Modtissimo, las pinceladas sobre el terreno y el espíritu positivo

Portugal sigue adelante, en el año de la pandemia. El textil se prepara para nuevos escenarios.

El Modtissimo de septiembre fue un salón con una presentación muy dinámica. Diríase, por la impresión que producía en el asistente, que se quería ahogar al amenazante coronavirus no dándole sosiego ni descanso. Entiéndannos y disculpen la metáfora; pero es que era un salón atípico y luchador, que proporcionaba esa imagen vitalista, muy de agradecer en su contexto.

Los stands siguen presentando un producto de calidad, perfecto para cualquier cliente exigente, y esta última edición no ha sido excepción. Los organizadores estaban particularmente satisfechos de la respuesta de las firmas expositoras, muy pocas fallaron, y parecía que se quería mostrar al mundo que Portugal sigue adelante. ¡Y claro que sigue! Entre otras cosas, en el año de la pandemia se ha percibido un claro interés de la industria por acercar de nuevo la producción al mercado, y esto podría beneficiar a Portugal, que no hace mucho había notado temblores en el esquema de aprovisionamientos del mundo de la moda. Lo de 2020 puede considerarse incluso un terremoto, pero habrá que esperar los asentamientos después de un año atípico y extraordinario.

El expositor, sobre todo el de tejido (como se sabe, en Modtissimo exponen tejedores y confeccionistas), pareció contento, incluso con expectativas superadas. Valoró mucho el esfuerzo de organización y quiso arropar a la organización del salón, en un ejercicio de reciprocidad con respecto a la plataforma que les ayuda a conectar con el mercado.

El comprador también quedó contento, a juzgar por algunos visitantes españoles nuevos que, precisamente por no haber estado antes, han descubierto que hay ahí proveedores serios e interesantes. Es esa una de las «ventajas», y perdón por la palabra, de la pandemia: al no haber otros salones presenciales, ha habido quien se ha tenido que mover para hallar alternativas, y se ha llevado agradables sorpresas.

En otro orden de cosas, el textil/confección portugués tiene la sensación general de que vamos a ver en poco tiempo cobrar protagonismo a una nueva generación de empresarios jóvenes, en todas partes. Si esto es así, asistiremos a un mercado adicional, aunque de pequeños pedidos, como corresponde a toda empresa emergente.

De forma sectorial, la industria portuguesa está preparándose para un nuevo escenario, y se oyen comentarios positivos respecto a las instituciones corporativas que la representan y que impulsan nuevas actividades.


  
Publicado en TEXTIL EXPRES - Revista Número 251 - Octubre 2020
© 2020


[Textil Exprés publica informaciones profesionales del textil-moda, algunas en abierto, otras sólo para Suscriptores ORO (de pago). Para un seguimiento completo de la actualidad del sector, hágase miembro del Club ORO de Textil Exprés, sólo para profesionales. Para suscribirse, envíe una solicitud clicando aquí].