No nos cuenta de qué está hecha exactamente, pero los test muestran que provoca una reducción viral.

El grupo portugués Sonae es particularmente conocido en España por la cadena de tiendas de electrodomésticos Worten, pero tiene una división de moda textil que comprende marcas como Sport Zone, Berg Outdoor y Deeply, de moda deportiva y aire libre, Zippy y Losan, de moda infantil (en concreto, Losan fue una empresa española adquirida por Sonae hace pocos años), y la mitad de Salsa Jeans. Es también dueña de la cadena de tiendas low cost Mo, que en la documentación del grupo a veces se menciona como «marca minorista de moda».

Mo es precisamente uno de los actores en el desarrollo de la mascarilla MOxAdTech, que acaba de presentar a los medios como primera mascarilla textil con capacidad certificada para inactivar el coronavirus SARS-Cov-2, causante de la Covid-19. Los otros implicados son el fabricante Adalberto, el grupo Sonae Fashion (del que Mo forma parte), el centro tecnológico portugués Citeve, el Instituto de Medicina Molecular João Lobo Antunes (iMM) de Lisboa, y la Universidad del Miño.

La información facilitada por la empresa, en cuanto a de qué está hecho el producto, no es muy específica. Indica que la mascarilla está confeccionada con un tejido técnico que integra varias capas, y que lleva un revestimiento que neutraliza el virus cuando entra en contacto con el tejido. Según la primera ejecutiva de Adalberto, Susana Serrano, «integra diferentes capas de protección y un tratamiento repelente al agua que permite neutralizar bacterias y virus cuando entran en contacto con la mascarilla». Esto a uno le da algunas sobre los materiales, pero no se mencionan de modo concreto en ninguna parte del comunicado oficial. Añaden que «el principio activo ya había sido testado con éxito por el Institut Pasteur de Lille, en Francia, en concreto contra el virus H1N1 y el virus Corona-type, así como contra el rotavirus». Pero no nos dicen cuál es este principio.

Sí que nos explican que la mascarilla está totalmente hecha en Portugal, que ya contaba con certificado de protección bacteriana, y que ahora ha acreditado en tests realizados por el iMM de Lisboa su capacidad para provocar una reducción viral del 99% tras una hora de contacto con el tejido.

La mascarilla es lavable y conserva su eficacia al menos después de 50 lavados. Aunque su eficacia ha sido demostrada ahora en laboratorio, se comercializa desde abril en las tiendas Mo.


  
© 2020 - TEXTIL EXPRES.