Maroc in Mode y Maroc Sourcing: dos días de fiesta mayor para la moda, en Marruecos

España y Francia son los dos principales clientes. Este año, la feria coincidió con un festivo (con puente) en España.

El 11 y el 12 de octubre, la industria textil marroquí mostró, una vez más, lo bien que sabe hacer estas cosas de comprar y vender moda, y lo bien que sabe organizar negocios donde todos ganan, y acaban sacándole partido al tiempo, en sólo dos jornadas. En el certamen que se autodesigna como Maroc in Mode, la Asociación Marroquí del Textil-Confección, Amith, en cooperación con el Ministerio Marroquí del Comercio Exterior, puso en valor todo lo que el país sabe aportar en materia de textil y confección para desarrollar tratos en los que todos sacan partido. Y en la otra jornada, la que se define como Maroc Sourcing, los otros dos grandes protagonistas fueron los 1.600 visitantes especialistas de la propia Asociación Marroquí de Textil Confección, con una capacidad anual de producir más de mil millones de piezas, y los 1.500 inversores y profesionales llegados de África, América y Europa para cerrar negocios allí.
Marruecos ponía en acción, al mismo tiempo, al mayor empleador del país, todo un sector de actividad (más de 180.000 personas). Un cuarto de las exportaciones marroquíes (3.000 millones de euros en 2016) son atribuibles a la industria de la confección, que aporta el 15% del PNB del país. Marruecos exporta el 70% de su producción de prendas hacia Europa, en la que España y Francia son los dos primeros clientes. El país contempla 100.000 nuevos empleadores para el año 2020, y espera doblar las exportaciones.
Eran alrededor de 200 los expositores marroquíes en el certamen Maroc in Mode, distribuidos entre los sectores de fast fashion (alrededor de 40 expositores), denim (en torno a 25), sectores estos dos que eran los más importantes de la muestra, marroquinería (5), género de punto (11), sastrería (7), lencería, sportswear, ropa de trabajo, calzado y accesorios.
Hay que hacer una mención especial de la nueva identidad de la empresa hispano-marroquí de moda tejana Settavex, filial anteriormente del grupo Tavex, que ha sufrido una transformación de propiedad y de identidad nacional, y que ahora se presenta (tanto en España como en Marruecos como en todas partes) bajo la nueva denominación comercial de Evlox.
Hemos de añadir, por otra parte, el Espacio Portugués, en el cual se agrupaban unos 40 expositores de esta nacionalidad, testimonio de una colaboración que ha empezado ya a ser positiva entre la oferta de los dos países (Portugal y Marruecos), y creadora de sinergias.
Era novedad de este año que el clúster de economía circular del textil marroquí presentara un proyecto para el desarrollo de una producción duradera en Marruecos. Hay que tener en cuenta, a este respecto, que el país es un área económica excepcional en la zona Euromed, y que, por otra parte, representa un crecimiento económico estable del 4% con una inflación muy leve, en una encrucijada de tres continentes (el puerto de contenedores ideal para el enlace entre Europa, el Mediterráneo y el Norte de África).
En este conjunto de circunstancias geoeconómicas favorables, Marruecos prevé crear 100.000 nuevos empleos, incrementar su volumen de negocios por exportación, de 500 millones de euros a 4.000 millones, e identificar 6 ecosistemas de negocios que comprenderán moda «fast fashion», denim, género de punto, textiles técnicos, textiles de hogar y sastrería.
En parte esto ya se reflejaba en la composición sectorial de la oferta que figuraba en estos días mismos de la feria de Marrakech, y que acabamos de describir, pero en parte correspondía al futuro, a un plan hipotético que tomará cuerpo más adelante. Marruecos toma su compromiso de poner producto, servicio, tiempo… eficacia en una palabra. Con centros de actividad (es decir, de negocio) como Casablanca, Tánger o Rabat.
En cuanto a afluencia, el doble salón estuvo bastante activo en términos generales. La presencia europea fue razonablemente diversa. En esta ocasión la participación española resultó un poco perjudicada porque las fechas del evento se superpusieron a una fiesta laboral en nuestro país, la del 12 de octubre («el puente del Pilar» en términos populares, conmemorativo por otra parte del descubrimiento de América), que daba prioridad a la evasión turística.
La audiencia del evento ferial de doble jornada fue de 1.853 visitantes de 22 países: 1.179 marroquíes y 674 internacionales (32% de Francia, 8,5% de Italia, 8% de Gran Bretaña, 7% de Portugal, otro 7% de España –cifra que en circunstancias normales debería haber sido superior como acabamos de decir- y 6,5% de Alemania).
Los visitantes (profesionales todos ellos, obviamente) se mostraron especialmente interesados por la «fast fashion» y la producción sostenible. Factores que impresionaron fueron la alta calidad de la producción, el respeto del medio ambiente, el diseño ecológico y el espacio que van ganando, en su equipamiento productivo, las nuevas tecnologías.
Marruecos está ya entre los diez mayores proveedores de Europa, y el segundo de los pertenecientes a la cuenca mediterránea, en expansión obviamente.

Y luego, hablemos del mañana.
Entre los grandes proyectos vinculados a la producción de moda del futuro (un área de negocios realmente espectacular para el Marruecos que viene) hay los vinculados al polo industrial de Tánger y su entorno, donde figurarán los concernientes a la producción de regenerados por parte del Circular Textile Cluster, en el que participan las compañías Hallotex de Tánger, Textil Santanderina y Vic Industrial de Barcelona y Lenzing Group de Austria, todas ellas basadas en la explotación de desechos de los océanos. Esto ya se ha venido presentando últimamente en las principales ferias europeas.
Un expositor primerizo en este Maroc in Mode-Maroc Sourcing ha sido Kilim Denim, de Estambul, uno de los mayores inversores actuales en la producción de denim sostenible, que trabaja en colaboración con la alemana G-Star manteniendo la campaña Raw for the Oceans.
Y el gran avance es la entrada en acción del concepto «La industria 4.0 para todos», propulsado desde las marcas hacia los revendedores, cubriendo esa especie de salto en el vacío a la que se enfrenta la llamada «fabricación inteligente», en estos momentos en que debe erigirse como órgano de expresión general del sector.
Los industriales marroquíes, por otra parte, son muy conscientes hoy de que ya no tiene sentido intentar competir por precio como factor sustancial; es sólo un elemento dentro de un equilibrio de servicio/calidad/tiempo (es decir, rapidez). Al fin y al cabo, se trata de resultados.

Montepull.


  
Publicado en TEXTIL EXPRES - Revista Número 239 - Octubre-Noviembre 2018
© 2018 - TEXTIL EXPRES.

 

En el mismo número de TEXTIL EXPRES Revista