El textil valenciano, presionado por los costes de electricidad, propone la alternativa fotovoltaica.

Hace unas horas informábamos de la reunión del Comité Ejecutivo de la patronal del textil valenciano, Ateval, que tuvo lugar ayer en Crevillent.

Al margen de los aspectos económico-estratégicos allí analizados, un punto importante fue, también, la búsqueda de soluciones para un desafío de máxima actualidad: la subida de los costes energéticos.

La patronal plantea «la posibilidad de generar su propia energía» como «una salida a la difícil situación que atraviesan las empresas» del sector textil. Es la razón de que el encuentro haya escogido como escenario las instalaciones de Grupo Enercoop, Cooperativa eléctrica que trabaja por una producción eléctrica 100% limpia.

Según una nota de Ateval, «la actual crisis energética está poniendo en una situación límite al sector, justo cuando empezaba a vislumbrar cierta recuperación tras la pandemia. Según una encuesta llevada a cabo por el Consejo Intertextil Español (CIE) recientemente, casi el 100% de las industrias textiles se han visto gravemente afectadas por esta crisis».

Ateval indica que el director general del Grupo Enercoop, Joaquín Mas, ha señalado que la situación actual de los costes energéticos en España se debe principalmente «a la excesiva dependencia que tiene España de los combustibles fósiles». Y que la alternativa de «producción en régimen de autoconsumo a partir de energía solar fotovoltaica es técnicamente posible, comercialmente viable y económicamente rentable».

En la jornada participó Eduardo Díaz, presidente de Unifam (Unión Nacional de Fabricantes de Alfombras, Moquetas, Revestimientos e Industrias Afines y Auxiliares). Este dijo: «hoy estamos en este acto para colaborar en el impulso a nuestras empresas, porque la colaboración estrecha entre los sectores públicos y privados son la clave del crecimiento. Crevillente es un ejemplo de esta colaboración, específicamente en el sector energético, donde la administración local acompaña e incentiva la iniciativa privada, como es el caso de Cooperativa Eléctrica (Grupo Enercoop) a través de las Comunidades Energéticas Locales». Enercoop y Unifam estudian formalizar un convenio para impulsar esas actuaciones de cooperación empresarial a través de una Comunidad Energética Industrial, «ofreciendo una alternativa pionera basada en un modelo energético justo, democrático, descentralizado, limpio, renovable y digital».

Los asistentes a la jornada, después de la reunión del Comité de Ateval, visitaron las instalaciones de Enercoop, su Planta Solar El Realengo, y la planta piloto de autoconsumo colectivo de la comunidad energética Comptem – Merlon, un proyecto en el que toma parte también el Ayuntamiento de Crevillent.

© - TEXTIL EXPRES - 2021