Un nuevo textil para toldos purifica el aire por la acción solar, mediante fotocatálisis.

Ya conocíamos experiencias anteriores de toldos que ayudaban a limpiar el aire, y ahora acaba de lanzarse una nueva solución bajo el nombre comercial de Green, calificada por el fabricante como «el primer textil solar ecológico del mercado». Tiene por objetivo «crear un impacto positivo en el medio ambiente, mediante la purificación y limpieza del aire, para mejorar la calidad de vida de las personas».

Los tejidos con el acabado Green son rociados con una preparación mineral basada en dióxido de titanio (TiO2), capaz de eliminar la suciedad y las partículas tóxicas en suspensión a partir de la incidencia de los rayos solares, proceso conocido como fotocatálisis.

Todos sabemos que las plantas realizan un proceso similar de fotosíntesis, mediante el cual, y gracias a la luz solar, eliminan CO2 para generar materia orgánica. De un modo parecido, la fotocatálisis elimina contaminantes habituales en la atmósfera como SOx, COVs o NOx, mediante un proceso de oxidación activado por la luz solar.

Los tejidos Green realizan este proceso fotocatalítico de forma continuada, purificando el aire, eliminando olores y manteniéndose más limpios con la mitad de mantenimiento que un tejido normal. Han sido desarrollados por Sauleda, fabricante de tejidos técnicos para protección solar, náutica, tapicería de exteriores e industria, con más de 100 años de experiencia; en colaboración con Pureti, socio tecnológico de la Nasa (agencia espacial estadounidense). Explican en detalle su funcionamiento, del siguiente modo:

¿Cómo funciona el proceso de fotocatálisis en los tejidos Green?

El proceso se inicia cuando los rayos UVA inciden sobre el tejido Green, que contiene la preparación mineral basada en dióxido de titanio. En este momento comienza un proceso químico sobre el tejido que convierte el oxígeno y vapor de agua presentes en el ambiente en agentes limpiadores: Hidróxido (OH), un potente desinfectante, y Superóxido (O2). El OH convierte la suciedad y los compuestos orgánicos volátiles como polvo, humo o moho, en minerales y gas que, a su vez, se transforman en vapor de agua.

El O2 reduce el Óxido de Nitrógeno (NOx), uno de los gases más dañinos que existen, transformándolo en sales relativamente inocuas. Los rayos solares son fundamentales para poder llevar a cabo el proceso de fotocatálisis, por lo que es en tejidos como toldos donde se maximiza la capacidad purificadora de gases como el NOx. Este se produce fundamentalmente por los motores de combustión de los vehículos. El efecto de limpieza por 4 m2 de un tejido Green equivale a retirar un coche de circulación durante todo un año.

El lanzamiento del producto ha tenido lugar ayer, martes 29 de octubre.


  
© 2019