Europa prepara un gran clúster del textil avanzado

Un proyecto común para diversos clústeres europeos, con un fuerte papel de dos españoles.

El proyecto se llama EU-Textile 2030. Su objetivo es crear un «meta-clúster» de ámbito europeo, o clúster de clústeres, para la promoción de los materiales textiles avanzados generados en esta parte del mundo. Se trata de dar apoyo, en el ámbito de la Unión Europea, a las Pymes de vanguardia que tengan la inquietud de ser lanzaderas para un panorama futurista.
Por el nombre dado al proyecto se ve que los promotores están pensando en el horizonte del 2030 como fecha para valorar los primeros resultados. Los más audaces, sin embargo, piensan ya en un horizonte 2020 que permita hacer una primera valoración de efectos. De hecho no se parte de cero: ha habido un trabajo previo en el período 2012-2014, económicamente sostenido por la Unión Europea, que ha hecho posible esta materialización de ideas a la que nos estamos refiriendo, que, como tal, es muy reciente.
Siete clústers nacionales están implicados en el proyecto. Hay dos españoles firmemente comprometidos: Ateval, de Valencia, y AEI Textils, de Cataluña; el primero, con 320 industriales movilizados (10.500 empleados), ha tomado el compromiso de ir en vanguardia; no fue mera casualidad que la reunión de lanzamiento tuviera lugar en Valencia el 8 de febrero último.
Los participantes franceses, también muy comprometidos, son otros dos: Techtera y Up Tex. Más el alemán Sachsen Textil, el italiano Pointex (de Biella, que cubre toda la cadena de valor del textil), y el checo Clutex. Entre todos reúnen a 900 pymes del sector, para las cuales se definirá una estrategia de internacionalización común.
Europa es la promotora del proyecto y, dentro de ella, como se ha visto, España ha sido la punta de lanza. Pero no con una visión egoísta. Va a organizar cuatro misiones comerciales o tecnológicas para hacer extensivo el proyecto a otros mercados. Los dos primeros encuentros tendrán lugar dentro de este mismo año 2018. El primero ya de inmediato, en el mes de julio, en Colombia; el siguiente en noviembre en África del Sur. Para 2019 se piensa en Israel y en el Lejano Oriente (Japón+Taiwán).
En estas expediciones los miembros europeos podrán encontrar, por supuesto, nuevos mercados, pero el objetivo no es únicamente egoísta: también podrán descubrir nuevos socios tecnológicos.
De momento se cuenta con seis miembros asociados de naturaleza corporativa: la confederación empresarial europea Euratex, el organizador de salones Messe Frankfurt, las patronales del sector alemana (IVGT) e italiana (Texclubtec), y dos clústers nacionales que no formaban parte del grupo fundacional: el británico y el portugués.
Es un proyecto que, seguramente, en el próximo futuro dará mucho que hablar. En círculos restringidos, obviamente, puesto que estamos hablando de desarrollo de textiles del mañana.


  
Publicado en TEXTIL EXPRES - Revista Número 236
© 2018

En el mismo número de TEXTIL EXPRES Revista