Retrato de la industria de la maquinaria textil en España, vista por Amec Amtex

Un sector de elevado know-how y muy exportador, al que sólo le falta aumentar el tamaño de empresa.

Un sector de elevado know-how y muy exportador, al que sólo le falta aumentar el tamaño de empresa.

«La industria de la maquinaria textil en España es de carácter familiar, de gran tradición y expertise», dicen desde la asociación Amec Amtex. «Se trata de pequeñas empresas muy internacionalizadas, que exportan el 81% de su facturación, líderes en su nicho y que ofrecen soluciones a medida para sus clientes, con gran flexibilidad». Esta es la industria nacional que va a participar en ITMA 2019, y que ha logrado colocarse en tercera posición por grupo de expositores, dentro del colectivo Cematex, en esta próxima edición.

Con ese motivo ha difundido una nota en la que resume el estado del sector, tanto con un repaso estadístico como con una exposición de casos de éxito, que extractamos a continuación:

 

En España hay 70 empresas de maquinaria textil, que facturan un total de 600 millones de euros y ocupan a más de 2.000 personas. Son proveedoras de los fabricantes de hilos y tejidos, cuyo número asciende a 3.800 en el país, con una cifra de negocios de 6.100 millones en 2018, según datos de Texfor.

De entre las dedicadas a la fabricación de maquinaria, diez son líderes a nivel mundial. Cataluña alberga cerca del 70% y la Comunidad Valenciana otro 25%, mientras que el resto se ubica en la Comunidad de Madrid. Se trata de empresas que exportan más de la mitad de su producción. Los principales destinos son EEUU (12%), Portugal (6,1%), Francia (4,5%), Italia (4,4%), Méjico (4,2%) y Pakistán (4,0%).

A destacar entre sus fortalezas: el elevado nivel tecnológico, su alto grado de internacionalización y la flexibilidad en la producción de los equipos según las exigencias de los clientes. Los fabricantes españoles de maquinaria textil son tanto ingenierías de producto, como partners de sus clientes; empresas líderes a nivel mundial con elevado know-how tecnológico.

Entre las debilidades del sector cabe citar su pequeña dimensión y las dificultades para conseguir en el mercado local trabajadores altamente cualificados. También, la inestabilidad mundial y el aumento de la competencia.

La aparición de nuevos nichos de mercado, y el incremento de las posibilidades de especialización de producto (para la producción de tejidos técnicos, biosanitarios, fisiológicos e inteligentes) abre nuevas oportunidades.

 

He aquí algunos ejemplos de empresas españolas innovadoras:

Jeanología. Ha creado un nuevo sistema para tratar la ropa tejana minimizando el impacto medioambiental. Tiene un acuerdo con la norteamericana Levis para instalar una planta en Tejas.

Masias Maquinaria. Empresa con más de 75 años de experiencia en tecnologías para el tratamiento de fibras, se dedica a la fabricación de equipos y maquinaria para el sector textil. Diseña la mejor solución en el tratamiento y relleno de todo tipo de fibras para optimizar los sistemas de producción de sus clientes.

Electro-Jet. Creadora de un sistema de limpieza para continuas, mecheras, bobinadoras. Líder en el mundo en su categoría.

Kerajet. Líder en impresión digital en cerámica. Ha aplicado su tecnología al textil, convirtiéndose en uno de los principales actores mundiales.

Girbau. Fabricante de lavadoras industriales. Acaba de adquirir una empresa en China para expandirse en este mercado.

 

Es de interés mencionar la recuperación de la histórica marca Jumberca (maquinaria para género de punto circular) por parte de sus antiguos directivos, que han reflotado el proyecto. Cerrada en 2002, ahora se presenta con fuerza de nuevo en ITMA bajo la nueva marca Canmartex-Jumberca. [Canmartex Catgrup, creada en 2002, ya estuvo en ITMA 2015 en Milán, nota de Textil Exprés].

 

En este sector, el nicho es importante para estar bien posicionado a nivel internacional. Un ejemplo es Gomplast. Tras la deslocalización de las grandes empresas textiles acompañó a las multinacionales europeas en su implantación. Por ello, actualmente dispone de cuatro centros de producción, repartidos entre España, Pakistán y China.

Otro ejemplo de diversificación se encuentra en la empresa Rius-Comatex, que produce maquinaria tanto para el textil como para alimentación e incluso para el sector médico.

 

Dentro de Amec, la asociación de las empresas industriales internacionalizadas, se inscribe Amec Amtex, que agrupa a los fabricantes españoles de maquinaria del sector textil. Esta es miembro de pleno derecho de Cematex (Comité Europeo de Constructores de Maquinaria Textil) y co-propietaria de la feria ITMA. Asimismo, forma parte de la Asociación Española de Químicos y Coloristas Textiles (AEQCT) y mantiene estrechas relaciones con universidades y centros tecnológicos como Leitat, Intexter, UPC y Eurecat. Colabora con la patronal Texfor (hilados y tejidos) para la promoción del sector textil en el exterior. Y es miembro de la mesa textil para el impulso de la formación textil en España y Cataluña.


  
Publicado en TEXTIL EXPRES - Revista Número 243
© 2019 - TEXTIL EXPRES.