las de caucho/plástico las que más crecen.
En cuanto a las importaciones predominantes, nuestros cinco primeros proveedores son, en volumen, China, Vietnam, Bangladesh, Indonesia e India. Pero el top ten de los proveedores de alto valor añadido sigue siendo de europeos: Italia, Bélgica, Francia, Reino Unido y Países Bajos sobre todo.
Puesto que en la oferta ferial de Momad Shoes se incluía la marroquinería, y también se la reflejaba en la información de prensa, daremos una referencia de sus datos esenciales: en el ejercicio de 2017 nuestras exportaciones en ese ámbito de mercado ascendieron a 960 millones de euros (+4,71%), con Francia, Italia, Portugal, Reino Unido y Alemania Federal como principales compradores (para bolsos, prendas de vestir, pequeña marroquinería y cinturones), y las importaciones cifraron 976 millones (con ligero descenso), siendo nuestro proveedores más señalados Francia, Italia, Portugal, Países Bajos y Alemania.


  
Publicado en TEXTIL EXPRES - Revista Número 236
© 2018

En el mismo número de TEXTIL EXPRES Revista