Lenzing presentó en Heimtextil la fibra Tencel Lyocell con tecnología Refibra, para textiles de hogar

El objetivo es que todo el Tencel Lyocell sea, a medio plazo, fabricado con esta tecnología.

Hace poco más de un año la productora Lenzing introdujo la tecnología Refibra, que combina dos innovaciones: un proceso cerrado de producción de la fibra celulósica Lyocell, en bucle, más respetuoso todavía (si cabe, pues Lenzing siempre se ha caracterizado por su visión ecológica) con el medio ambiente; y la incorporación de «una proporción sustancial» de recortes de algodón, recuperados en el proceso de producción de la industria confeccionista. En cierto modo, desde la aplicación del proceso Refibra, la materia que conocemos como Lyocell es un poco menos Lyocell, ya que su materia prima ha dejado de ser exclusivamente pulpa de madera, sino algodón auténtico; aunque la estructura de la nueva celulósica es la misma del Lyocell de siempre.
Lenzing produce al año un millón de toneladas de fibra, de las que 250.000 son de Lyocell. El objetivo es que la totalidad del Lyocell sea, dentro de un plazo indeterminado pero próximo, de tecnología Refibra.
De acuerdo con esta meta, Lenzing presentó en la feria Heimtextil de enero en Fráncfort la disponibilidad de Lyocell Refibra para textiles de hogar.
«Por primera vez, podemos ofrecer diferentes tipos de fibra Tencel con tecnología Refibra, según las necesidades finales de uso. En Heimtextil estaremos orgullosos de presentar por primera vez productos para el hogar hechos de fibras de Lyocell Tencel con tecnología Refibra. Los productos de nuestros socios se producen en China, India, Turquía y Europa para usuarios finales en toda Europa y los Estados Unidos. Así, los consumidores ahora tienen la posibilidad de apoyar la economía circular en textiles para el hogar», dijo Ebru Bayramoglu, jefe de Desarrollo de Negocios Globales e Interiores en Lenzing. La cartera de este producto permite fabricar toallas, ropa de cama y productos con relleno (almohadas, edredones).
En la tecnología Refibra se mantienen todas las propiedades típicas de la fibra Tencel Lyocell, de manera que se puede obtener ropa de cama y edredones de alta absorbencia de humedad, que no favorecen el crecimiento de bacterias en la superficie del tejido. Las toallas con fibras de Lyocell Tencel con tecnología Refibra se mantienen suaves después de repetidos lavados y son de larga vida.
Desde una perspectiva de mercado, hay que destacar que Lenzing ha desarrollado un nuevo sistema de identificación para asegurar a los clientes que los productos comprados con Tencel producidos con la tecnología Refibra realmente estén hechos con Lyocell sostenible de la marca. «Incluso después de atravesar una larga cadena de suministro, las fibras de Lyocell Tencel aún pueden identificarse en el producto final; esto asegura la transparencia en el conjunto de la cadena de producción».[Publicado en TEXTIL EXPRES 241 - FEBRERO 2019 ].


© TEXTIL EXPRES - Revista - 2019