La crisis del Covid-19 pone el foco sobre la industria que viene trabajando en esos materiales.

Arpe.

Equipos de protección, elementos de seguridad y sanidad, diversos instrumentos que llevan en su composición materiales textiles avanzados, están cobrando actualidad estos días con motivo de la lamentable pandemia de coronavirus Covid-19. Su papel es ahora más relevante que nunca. Y todos esos materiales se fabrican también en España y, concretamente, en Cataluña, tan como recuerda la AEI Tèxtils, el clúster catalán que aglutina a empresas de la CA centradas en textiles técnicos.

Nombres como Manufacturas Arpe, Laminats Orient, Mitsa, Bedding Industrial Begudà, Hilaturas Arnau, Cinpasa, Bonditex, Etisilk, Finish, Proline, Texber, Antex, Liasa o Aluart son muestras de esa actividad. La AEI Tèxtils aporta algunos ejemplos, en algunos casos con adaptación de sus operaciones a las necesidades actuales de esta emergencia:

Manufacturas Arpe, fabricante de productos promocionales con tejido de microfibra, está fabricando ahora mascarillas para uso general y trabajando para obtener la homologación para suministrar las mascarillas quirúrgicas que la propia empresa ha diseñado.

Laminats Orient está dedicando su producción a la fabricación de fundas para colchón y trabajando en el desarrollo de materiales para batas y otras aplicaciones sanitarias para combatir la pandemia.

Mitsa y Bedding Industrial Begudà, SL, laminador textil y fabricante de productos para protección de camas, está fabricando mascarillas y batas para uso general y valorando la posible homologación de tejidos laminados para uso sanitario.

Hilaturas Arnau sigue produciendo hilo reciclado de lana y poliamida que se utiliza para los filtros de mascarillas y otros hilos reciclados como materia prima para productos esenciales.

Cinpasa, desde el inicio de la crisis, adaptó las líneas de fabricación, tanto propias como subcontratadas, para fabricar cinta rígida y elástica para empresas que se dedican a la fabricación de mascarillas, pantallas protectoras y artículos para el sector sanitario.

Bonditex ha adaptado su producción para ponerla al servicio de productos de primera necesidad tanto a nivel de laminados, como de acabados hidrófugos, antibacterianos, resinados, etc., para batas de protección sanitaria de planta así como para quirófanos.

Etisilk, fabricante de tejidos para exterior, está trabajando en la homologación de sus tejidos para que puedan ser utilizados en usos sanitarios (batas y mascarillas).

Finish está trabajando en procesos de acabado hidrófugo y biocida en tejidos destinados a mascarillas, y prevé también realizar acabados hidrófugos sobre telas no tejidas para batas.

Proline Barcelona ha dado el paso de diseñar y fabricar una máscara (pantalla) de protección individual para personal sanitario y/u otros sectores que también requieran este tipo de protección. Otros artículos que suministran son fundas para los carros de comida de los hospitales.

—En Texber mantienen la fabricación de tejidos para poder dar servicio a sus clientes, que comercializan productos para quirófano, uniformes y ropa de cama, entre otros.

Antex está subministrando hilos de bajo DPF, tintados en masa, e hilos con propiedades antimicrobianas de carácter permanente para la fabricación de material sanitario como pueden ser filtros y tejidos para la obtención de mascarillas y batas, entre otras aplicaciones.

—El Centro Tecnológico Leitat, junto con un grupo de empresas e instituciones lideradas por la alianza entre el Consorcio de la Zona Franca y el propio centro, han desarrollado y empezado a fabricar respiradores mediante la tecnología de impresión 3D.

—La empresa centenaria Liasa, La Industrial Algodonera, es la que fabrica la goma elástica de sujeción de este respirador en la cabeza del paciente. Liasa ha adaptado su proceso de fabricación para diseñar una goma elástica apropiada e incorpora unos terminales metálicos para que sea más rápida la colocación de las gomas en el respirador.

Otras empresas, aunque no para el sector sanitario, siguen con su actividad para proveer materiales (hilos o tejidos) que son imprescindibles para la fabricación de bienes esenciales, como es la indumentaria de protección de los cuerpos de seguridad o de bomberos. Una de estas empresas es el fabricante de tejido de punto CP Aluart.

—Por otro lado, los expertos de Intexter (Instituto de Investigación Textil y Cooperación Industrial de Terrassa), de la Universidad Politécnica de Cataluña (UPC), están asesorando a empresas y a la administración en todo aquello referente a especificaciones técnicas de los materiales textiles.

—La propia UPC y también el Instituto de Química Avanzada de Catalunya del CSIC, han donado todo el material disponible en stock de sus laboratorios (guantes, gafas y mascarillas) a hospitales y residencias. También han realizado donaciones algunas empresas del clúster, como Finsa, que ha facilitado 1.000 mascarillas FPP2 para el hospital de Igualada.

«Estos son sólo algunos ejemplos de las actividades que están llevando a cabo nuestros socios y que son posibles gracias al perseverante esfuerzo que han ido haciendo en los últimos años en términos de investigación, desarrollo e innovación, que les ha permitido mantenerse al frente incluso en situaciones tan complejas como en la que nos encontramos hoy en día», dicen desde la AEI Tèxtils.

Liasa (La Industrial Algodonera).


  
© 2020 - TEXTIL EXPRES.