La Industria de la Confección camina hacia el Impact 4.0

Estos son los ejes de desarrollo tecnológico para la industria de manufactura sobre materiales flexibles, cuya oferta puede verse en Texprocess.

Elgar Straub, director gerente de la VDMA.

¿Hacia dónde camina la industria, particularmente en términos de digitalización, automatización/robotización, y en inteligencia artificial, y cuál es el futuro para la tecnología de la indumentaria y para el procesado de los textiles técnicos? Esta es la pregunta que hace unos meses se planteaba Elgar Straub, director gerente de la VDMA, organismo que representa en Alemania a las industrias de tecnologías para tejidos, cuero y cuidado textil y del cuero.
«Muchos fabricantes están trabajando ya en la digitalización de la cadena de valor completa: scanners corporales en 3D y software de simulación 3D se utilizan en la creación de colecciones, las materias se extienden en mesas de corte con robots y sistemas de agarre, los fabricantes de máquinas de coser ponen en red fábricas enteras a través de las fronteras nacionales con obtención directa de datos de la máquina y análisis en tiempo real. Grandes sistemas de datos, a los que uno puede «llamar» y conectarse utilizando etiquetas RFID, por ejemplo, pueden emplearse para monitorizar producciones completas. También, en el proceso de pegado, la colocación automática, el control y la documentación de los parámetros de procesado, temperatura, presión, tiempos de fusión, se aplican a portadores de producto codificados, por ejemplo, vía RFID, mientras tiene lugar un autoanálisis permanente de la máquina de fusión respecto a las condiciones de la ropa, los defectos y la limpieza».
La creciente demanda de productos individuales también hace aumentar la necesidad de automatización y digitalización: mediante la automatización en el sector de los bordados es posible ya fabricar bordados individuales en lote de tamaño uno. Mediante software y una plataforma online, el cliente puede enviar una orden de producción de sus textiles individualmente bordados a partir de pedidos recibidos directamente del detallista textil. El proceso de fabricación de calzado también comienza en una plataforma digital en la que los clientes pueden diseñar sus propios zapatos de acuerdo con sus preferencias individuales y sus características biométricas. El pedido generado se envía al fabricante que tenga capacidades disponibles, y que cumpla los requisitos de cualificación y las expectativas de precio de la marca de calzado. Estos zapatos son identificables y trazables a lo largo de la producción y pueden entregarse directamente al cliente después de la misma.
Estos mismos ejemplos pueden verse más adelante mencionados en este artículo, dentro de una exposición realizada ante los medios ocurrida semanas más tarde, en Barcelona. Pero veamos de qué va todo ello, tal y cómo puede verse en la feria de tecnología para la industria confeccionista Texprocess, que se celebra en mayo en Fráncfort.
En la edición 2017 de este salón se habló mucho sobre industria 4.0. Ahora se está hablando, y así puede verse en Texprocess 2019, de los siguientes pasos en esa misma dirección. Ya no es 4.0, sino Impact 4.0. Y se trata de algo más que un pequeño juego de palabras. En Impact 4.0 nos introducimos ya en el mundo de la inteligencia artificial, el aprendizaje por las máquinas y el Big Data, junto con la personalización, automatización y digitalización de la cadena de valor al completo.
Hay instrumentos nuevos que permitirán avanzar en esa dirección. Entre ellos la impresión digital, la posibilidad de montar micro factorías, los sistemas de producción sostenible para crear a su vez productos sostenibles (lo que también conducirá a una relocalización de la producción), y otros.
Debe en esto recordarse que Messe Frankfurt fue pionera en la introducción de una micro factoría hace dos años en uno de sus salones, algo que ahora puede verse no sólo en ferias como Heimtextil de textiles para el hogar (además de la propia Texprocess, que es la auténtica especialista en procesos de manufactura con textiles y materiales flexibles), sino también en otros muchos salones del resto del mundo.
En la evolución futura del procesado textil no sólo serán importantes las capacidades tecnológicas en sí mismas, sino también los nuevos requerimientos motivados por el comportamiento del consumidor, que cada vez más demanda productos individualizados, y obliga a unos ciclos de moda más cortos.
Pero los desarrollos tecnológicos obedecen igualmente a una demanda de la propia industria. Esos ciclos de producción más cortos son muy exigentes para las empresas industriales, que se enfrentan a la necesidad de estar más próximos al consumidor, a una escasez de mano de obra, a los crecientes costes laborales asociados, y a una presión para reducir los costes de entrega, tanto más pesados cuanto mayor es la exigencia de rapidez en el servicio.
¿Qué soluciones se propugnan dentro del desarrollo de tecnología para la industria?
