Intentará hallar un hueco en el calendario para celebrarse todavía dentro de 2022.

Ayer, la feria de Hannóver comunicó que su salón de alfombras y revestimientos de suelos Domotex, que debía celebrarse del 13 al 16 de enero, no tendrá lugar en esas fechas.

La idea era recomenzar con un salón presencial, y con «varias opciones de participación virtuales también disponibles». Iba a ser un salón compacto, en los pabellones 11, 12 y 13. Las dudas eran ya patentes en el mismo momento de la convocatoria, pero pesaba más la confianza en la oportunidad del evento.

En el momento de la convocatoria la directora del salón, Sonia Wedell- Castellano, había dicho ya que muchos de sus expositores y socios del mercado, a pesar de estar claramente interesados en volver a empujar otra vez el negocio con una participación presencial en feria, seguían viendo cuestiones políticas, sanitarias y económicas todavía por resolver, que generaban incertidumbre. Por ese motivo muchos decidieron no participar en Domotex hasta enero de 2023, y esta era una decisión de una parte de las empresas habitualmente participantes, anterior a la actualmente tomada por los organizadores. Por ello, y no obstante esa constatación, Domotex y aquellos expositores que sí que decidieron entonces participar apostaron por convocar Domotex para enero de 2022 sabiendo que sería un evento más concentrado y más compacto, ajustado a las necesidades de la industria en este momento.

Pero no ha podido ser. Y no porque las autoridades alemanas lo hayan prohibido (en este otoño en que las cifras de contagio de la Covid-19 vuelven a aumentar), sino porque el sector duda sobre la capacidad y disposición a viajar de quienes deberían acudir a la feria.

«Hemos estado luchando por Domotex junto con las empresas expositoras hasta el final, y hemos permanecido en comunicación diaria con la industria durante meses —dice Sonia Wedell-Castellano, directora global de Domotex en Deutsche Messe AG—. Domotex se ve particularmente afectada por el impacto de la pandemia de coronavirus, ya que la gran mayoría de los expositores y asistentes provienen del extranjero. Sin embargo, dada la actual situación de la pandemia, no se espera que los viajes de negocios internacionales se recuperen en el corto plazo».

Sobre la propuesta de un salón compacto de relanzamiento en tres pabellones, que era el formato que se pensaba adoptar, Wedell-Castellano ha añadido que, «lo que se consideró un escenario de reinicio realista y prometedor hace un mes, y también fue bien recibido por el mercado, ha demostrado que ya no es factible en los últimos días».

Los organizadores informan que están buscando una fecha apropiada para Domotex, más adelante, dentro de 2022. Es decir que no se celebrará en enero, pero no se dejará transcurrir el año en blanco.

© - TEXTIL EXPRES - 2021