Un informe establece que tenemos el mayor porcentaje de amantes de lo digital.

Para sorpresa de todos, con un 56% de consumidores amantes de lo digital, y que tienden a adoptar las nuevas tecnologías muy temprano («spendsetters»), España se sitúa a la cabeza de Europa en el consumo innovador, mientras que los nórdicos presentan el porcentaje europeo más bajo de este tipo de consumidores, con sólo un 42%. Así se desprende de los resultados de un estudio que la plataforma de pagos Adyen ha llevado a cabo en toda Europa, sobre una muestra de 5.000 consumidores y 500 retailers, y que lleva el nombre «La experiencia: nuevo campo de batalla en el retail».
IndentBlack Friday, Cyber Monday y Singles Day abren una temporada de compras que se extiende hasta la campaña navideña, y que sirve de pretexto para todo tipo de informes. El de Adyen analiza el comportamiento de los consumidores en el entorno minorista. Según Juan José Llorente, «country manager» de Adyen en España, «los consumidores españoles cada vez se interesan más por las tecnologías que consideran esenciales para tener una experiencia de compra satisfactoria, y esto lo hacen en mayor medida que los consumidores de otros mercados».
IndentEl informe de Adyen divide a los consumidores en tres tipologías. Los spendsetters son los que prefieren la experiencia online y fijan la tendencia de compra del futuro; representan el 51% de la muestra. En el extremo opuesto se encuentran los resisters, los consumidores menos entusiastas por la tecnología, que sólo representan el 8% de los participantes en la encuesta. Los fence-sitters (41%) son propensos a dejarse convencer por los spendsetters y empiezan a asimilar las tecnologías poco a poco.
IndentTanto a los spendsetters como a los resisters les influye el precio, pero en el caso de los primeros también es muy importante la experiencia de compra.
IndentLa principal diferencia entre spendsetters y resisters es la tecnología que utilizan para comprar. En este sentido, los primeros están muy por delante en el uso de prácticamente todos los dispositivos a excepción de los móviles básicos. Además, el estudio destaca que el 49% de los spendsetters prefiere la compra online, frente al 15% de los resisters.
IndentEl 65% de los spendsetters sería más fiel a un detallista si pudiera comprobar el stock online antes de ir a la tienda. El 69% incrementaría la frecuencia de compra online si recibiera recomendaciones e información de producto y pudiera realizar la compra a través de un chatbot (chat automatizado). La mitad dijo que le gustaría tener información personalizada basada en su ubicación, y que le gustaría usar la app de la marca para pagar en la tienda física. Por último, el 57% considera que una experiencia de pago sin pasar por caja le animaría a comprar más.
IndentLa facilidad a la hora de pagar juega un papel importante en la experiencia de compra y produce un impacto directo en las conversiones. Uno de cada tres consumidores encuestados está muy satisfecho con poder disponer de un método de pago rápido y sencillo, aunque solo el 41% de los retailers proporcionan a los consumidores opciones de pago innovadoras. El 80% de los españoles encuestados afirma sentirse cómodo usando sistemas de pago sin contacto.


  
© 2018 - TEXTIL EXPRES.