La maquinaria textil se recupera de la «coronacrisis»

Tras el verano, tanto en España como en el exterior el textil ha reanudado las inversiones.

Alejandro Gallego y Òscar Rius, en teleconferencia.

Los proyectos de inversión en maquinaria, del textil español, se congelaron en marzo, pero volvieron a activarse a partir de mayo, surgiendo además nueva demanda de equipos.

Por su parte, la industria de maquinaria textil española, que trabaja en el mercado nacional pero, sobre todo, en exportación, ha notado también una reactivación en el mercado internacional. Desde septiembre, la demanda se ha disparado, así que el sector cierra el año con un negocio todavía en negativo, pero veinte puntos mejor que lo que temía al cerrar el primer semestre. Así lo explicó a los medios informativos el presidente de Amec Amtex, Òscar Rius, co-director general de Rius Comatex, en una teleconferencia en noviembre. [Una primera versión fue avanzada ya online como noticia separada, que puede localizarse en este mismo sitio de texilexpres.com]

 

Las exportaciones de los fabricantes españoles de maquinaria textil cayeron una media de un 38% durante el primer semestre del año. A pesar de ello, a la altura de noviembre existía un cierto optimismo, debido a una recuperación más temprana de lo esperado. Desde el verano las exportaciones han venido creciendo y la previsión de caída de la facturación anual había pasado del 30% (previsto en el primer semestre) a un 10-20%. Según Rius, «en marzo se paró el mundo, hasta junio, cuando el mercado empezó a efervescer. En septiembre y octubre se disparó, lo que permite a las empresas cerrar el año correctamente».

Durante el peor trimestre, la industria de tecnología textil trabajó en la adaptación a un nuevo entorno, particularmente para dar un servicio online y mejorar el producto. «Cosas que teníamos previsto hacer en los próximos años se ha hecho en meses».

Alejandro Gallego, director general de Amec Amtex, pone de relieve que las empresas de tecnología textil han superado numerosas crisis a lo largo de la historia. Por esa razón, «tienen gran capacidad de adaptabilidad, y las que han podido transformar sus productos, encontrar nuevos sectores y mercados, son las que han sufrido menos».

Tres son los retos que actualmente afronta el sector:

1) Inmediatez. Actualmente, el textil que compra maquinaria lo hace porque quiere empezar a producir de inmediato.

2) Sostenibilidad, «sobre la cual está realmente centrada nuestra industria de la tecnología textil».

3) Excelencia.

Quizá podría añadirse un cuarto desafío: lograr una respuesta a los tres anteriores... a un precio que resulte «vendible» dentro de las coordenadas del mercado. «Este es nuestro gran reto para atacar el mercado post-covid».

La industria textil, que es la cliente de la industria de tecnología especializada para el sector, también encara sus propios desafíos, y las propuestas tecnológicas deben tenerlo en cuenta a la hora de formular sus propuestas.

En efecto, según Alejandro Gallego «la pandemia ha acelerado las tendencias que desde hace años vienen afectando al modelo productivo del sector, como son la digitalización, clave para monitorear la producción a través de datos recopilados y así optimizar los procesos productivos; la automatización de los procesos y la industria 4.0; la relocalización y la omnicanalidad». Sin descuidar y la necesidad de adaptación a las crecientes exigencias medioambientales.

Amtex es la sección de maquinaria textil dentro de Amec, Asociación de las Empresas Industriales Internacionalizadas. Por tanto, uno de sus cometidos fundamentales es el apoyo a la exportación.

Estados Unidos sigue siendo el principal mercado para los productores españoles representados en Amtex. El país mantiene una clara tendencia creciente en cuanto a las importaciones de productos españoles desde 2016. Portugal sigue siendo asimismo el segundo destino de las exportaciones españolas, con una tendencia similar a la de Francia, tercer destino más importante en el año 2020.

Es notable el descenso en las exportaciones españolas a Méjico en los últimos años. Italia, India, Marruecos y Turquía permanecen como importantes países de destino. Y «habrá que estar atentos para ver como se reconfigura el ranking tras 2020», ha advertido Gallego.

Ante la situación actual y los problemas de movilidad, «el cliente pone en valor la proximidad del proveedor, por lo que las empresas con implantaciones en el exterior o con distribuidores consolidados han sufrido un menor impacto en las ventas».

Amec Amtex recuerda que las principales citas del sector en 2021 serán las de ITMA Asia (Shanghái, China), Caitme(Uzbekistán), Interzum (Alemania), ITME India (India), y el Roadshow Europeo en que los miembros de Amec (que prefiere citarse a sí misma en minúsculas, de acuerdo con su logotipo: amec) visitarán a potenciales clientes de Polonia y Bielorrusia.

Las restricciones a la movilidad internacional por la pandemia, sumada a la anulación de ferias presenciales por la misma causa, han hecho que Amec multiplique sus iniciativas digitales: misiones virtuales B2B; participación en ferias virtuales como WTIN (el stand de Amec recibió este octubre más de 3.000 visitantes); actividades de networking, y otras.


  
Publicado en TEXTIL EXPRES - Revista Número 252 - Diciembre 2020
© TEXTIL EXPRES 2020