Ligero descenso de visitantes en Première Vision, fundamentalmente por culpa del Brexit

Los salones de materias del Parque de Exposiciones Norte (París) siguen desplegando su «marketplace» online, con la integración de nuevos grupos de producto.

Curiosamente, en términos porcentuales la galaxia de salones de Première Vision anotó en febrero un retroceso de visitantes prácticamente idéntico al avance que registró el otro gran conjunto de manifestaciones de materias y aprovisionamientos textiles celebrado en París por las mismas fechas, en el entorno de Texworld. Si las visitas a The Fairyland for Fashion (Texworld et alia) crecieron un 2,35% sobre febrero del año anterior, las de Première Vision y anexos (es decir, las distintas declinaciones de PV para tejidos, diseños, sourcing, cuero…) cayeron un 2,3%.
Más allá de esta simple coincidencia, el desarrollo y las circunstancias no son comparables, ya que el contenido de los salones y la naturaleza de los visitantes y mercados son distintos… diríamos que complementarios.
Celebrado del 12 al 14 de febrero en el recinto ferial de París Norte, Première Vision París, que se viene presentando como «la nube de la moda» (The Cloud of Fashion) reunió a un total de 1.782 expositores, un 3,3% más que en la última edición comparable (febrero de 2018).
Recibieron a 53.156 visitantes, lo que son unos 1.250 menos que en la edición anterior. Dos tercios de la caída son responsabilidad del mercado británico, se supone que por efecto de las incertidumbres que suscita el Brexit. Esto, que también lo sufrieron Texworld y su familia de salones, fue compensado en el caso de estos (como puede verse en otra crónica del presente número de Textil Exprés) con el alza de otros países, lo que provocó incluso un cambio de posiciones en el ranking (España adelantó al Reino Unido); pero no ocurrió lo mismo en el caso de PV, por lo que, a los más de 800 compradores británicos perdidos se añadieron más de 400 del resto del mundo.
No es, de todos modos, un retroceso impactante. Première Vision sigue siendo una feria muy internacional, con el 70% de los visitantes llegados de fuera de Francia (país anfitrión), procedentes de 127 países; en su gran mayoría (76% de los visitantes totales), de naciones europeas.
Los organizadores destacan que la diversidad del público es apreciable tanto «en términos de tamaño, desde diseñadores independientes a grupos internacionales, incluidas empresas de pequeño y mediano tamaño; como de posicionamiento (casas de lujo, marcas de moda y accesorios de gama media y alta, y detallistas masivos); como de mercados (ropa, productos de cuero, calzado, joyería de moda, y más)».
Las cinco posiciones de cabeza en cuanto a países visitantes no experimentan variación. En primer lugar, Francia, con 15.924 (+1%); en segunda posición, Italia, con 5.985; y siguen Reino Unido, a pesar de su caída (3.251), España (3.215) y Turquía (2.689), aunque este último anotó un descenso del 6%, comprensible dada la inestabilidad del país en cuanto mercado de consumo, aunque no así en cuanto base productiva y, por tanto, demandante de materias, ya que la debilidad de la divisa ha elevado su competitividad manufacturera.
Sí que hay cambios en los cinco siguientes, que son los que superan el listón de los 1.400 visitantes. Son, por este orden, Alemania, EEUU, Bélgica, China y Japón. A destacar que China entra en el top-ten, y lo hace saltando directamente a la octava posición. Por su parte, Bélgica avanza de la décima a la octava plaza, y Japón retrocede de la novena a la décima.
Dos datos adicionales de interés en cuanto a la estadística de las visitas:
Un 9,5% de los visitantes profesionales de Première Vision llegan desde Asia, con un incremento del 8% en esta edición última, liderado por el ya mencionado aumento de las visitas procedentes de China, que, como acabamos de ver, ha superado en su total al Japón. Tercero de esa parte del mundo es Corea, con 883 visitantes.
Norteamérica aporta casi 2.000 visitantes: 1.695 estadounidenses (+6%), y 300 canadienses.
Como ya ocurriera en la edición última, una de las mayores noticias para los organizadores de Première Vision sigue siendo el despliegue de su Marketplace online. Afirman que la acogida de los expositores a esta iniciativa han sido entusiastas, y que «expositores y compradores de las principales marcas internacionales han expresado claramente su emoción» al respecto.
Como ya expusimos en la crónica de Première Vision de septiembre, en realidad la acogida de la industria ha sido dispar. Es cierto el entusiasmo de algunos, son ciertas las acogidas favorables y las tibias, y son ciertas las reticencias e incluso los enfados de algunos, por lo que ya expusimos del carácter obligatorio e inexcusable en el mencionado «Marketplace» (si es que se aspira que Première Vision conceda un stand en su convocatoria física).
En fin, lanzado en septiembre de 2018 con las colecciones de los tejedores, el Première Vision Marketplace se ampliaba en febrero con la entrada de los curtidores, vuelve a ampliarse en mayo con los fabricantes de denim, y en septiembre se extenderá a productores de accesorios y fornituras. Con lo que prácticamente quedará cerrado el círculo del provechoso negocio de Première Vision, entendido como una plataforma completa de venta, márketing y comunicación de materias para la industria de la moda.
Para septiembre próximo, Première Vision ha convocado su edición central parisina del 17 al 19 (martes a jueves). En el entretanto, diversas citas por el mundo, bajo su organización. A destacar Denim Première Vision, 28 y 29 de mayo, en Milán, Italia. Blossom Première Vision, del 2 al 4 de julio, en París. Première Vision New York, 6 y 7 de julio. Y otros eventos menores, o ya acaecidos cuando se publica este número de Textil Exprés (como el encuentro de Estambul, celebrado en marzo).


[Publicado en TEXTIL EXPRES REVISTA 242 - ABRIL 2019 - ].

© - 2019