Para Inditex, el Ready-to-Wear tiene que ser un auténtico Right-to-Wear

La Responsabilidad Social Corporativa se declina en siete puntos de trazabilidad y, al menos, seis códigos y políticas orientados a la ética y la sostenibilidad.

Llevamos meses incluyendo numerosas informaciones de empresas, marcas y eventos que hablan de sostenibilidad, un sustantivo que se ha incorporado a la cultura empresarial y social de la época, y que, como decíamos, es ya un «trend-topic» de largo recorrido, permanente. Incluso le dedicábamos, en el número anterior, un artículo que pretende desmitificar la sostenibilidad, en el sentido de advertir que probablemente no ayudará, a la mayoría, a aumentar su negocio, aunque pueda permitirles lavar su imagen y con ello, quizá, evitar una eventual pérdida de ventas. En todo caso, sostenibilidad, junto con responsabilidad social, son necesidades ineludibles, y lo son más aún en las organizaciones que, como puntales de la globalización y la deslocalización, puedan resultar «sospechosas» de escasa sensibilidad hacia esos temas.
Grandes distribuidores como H&M, C&A o Ikea tienen que defenderse cada cierto tiempo de acusaciones sobre el uso de una red de talleres baratos, en distintas partes del mundo, que tienen escaso respeto por el medio ambiente o por la salud y el bienestar de sus trabajadores. De ahí que esas empresas sean también las más preocupadas por insuflar un barniz ético a su red de proveedores, así como de adoptar en sus cuarteles generales y en sus tiendas políticas de sostenibilidad que sean reales, efectivas... y comunicables.
En el caso del grupo Inditex, uno de estos cuerpos de doctrina ha sido ingeniosamente bautizado con una adaptación de la versión inglesa del prêt-à-porter. En efecto, el R-t-W, que enunciaría un «Ready to Wear» o «listo para vestir» ha sido transformado en un «Right to Wear». «Right» entendido como justo o correcto.
«Right to Wear —dice un texto del grupo gallego— es la filosofía que ilustra la sostenibilidad de nuestro modelo de negocio y el modo en que concebimos nuestra actividad: nos apasiona crear moda, nos motiva satisfacer a nuestros clientes y, al mismo tiempo, buscamos que los efectos que generamos en nuestros distintos ámbitos de actuación sean positivos para nuestros grupos de interés. Por eso, pensamos y actuamos de manera responsable en todo cuanto estamos involucrados.
»Queremos crear productos atractivos, éticos y de calidad que sean justos (Right) para nuestros clientes, para nuestros empleados, para nuestros proveedores, para las comunidades en las que operamos y para el entorno. En definitiva, nuestro objetivo es crear moda que sea Right to Wear, [lo que significa] pensar y actuar de manera sostenible y transparente, garantizando la trazabilidad de toda nuestra actividad».

¿Cómo se garantiza? Siguiendo (o consiguiendo) los siguientes puntos:
1)‡La procedencia y uso de las materias primas.
2)‡El diseño, la producción y la distribución de la moda del grupo.
3)‡La trazabilidad de la cadena de suministro, el conocimiento de los proveedores y la protección de los derechos humanos y laborales de sus trabajadores.
4)‡Las condiciones de seguridad y salud de los empleados del grupo y de los empleados de sus proveedores.
5)‡El consumo de recursos en las tiendas, instalaciones y procesos del grupo.
6)‡El fin de vida de los productos.
7)‡La respuesta que el grupo da a las demandas de sus clientes, empleados y accionistas; así como a la sociedad en general a través de la contribución fiscal y el apoyo a la comunidad.

«Sólo de esta manera conseguiremos que nuestra actividad genere valor más allá del beneficio».
Todos los empleados de Inditex, fabricantes, proveedores o terceros con relación directa con el grupo, pueden comunicar a su Comité de Ética cualquier incumplimiento que detecten del Código de Conducta y Prácticas Responsables o del de Conducta de Fabricantes y Proveedores, siempre que afecte a Inditex y haya sido cometido por otros empleados, fabricantes, proveedores o terceros con relación directa.
Pero no son sólo esos dos códigos los que forman parte de su cuerpo de disposiciones en materia de responsabilidad corporativa. Incluyendo a esos dos citados, hay un número de documentos que especifican abundantes normas a cumplir, descargables por cualquier persona del sitio del grupo en internet. A saber:

—Código de Conducta y Prácticas Responsables.
—Código de Conducta de Fabricantes y Proveedores.
—Política de Prevención de Blanqueo de Capitales.
—Política de regalos y hospitalidades.
—Política de donaciones y patrocinios.
—Política de relaciones con funcionarios públicos.

Adicionalmente, Inditex declara que toma como propios los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) que Naciones Unidas ha marcado de cara a 2030 para poner fin a la pobreza, reducir la desigualdad y luchar contra el cambio climático. «Tenemos en cuenta nuestro modelo de negocio, nuestro sector y el contexto para maximizar nuestro impacto en los ODS. Estos principios guían las decisiones y procesos del grupo».


  
Publicado en TEXTIL EXPRES - Revista Número 240 - Diciembre 2018
© 2018 - TEXTIL EXPRES.

 

En el mismo número de TEXTIL EXPRES Revista