Oerlikon mostró en Techtextil materiales del futuro y su fabricación.

Sus soluciones de maquinaria producen textiles técnicos y no tejidos para diversos sectores.

En el hogar, en el trabajo, en la calle, en el agua, en el espacio… Los textiles técnicos y no tejidos, versátiles y ligeros, se dirigen hacia rendimientos y aplicaciones cada vez más superiores. En Techtextil (del 14 al 17 de mayo en Fráncfort), Oerlikon mostró aplicaciones de fibras químicas de poliéster y polipropileno y sus posibilidades en estas áreas. A través de estas exposiciones, Oerlikon puso en el centro de los debates sus soluciones de maquinaria y fábrica.

La industria del automóvil es uno de los principales sectores de aplicación de textiles técnicos y no tejidos. Un ejemplo de producción económica de textiles técnicos en este sector es la fabricación de refuerzos de neumáticos con hilos HMLS. Estos precursores de poliéster son muy elásticos, muy resistentes al desgarro y a la temperatura y dimensionalmente estables. En esta industria la trazabilidad juega un papel clave, así como en toda la cadena de valor textil. Oerlikon, con sus soluciones de procesos certificados con el sello Din Iso, garantiza la trazabilidad de todo el proceso de producción.

Retorcidos en un tejido plano, los hilos industriales se extienden entre varias capas de goma y estabilizan los neumáticos de los coches en la carretera. Precisamente en la carretera, los hilos técnicos también actúan bajo el pavimento: los geotextiles aseguran y estabilizan el suelo en la construcción de caminos y carreteras. Las estructuras de superficie flexibles hechas de fibras de Pet, por ejemplo, son muy resistentes, soportan el deslizamiento y sobreviven bajo tierra durante décadas.

 

Membranas de alta tecnología hechas del «quinto material de construcción». Los textiles llevan tiempo en el sector de la construcción, donde cada vez juegan un papel más importante como el «quinto material de construcción», junto con el acero, hormigón, madera y vidrio. Entre las soluciones innovadoras destacan membranas de alta tecnología elaboradas con tejidos de poliéster especialmente revestidos, instaladas ya en tejados de estadios de fútbol en Varsovia y Kiev y en el aeropuerto internacional de Bangkok.

También son materiales de construcción del futuro los no tejidos, que pueden dotarse de numerosas propiedades basadas en diferentes procesos de fabricación y técnicas de combinación. Además de transpirables, son resistentes a la temperatura, choques, humedad, moho y desprendimiento, y se usan en el sector de la construcción para tejados, aislamiento y drenaje.

Aparte de para el sector de la construcción, Oerlikon Nonwoven también ofrece las correspondientes soluciones de maquinaria y sistemas para el sector sanitario. En este ámbito, los no tejidos experimentan un auge como material económico para batas quirúrgicas y vendas, ya que actúan como barrera ante líquidos o bacterias al tiempo que se mantienen permeables al vapor y absorbentes sin adherirse. La gama de aplicaciones incluye desde filtración, pañales, toallitas y compresas sanitarias hasta geotextiles y alfombras de fieltro.

Para la gran variedad de recubrimientos textiles para pavimentos, es adecuado el hilo continuo de filamento texturizado de polipropileno o poliéster. En este sentido, Oerlikon Neumag proporciona soluciones de maquinaria y fábrica para la producción de hilos BCF con numerosas propiedades.

 

No tejidos y textiles inteligentes versátiles. El procesamiento inteligente de fibras artificiales como materia prima constituye los cimientos de las innovaciones textiles del futuro. Las tecnologías innovadoras de compañías como Oerlikon Manmade Fibers y Oerlikon Nonwoven establecen la base para muchas de las aplicaciones mencionadas y para un mayor rendimiento, eficiencia y calidad.


  
© 2019 - TEXTIL EXPRES.

 

Techtextil/Texprocess 19