Graphispag mantuvo el tono de la impresión digital, y exhibió su relación privilegiada con Fespa

La impresión digital (todos los mercados y aplicaciones) ya supone más de la mitad de la actividad del sector.

Hace un par de décadas, la feria del sector de impresión y artes gráficas de Barcelona, que en un inicio se denominaba Graphispack (por su dimensión de envase y embalaje —packaging—) y que hoy conocemos con Graphispag, poco tenía que ver con el textil. Hubo unos pocos años en que se celebró en paralelo con un salón venido a menos (y posteriormente extinguido), Sonimagfoto, con el que tenía algunas sinergias, puesto que fotografía y cartelería están muy relacionadas. Pero ahora todos los encuentros de técnicas de impresión tienen una parte de impresión digital textil, y con ello se han hecho de interés (aunque parcial, en efecto) para nuestro sector.

La referencia internacional por excelencia es Fespa, un salón itinerante que este año se ha celebrado en Múnich prácticamente los mismos días que Techtextil/Texprocess, perjudicando a expositores de impresión textil que también exponen en este último (Texprocess). Por tal coincidencia de fechas, y dado que hemos privilegiado (lógicamente) el seguimiento a Texprocess, no dedicamos una crónica a Fespa este año, aunque el lector puede ver una cobertura de noticias, sobre todo relacionadas con producto, en la parte abierta de nuestro sitio web: ver www.textilexpres.com/FESPA2019.

Dentro de España tenemos otro salón destacado en la materia, el C!Print que se celebra en el pabellón de Cristal en la Casa de Campo de Madrid en septiembre. Y ahora Ifema ha creado un salón denominado Digicom, que se estrena a comienzos de junio, más o menos cuando se difunde este número de Textil Exprés, concebido como nuevo referente de la gráfica y la comunicación visual; lo co-organizan Ifema y The eWorld Team.

Es por tanto un sector que comienza a estar un poco saturado de oferta ferial, y que a nuestro ámbito de actividad interesa en parte: lo que atañe a la impresión digital textil, y las tecnologías de personalización de objetos en punto de venta.

Para colmo, la impresión digital textil tiene igualmente otras plataformas, siempre como subsectores dentro de un conjunto más amplio, tales como Heimtextil y Texprocess en Alemania, y en pocas semanas en Barcelona veremos un gran sector de oferta en el seno de la ITMA (maquinaria textil).

En ese vasto panorama de eventos, la Asociación Española de Empresas de la Comunicación Visual, Fespa España (constituida en 1991 como Asociación Española de Empresas de Serigrafía e Impresión Digital), capítulo español de la red global de asociaciones Fespa, tiene una relación privilegiada con Graphispag, y en la última edición de este certamen celebró su Asamblea General, el 27 de marzo, en la que fue reelegido nuevo presidente Gabriel Virto, quien había accedido al cargo dos años antes por ser vicepresidente cuando se jubiló el presidente anterior. Curiosamente, Virto es un hombre de las artes gráficas, pero también del textil, pues es el gerente de Iruña Comunicación Textil, que lleva más de veinte años en el ramo.

Fespa tuvo también un encuentro con los medios en Graphispag, en el que avanzó algunos datos de un estudio que ha realizado sobre base documental del Instituto Nacional de Estadística y el Icex. Entre otras cosas revela la existencia de más de 2.200 empresas de impresión en España que generan más de 1.000 millones de euros de negocio, y en el que la tecnología digital ya tiene un peso abrumador: 59% del total, frente a un 16% de la serigrafía, un 14% el offset, un 9% la tampografía y un 2% la flexografía.

A la Asamblea asistió el presidente de Fespa Internacional, Christian Duyckaerts, quien aportó información preliminar sobre la Fespa Global Print Expo (ya celebrada cuando se publica este número de Textil Exprés, en Múnich en mayo), y sobre el Congreso Fespa Europa del Sur (a celebrar en Madrid el 19 y el 20 de junio), que constituirá la antesala de la Fespa Global Print Expo 2020, un evento que ya hemos dicho que es itinerante, y que el año próximo se celebrará en Madrid, del 24 al 27 de marzo, en el recinto de Ifema (no sabemos por qué no en la capital catalana, a pesar de esa excelente relación con Fira de Barcelona). También adelantó algo que poco después oficializaría: para esa edición 2020 se potencia el sector de aplicaciones textiles (ver una nota separada en este número de Textil Exprés).

Pero volvamos a Graphispag como centro y a la vez marco de esta actividad. A pesar de tanta multiplicación de eventos a la que asistimos actualmente, la digitalización de las artes gráficas y el auge de la impresión digital le ha sentado bien. En la última edición, celebrada en Barcelona del 26 al 29 de marzo, tomaron parte 192 expositores de maquinaria y tecnología gráfica, acabados, software, soportes y materiales de impresión, y 400 marcas representadas, entre las que destacan Agfa, Digidelta, Epson, Heidelberg, Roland DG y Soficat-Xerox, partners de la edición. El salón ocupaba un total de 9.500 m2 netos en el Pabellón 2 del recinto de Gran Vía.

El número de visitantes anotó un ligero aumento del 2%, hasta la cifra de 22.491. Un 7%, extranjeros, en su mayoría de Portugal.

«La percepción entre expositores y visitantes ha sido positiva y el ambiente que se ha vivido en la feria indica una mejora del mercado de la comunicación gráfica. En Graphispag se ha hecho negocio y, además, se ha podido aprender y conocer nuevas aplicaciones que aportan valor añadido a los productos impresos gracias al incremento de actividades y contenidos que hemos propuesto este año», dijo el director del salón, Jordi Magre.

A diferencia del madrileño C!Print, de convocatoria anual, Graphispag es bienal, por lo que la próxima edición tendrá efecto en 2021.


  
Publicado en TEXTIL EXPRES - Revista Número 243
© 2019 - TEXTIL EXPRES.

 

En el mismo número de TEXTIL EXPRES Revista