Web Analytics Made Easy - Statcounter

Situación y desafíos
TEXTIL EXPRES Revista – 256 - ABRIL 2022

Las relaciones con otros grandes socios crecen a dos dígitos (sobre 2019), pero España sigue por debajo.

Aunque, como decimos en otro artículo de este número de Textil Exprés, Modtissimo es un salón veterano pero joven (si se compara con su precedente Portuguese Offer, al que Modtissimo reemplazó a comienzos de los años 90), algunas cosas pueden ser tan antiguas como la humanidad: cada generación (y en medio siglo se han sucedido unas cuantas) parece oír en los pasillos algunos temas recurrentes, si lo contrastamos con la hemeroteca de esta revista. Es como aquello de que todos los padres les dicen a sus hijos que... «en mis tiempos...».

Pues bien, en los pasillos y en los stands de Modtissimo de febrero se oían comentarios recurrentes. Por ejemplo, que las nuevas generaciones de empresarios de la moda en Portugal tampoco quieren saber nada de fabricación ni de cadena de aprovisionamiento. Saben mucho de márketing y comercialización, y buscan que alguien externo se encargue de fabricarlo. Bueno, eso es tema frecuente desde hace muchos años, aunque a Portugal la sigue distinguiendo su saber hacer y su base industrial. Y aunque desde hace años les cuesta (o eso afirman) encontrar la renovación de profesionales para esa estructura.

Una línea de comentarios contradictorios es la que apunta a que Portugal no tiene muchas marcas propias de renombre (en indumentaria) y que la industria tampoco parece quererlas, puesto que le interesa hallar salida a su capacidad de fabricación, basándose en una ventaja competitiva de costes (por comparación con otras industrias europeas, no tanto si se pone en relación con otras zonas de subcontratación).

Todos estos comentarios abundan y se contraponen, lo que evidencia la ebullición que se vive hoy, en un sector vivaz, potente, a la par que atento a los grandes cambios que también le afectan. La calma no se respira, quizá porque la quietud conduciría a la muerte.

Como puntos de esperanza: Portugal lleva años apostando por la sostenibilidad. Y, si ser sostenible se convierte en un factor competitivo, la industria del país dispone de una baza de primer orden.

La facturación del textil/vestir portugués aumentó un 13% en 2021, hasta los 7.750 millones de euros. Esto supone recuperar y superar muy ligeramente los niveles anteriores a la pandemia, pero todavía se queda por debajo del dato de 2018, debido a que 2019 (el año antes del coronavirus) no fue un buen año para el sector del país, con un pequeño descenso entonces del 1,5%, a causa de la situación internacional y de una pérdida ocasional de competitividad exterior.

España sigue siendo el principal cliente, absorbiendo el 25% de las exportaciones portuguesas de textil y vestir, bien por delante del segundo clientes, que es Francia (una cuota diez puntos inferior). Pero las compras que España realiza, a pesar de haberse recuperado un 15% con respecto al año de la pandemia, están un 14% por debajo de la pre-pandemia, mientras que en el grupo de diez principales clientes todos se han puesto en dos dígitos (a veces dos dígitos altos) por encima de 2019, excepto Alemania que, no obstante también está un 7% por encima. El resultado de todo esto es que la cuota de España en las exportaciones de Portugal ha bajado cinco puntos y medio, desde el 30,6% que pesaba nuestro país en 2019, al 25% que antes hemos indicado.

España no solo es el principal socio comercial de Portugal como mercado, sino que también es su primer proveedor, pesando un 33% en las compras portuguesas de textiles y vestir, 21 puntos por delante de Italia, que pesa un 12%. El tercer proveedor de Portugal es China, con un 9% sobre el total de sus compras.

 

TEXTIL EXPRES Revista – 256 - ABRIL 2022

 

TEXTIL EXPRES Revista – 256 - ABRIL 2022

© TEXTIL EXPRES


Relacionados

Muy leídos