En el campo de la digitalización ya tenemos desarrollo de producto en 3D, software para redes de corte y de manipulado, mantenimiento predictivo de los equipos (algo muy importante, ya que en el futuro será fundamental poder advertir la inminencia de averías... antes de que las máquinas se paren), y tenemos realidad aumentada y también nuevos modelos de negocio. Adicionalmente vemos una creciente automatización/robotización.
Elgar Straub, gerente de la Asociación VDNA, en una presentación en enero en Alemania, y también Verónica Mars, directiva de la misma entidad, durante una conferencia de prensa en marzo en Barcelona, han puesto ejemplos de desarrollos Impact 4.0. Con ciertas reiteraciones, como veremos enseguida.
Así, en diseño, propuestas de escaneado corporal en 3D de Human Solutions, o software de simulación 3D Vidya de Assyst para el desarrollo de colecciones.
En corte, sistema de recogida con robots y sistemas de agarre de Bullmer para retirar materiales de las mesas de corte, o escáner de cuero de Gemini con proceso automatizado de inspección del material, basado en realidad aumentada. También, sistema de mantenimiento remoto en Morgan Tecnica, que permite la elaboración de diagnósticos, la comprobación del estado de la maquinaria, la actualización de firmware, indicación de todos los datos de productividad y eficiencia de las instalaciones en tiempo real.
En costura, Qondac de Dürkopp Adler permite la interconexión de fábricas fuera de las fronteras nacionales, el análisis en tiempo real de los datos de maquinas obtenidos, y el mantenimiento remoto opcional, así como la conexión de todas las máquinas mediante tecnología de sensores e interfaces. Igualmente V_sion de Vetron conecta cualquier puesto de trabajo a una red, desde puestos completamente equipados hasta puestos de trabajo manuales, y controla y analiza la eficiencia de la línea de producción y del puesto de trabajo, los flujos, los descartes, el tiempo de reparación, y los períodos inactivos de la máquina, y detectan potenciales de mejora para el proceso.
En el capítulo de interconexión, Efka BigData aporta un control de máquinas de producción completa, registro mediante tarjetas o etiquetas RFDI, o a través del panel de control, así como la capacidad de controlar el estado actual de la máquina, obtener información sobre detalles de la misma, el resumen estadístico de todos los equipos, o de una máquinas en concreto, o de los usuarios.
Otra solución en la que los expertos se detienen particularmente es la de producción de calzado con control de pedidos facilitada por Desma, de la que ya hemos visto una referencia en los primeros párrafos de este artículo. Mediante ella, los clientes diseñan su calzado con configuradores online según sus preferencias y características biométricas, y entonces el proceso de producción da comienzo sobre una plataforma digital. El pedido se reexpide al productor que cumpla requisitos de calificación y expectativas de precio, la marca transmite a las plantas de producción directamente la información relevante para fabricarlo, y allí se obtiene, siendo posible identificar y seguir el calzado durante todo el proceso de producción. Un «doble» o «gemelo digital» de los zapatos contiene todos los datos e informaciones relevantes. Finalizada la producción, se envía el calzado directamente al cliente.
Hay soluciones también en bordado como la personalización mediante un sistema automatizado. Empleando software y una plataforma online el cliente puede solicitar bordados personalizados que se realizan en bordadoras integradas ZSK.
En acabado la máquina de fusión Veit realiza, para soportes de mercancía codificados (por ejemplo mediante RFID), la asignación el control y la documentación de los parámetros de temperatura, presión, y tiempo de unión de forma automática. También se garantiza una autocomprobación permanente del desgaste, los defectos y el estado de limpieza de la fijadora. Veit propone un nuevo modelo de negocio de «pago por pieza», que se aplica al acabado de camisas. Vaya, que usted no comprará la maquinaria sino que hará un pago por uso.
Muy importante es el sector de impresión digital. Como ya hemos visto, hay una demanda creciente de productos personalizados, y no sólo mediante bordados, sino aplicando dibujos individuales. Los sistemas digitales permiten realizar una impresión directa sobre ropa, calzado y textiles técnicos, en colores y diseños y limitados, con eficiencia de costes, y con una reducción considerable del consumo de agua y de energía eléctrica, lo cual también es destacable desde una perspectiva de sostenibilidad. La solución de Géminis denominada «Shape Textile Printing» contempla un flujo de trabajo completamente automático desde el diseño hasta el corte, proporciona mayor calidad, una respuesta más rápida y una reducción de costes. Por otro lado Brother nos ofrece el sistema Direct to Garment Printing (impresión directa en prenda) que lleva un diseño detallado a todo color directamente desde el ordenador hasta una impresora digital que plasma los dibujos sobre la ropa.


[Publicado en TEXTIL EXPRES REVISTA 242 - ABRIL 2019 - ].

© - 2019

Todo sobre la ITMA 2019