Encuentro hispano-italiano en Madrid, con Lineapelle de fondo, para hablar de piel

Cuando el cuero se vuelve innovador, creativo, y cada vez más sostenible.

Ha sido justo el día antes de cerrar este número de Textil Exprés, que ya estaba listo para imprenta y al que hemos dejado un hueco para este artículo: el 6 de junio destacados expertos españoles e italianos del mundo de la piel se han reunido en Madrid para analizar conjuntamente el estado y evolución de este importante sector en el que ambos países tienen mucho que decirse mutuamente, puesto que son los dos interlocutores más significativos del mundo para analizar su presente y su futuro en ciertos ámbitos, entre ellos el del Calzado.

La reunión se inscribe en una ronda de encuentros que se había iniciado en Shanghái el 30 de mayo y que acabaría en Estocolmo el 14 de junio, y en la que intervendrían una serie de expertos de 79 oficinas de 65 países de todo el mundo, intercambiándose conocimientos y experiencias. El debate de Madrid ha sido el segundo en esa serie de encuentros, y uno de los más importantes, puesto que Italia y España son, como se acaba de aludir, países líderes en esta materia.

Los organismos promotores del encuentro eran dos, italianos ambos: la Agencia Italiana de Comercio, ITA en su sigla inglesa, aunque más fácil de identificar por la marca ICE (originalmente sigla de instituto de comercio exterior), responsable de la promoción internacional de las pequeñas y medianas empresas en los mercados exteriores, con 79 oficinas en 65 países; y la asociación patronal específica del sector de la piel, UNIC.

La reunión del 6 de junio en Madrid, como las demás que tendrían lugar en la ronda internacional de encuentros a la que se ha hecho referencia, se centraría muy particularmente en las acciones de promoción concernientes al sector de la piel bajo el concepto de «innovación a 360 grados», con momentos de reflexión sobre la identidad circular y sostenible de la piel y su versatilidad. Intervinieron en ella Simone Turchetta, responsable de la Oficina Económico-Comercial de la Embajada de Italia en Madrid; Cecilia Oliva, directora de la Agencia Italiana para el Comercio Exterior; Fulvia Bacchi, administradora delegada de Lineapelle y Unic; Alessandra Siena, responsable de formación de ambas; y el asesor de moda y arte Matteo Bardi; quienes hablaron sobre todo de tendencias, tanto en su vertiente de creatividad técnica como en las posibilidades de moda, pero también, como ya hemos referido, a la sostenibilidad.

Se hizo una referencia especial a la feria Lineapelle porque es la más importante manifestación del mundo para ese sector, con su oferta de cueros, fornituras y otros elementos necesarios para la manufactura de la piel, y que en esta ocasión llevará aparejada una carga comunicativa muy importante de la excelencia del cuero como material de moda.

Según sus propios organizadores, a través de esa feria se puede efectuar un recorrido sin igual del panorama mundial de la piel y sus diversas aplicaciones, ampliamente representativo hoy día de las propuestas más avanzadas en materiales, servicios e innovación.

La industria del cuero italiana emplea aproximadamente a 18.000 personas en más de 1.200 empresas, con un facturado anual de 5.000 millones de euros (75% con destino a la exportación), y un altísimo contenido tecnológico.

Se considera a sí misma como un ejemplo concreto y virtuoso de economía circular, que se pone en el papel de colaborador activo de una clientela global cada vez más atenta a los temas esenciales del desarrollo sostenible. De hecho, ese fue el tema central de uno de los debates de la última edición de Lineapelle, celebrada del 20 al 22 de febrero en recinto ferial de Rho (Milán), que reunió a 1.255 expositores de 49 países, y a unos 20.000 visitantes, procedentes de 114 países. En efecto, una de las sesiones de debate llevó el título de «La Circularidad del Cuero Italiano – Sostenibilidad a 360º». Organizada por la Asociación de Curtidores Italianos, en colaboración con Confindustria y Lineapelle, se acompañó de una galería de productos y accesorios realizados por las empresas de la cadena de suministro a partir de desperdicios del proceso, que pueden convertirse en materia prima para otras actividades.

La próxima convocatoria, que será la 96ª de la historia del salón, es para octubre, del 2 al 4, en que se presentarán colecciones para otoño/invierno 2020/21, con una participación prevista de 800 expositores italianos y unos 500 de otros países (1.300 en total). Será la segunda ocasión en que se presente, dentro del evento, la «plaza de la innovación», Lineapelle Innovation Square, que sólo se convoca en las ediciones de otoño (desde septiembre anterior). En esa zona se presentan proveedores de innovación del mundo académico, de los centros de I+D y los laboratorios, de las empresas avanzadas y de las asociaciones sectoriales, con propuestas para nuevas aplicaciones.

Lineapelle forma parte del sistema de ferias italianas del mundo de la piel, cada una de ellas relacionada con una asociación sectorial:

Micam, de calzado, convocada por Assocalzaturifici.

Mipel, de peletería, por Assopellettieri.

—Y la ya mencionada Lineapelle, cuero y marroquinería, por Unic.


  
Publicado en TEXTIL EXPRES - Revista Número 243
© 2019 - TEXTIL EXPRES.

 

En el mismo número de TEXTIL EXPRES Revista