La mayoría no dispone de las herramientas necesarias para una gestión integral a distancia.

Las recomendaciones de las autoridades sanitarias para evitar la propagación del coronavirus han obligado a las empresas a tomar medidas como el teletrabajo, la cancelación de viajes laborales o la celebración de reuniones telemáticas. Dichas medidas afectan a la actividad diaria de las empresas y, en este punto, las pymes son las que encuentran mayores dificultades.

Según una encuesta realizada por Sage, firma de soluciones de gestión en la nube, el 40% de las pymes españolas considera que trabajar desde casa no les permite gestionar de manera integral sus negocios. Para hacerlo tendrían que poder contar con las mismas herramientas de software que en la oficina (de contabilidad, facturación, procesamiento de datos, etc). Además, entre el total de pymes españolas (que representan el 99,8% del tejido empresarial del país), el 67% considera que la imposibilidad de teletrabajar de forma integral afectará de forma negativa a sus negocios.

Las pymes que hayan iniciado una transformación digital del negocio serán las que podrán sortear de manera más efectiva la situación provocada por el coronavirus. Esta transformación digital pasa por poder gestionar integralmente el negocio desde la nube mediante aplicaciones conectadas que permiten actualizar en tiempo real la gestión de clientes, las bases de datos, las exportaciones, importaciones, etc.

Los datos de Sage revelan que el 39% de las pymes no ve claro que el teletrabajo genere mayor productividad para el negocio. Ante este escepticismo, Sage destaca que la digitalización de procesos de gestión y la implementación de herramientas en esta línea no sólo significan una «modernización» del negocio, sino una palanca para la productividad, tanto en las oficinas como en casa, tanto en períodos de crisis como de estabilidad.


  
© 2020 - TEXTIL EXPRES.